Cultura

La Herencia social de Núñez

  • El artista sanroqueño expone su última colección pictórica hasta el 30 de noviembre en la galería de arte Nando Argüelles de Sotogrande

Hasta el 30 de noviembre el artista sanroqueño Miguel Núñez presenta en la galería Nando Arguelles de Sotogrande, bajo el sugerente título de Herencia Social una muestra consistente en una serie de fotografías en blanco y negro así como instalaciones. La exposición, que se aparta de obras anteriores de carácter formalista pero con un excelente dominio de la técnica, responde a la idea de "levantar el velo" (lifting the veil) de las contradicciones que atenazan a la sociedad actual y que hunden sus raíces en la historia del hombre (herencia social) : bocas distorsionadas por ganchos; puertas con llaves que no sirven para abrirlas; teléfonos con mangos de duchas a modo de auriculares; flautas dulces que son un cartón enrollado; partituras de música en los pedales de un piano; pimientos que simulan pájaros en una jaula….. Todas ellas abundan en la idea de lo contradictorio pero no por ello dejan de tener un profundo sentido estético que, en nuestra opinión, es lo que debe prevalecer en toda obra de arte (sirva, a título de ejemplo, la delicadeza de la foto del pie humano apoyado en la pata del perro).

Está también el tema de la soledad del hombre con esa cama tan vacía que ni siquiera tiene colchón y que contrasta con la belleza de la luz que trasciende por la ventana.

Con toda esta "tormenta de ideas" (brainstorming) Miguel Núñez nos conduce a un mundo donde las contradicciones, la soledad del hombre y de la sociedad actual (otra vez herencia social) se nos muestran de manera evidente.

De otro lado las Instalaciones vienen a resaltar el sentido de interacción entre el espectador que "mira" la obra y ésta en sí misma.

Por último, Miguel Núñez, condensa la idea sobre la que gira su exposición en un libro, que presentó el día de la inauguración Rubén Pérez Trujillano, escritor, poeta y autor de un documentado prólogo del mismo. El libro tiene una línea muy personal, a modo de "poesía visual" con la referencia que, en su momento, diseñaron Joan Brossa, Chema Madoz y Duane Michals.

Como muy bien expresa Rubén Pérez Trujillano en el prólogo del libro Herencia Social "Con Miguel Núñez asistimos a un empleo de la tecnología que lejos de proponerse el dominio de la naturaleza y de la realidad social aspira a quitar el velo con que la indolencia enclaustra nuestra mirada… y nos emplaza a una asimilación en términos artísticos de una realidad cuya transformación exige premura".

Tras ver y "mirar" la exposición de Miguel Núñez el espectador sentirá, como en los versos de La tierra en abril de Rubén Pérez Trujillano, que: "Algo de luz esquiva / quedará en los ojos".

El autor del artículo es Doctor en Derecho y Miembro del Instituto de Estudios Campogibraltareños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios