Cultura

Juan Perro reconstruye su casa en el aire con el acústico de 'Río negro'

  • Santiago Auserón recibe el calor de Algeciras bajo el recuerdo de la mítica banda Radio Futura La sala Gramola registra una gran entrada

Para Algeciras ayer era una fecha destacada. Llegó el día, era Santiago Auserón. Sin pretenderse Radio Futura, siendo Juan Perro, pero inevitablemente siendo la misma persona. La Gramola volvió a convertirse en el teatro del rock de Algeciras, aunque con sones cubanos, amante de la grandes noches y superviviente de la crisis alentado por las ganas que esta ciudad posee de alternativas, de música, de directos.

Dentro de la gira Casa en el aire estaba esta ciudad marcada, después de actuar en Cádiz y dentro de la Campus Rock de la UCA tocaba dejarse ver por el Campo de Gibraltar. Auserón se acompañaba, junto a su sonrisa y su entrañable gorro, del guitarrista y cantante catalán Joan Vinyals, con armónica incluida, para desgranar un repertorio que no pretendía ser igual, ni puede que similar, pero nunca parecido, al anterior. Río negro, su quinto álbum de estudio como Juan Perro, era el menú a digerir.

Un público entregado que no dejaba espacio dónde avistar al artista, de una edad propia entre los seguidores de la movida madrileña y los amantes del nuevo Auserón. Entre diálogos amables y un contacto directo con el público fue mostrando sus canciones, Poco talento y Río negro fueron de las primeras en sonar. Reivindicó con su acústico los recovecos que pretende, con matices sumergidos en el son cubano o ritmos. El Premio Nacional de Músicas Actuales de 2011 triunfó en la movida de los 80 con Radio Futura convirtiéndose en uno de los cantantes y compositores de mayor relevancia del panorama nacional. Uno de los discos del mítico grupo fue premonitorio de su éxito actual, el publicado en 1987, La canción de Juan Perro.

Las canciones que vino anoche a descubrir Juan Perro procedían de su último disco, del que se han vendido en un año 10.000 copias por canales independientes. Los temas históricos del compositor y líder de Radio Futura se mezclaron en la cita en de la Gramola con otros inéditos y versiones de clásicos que dieron pie a descubrir la propia evolución del artista, a filo de la frontera entre la herencia afroamericana y las tradiciones hispanas, que sellaron un concierto perfecto en la sala algecireña. El zaragozano añadió anoche una nueva sesión de música en directo al más alto nivel, haciendo que los algecireños se acostumbren con tranquilidad a degustar menús exquisitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios