Cultura

Pedro Guerra: "Hay que seguir creyendo en las utopías"

  • El cantautor canario reedita su primer disco, 'Golosinas', con nuevas colaboraciones y una gira de presentación por toda España

Pedro Guerra, durante la entrevista. Pedro Guerra, durante la entrevista.

Pedro Guerra, durante la entrevista. / tamara rozas / efe

Pedro Guerra echa la vista atrás para actualizar su primer disco, Golosinas, referencia de la canción de autor que sirvió de bálsamo en 1995 para las heridas de una grave crisis económica y política, convencido de que hoy, como entonces, "hay que seguir creyendo en las utopías".

Lo dice a propósito de la vigencia de canciones que apelan a la conciencia social como Contamíname o Las gafas de Lennon, solo unas horas después de la dimisión de una ministra del PSOE acusada de aprovechar su posición para obtener beneficios docentes y meses después de que otro ministro del presidente Pedro Sánchez renunciara por un subterfugio fiscal. "Lo primero que se me pasa es que menos mal que ha habido dos ministros que igual no lo han hecho bien, pero que han dimitido. Ahí ha habido una diferencia grande, porque antes nadie lo hacía. No soy del PSOE, pero lo han hecho bien en estos dos casos", afirma.

Reflexivo como acostumbra a ser en su vida y en sus canciones, el músico tinerfeño considera que ni siquiera la antigua polémica sobre el chalé de Pablo Iglesias, líder de Podemos, le parece algo a tener demasiado en cuenta como mácula de la izquierda ideal. "Hay que seguir creyendo en las utopías y valorar a la gente por su trabajo global, no por cosas pequeñas o puntuales, porque aunque la coherencia es importante, la coherencia absoluta no existe: depende de los momentos y situaciones y me parece más importante la honestidad", señala el cantautor.

El próximo mes de octubre, Guerra (Güímar, 1966) cumplirá 25 años de su llegada a Madrid, "con una guitarra y tres o cuatro casetes" llenas de canciones como El marido de la peluquera, Deseo o Rayas, en definitiva, la simiente de Golosinas, que se grabó en directo en la mítica sala madrileña Libertad 8, donde durante año y medio tocó y alumbró el resto del repertorio. "De aquella época, que fue muy importante para mí, queda todo. He madurado y he adquirido experiencia hasta conocer mi oficio mucho mejor, pero la esencia y la manera de componer se asentó ya ahí", observa el músico.

Con motivo del aniversario de un proceso creativo que arrancó en realidad en 1993, mañana viernes se edita Golosinas 2018, con el álbum original remasterizado y cuatro versiones nuevas a dúo con artistas destacados que, de alguna manera, son herederos de su escucha. "Rozalén (que reinterpreta Las gafas de Lennon) también viene de Libertad 8. En el caso de Juanes (Peter Pan), la conexión de los cantautores con artistas de otros estilos está muy presente en América Latina. Quizás Pablo López (Deseo) y Vanesa Martín (Contamíname) pertenecen a otro mundo, pero en México se habla mucho de cancionistas, lo que nos aglomera a todos", enumera.

El motivo de este relanzamiento hay que buscarlo también en el momento actual. "Hay cierto paralelismo con lo que se vivía a principios de los 90. Habíamos vivido una crisis muy grande y aparecimos toda una generación de cantautores, como ahora, que hay un resurgir", destaca antes de citar a compañeros como Marwan, Andrés Suárez o la propia Rozalén. Si las agendas lo permiten, puede que alguno de ellos esté en su próxima gira, que arrancará el 2 de noviembre en Lanzarote (Teatro Salinero de Arrecife) y continuará el 3 en Fuerteventura (Palacio de Congresos de Puerto del Rosario), el 4 en Las Palmas (Auditorio Alfredo Kraus), el 23 en la localidad tinerfeña de La Orotava (Auditorio Teobaldo Power) y el 24 en La Palma (Terrero de Lucha). Ya en 2019 está confirmada su presencia en Madrid el 16 de enero (en una sala por confirmar), en Valencia el 18 (Palau de les Arts) y en Murcia el 9 de febrero (Teatro Circo), por citar algunos puntos. Por ahora, no hay concretadas fechas para Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios