Cultura

La Cárcel Real de Tarifa acogerá desde el lunes una exposición del pintor Agustín Segura

  • El tarifeño fue uno de los mejores pintores españoles de mitad del siglo pasado

Agustín Segura (a la izquierda), fotografiado junto al ministro José Luis Arrese en una de sus exposiciones Agustín Segura (a la izquierda), fotografiado junto al ministro José Luis Arrese en una de sus exposiciones

Agustín Segura (a la izquierda), fotografiado junto al ministro José Luis Arrese en una de sus exposiciones

La Cárcel Real de Tarifa acogerá a partir del próximo lunes, 8 de abril, la exposición Agustín Segura Iglesias: vida y obra del insigne pintor tarifeño. El acto de inauguración será a las 19:30 en el salón de actos de la Casa de la Cultura.

En el acto estará presente la hija del pintor como representante de la familia y también intervendrán personas del mundo de arte que conocieron al artista. Tras esta acto inaugural se abrirá la exposición en la sala de la Cárcel Real, que será visitable hasta el día 16 de abril en horario de 19:30 a 22:00.

Agustín Segura nació en Tarifa en 1900 y aunque marchó a Sevilla a los pocos meses de nacer, siempre se consideró tarifeño y mantuvo con su ciudad natal una estrecha relación, dejando en esta ciudad varias de sus obras, entre ellas el cuadro de la Virgen de la Luz que se venera en la iglesia de San Mateo desde el año 1953.

Durante la década de los años 30 del siglo pasado, Agustin Segura ya era un consumado pintor, especializado en el retrato. Durante el periodo republicano retrató a personajes de la cultura como Pío Baroja o el dramaturgo Pedro Muñoz Seca. Tres jefes de gobierno de la II República posaron para él, además de otros destacados personajes de la vida pública de entonces.

Concluida la Guerra Civil, Agustin Segura afianzó aún más su prestigio, como lo muestra los premios conseguidos en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, donde en el año 1945 consiguió la medalla de honor por el cuadro titulado Camerino.

Este éxito motivó que el Ayuntamiento de Tarifa le nombrara Hijo Predilecto de la ciudad y le diera su nombre a la calle donde nació.

Su fama y consideración continuó en aumento y durante las décadas de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo pintó miles de retratos de personajes tanto españoles como extranjeros, siendo según sus palabras, el pintor mejor retribuido de la época.

Agustín Segura hizo más de 2.000 retratos, lo que sólo fue una parte de su ingente obra artística. El pintor tarifeño consiguió la mayor maestría en el arte de los bodegones. Pero fue en los cuadros de género, de fuerte estilo costumbrista, donde el artista tuvo la oportunidad de profundizar en el alma humana.

El tarifeño se convirtió en uno de los principales valores culturales de España y sus regulares exposiciones en el Salón Cano de Madrid eran acontecimientos sociales de primer orden. Entre los numerosos premios y honores que recibió, destacar la Gran Cruz de Alfonso X, que le fue entragada de manos del ministro de Educación y Ciencia.

La vida del pintor tarifeño y la calidad de su obra podrá verse en la próxima exposición que abrirá sus puertas el próximo lunes y que está organizada por el Museo-Fundación Wenceslao Segura (www.mfwenceslaosegura.es).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios