Cultura

El Florida vive el desembarco de los cantes y bailes de ida y vuelta

  • Algeciras acoge la tercera escala de la gira nacional de Las Minas Puerto Flamenco Los artistas desgranan la esencia del arte

El teatro Florida de Algeciras se rindió ayer ante el espectáculo Las Minas Puerto Flamenco. Detrás del telón se agolpó el arte de ganadores del mítico festival Cante de Las Minas, que fueron los encargados de arrancar de los asientos la emoción al imponer sobre las tablas la forma de entender, no sólo el flamenco, sino la musicalidad de esos cantes de ida y vuelta entre los puertos desde Europa a América del Sur. Había representación gaditana, escenificada en Eduardo Guerrero al baile y Manuel Soto al cante.

El espectáculo, que empezó sobre las diez de la noche con una previsión de noventa minutos de duración, fue marcando el tiempo con los artistas que iban entrando en escena para desgranar, uno por uno, su especialidad, el talento que les hizo merecedores de ser ganadores y dando una muestra del por qué de la importancia y la razón del legendario Cante de las Minas.

Sobre el escenario eran diez los artistas. No se trataba de un espectáculo flamenco al uso, era un espectáculo singular en el que los artistas iban interactuando unos con otros. El cante estuvo acompañado de las guitarras, y éstas por el baile y la percusión, flauta flamenca y cajón, ininterrumpidamente.

El espectáculo estaba cargado de sensibilidad e imagen, se evidenció como un viaje por la historia del flamenco que se ha paseado y llevado por los puertos de España. Desde habaneras, guajiras, farrucas, cañas, coplas, rondeñas, seguiriyas, tangos, cartageneras, tarantas, soleás, abandolaos, verdiales, reteneras, malagueñas, alegrías, fandangos o bulerías se pusieron sobre las tablas, como pura esencia del flamenco. El montaje del espectáculo caminó sobre la vida en los puertos y sus trabajadores, rindiéndoles homenaje. El puerto como casa y cuna de artistas, el puerto como vida y como esperanza de una nueva, el puerto como eje de comercio y como no, como punto de música y fiesta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios