San Fernando

El tranvía vuelve a la calle

  • Las pruebas dinámicas se reanudan tras un mes paralizadas por el estado de alarma 

El tranvía, esta mañana, por la calle Real. El tranvía, esta mañana, por la calle Real.

El tranvía, esta mañana, por la calle Real. / D.C. (San Fernando)

El tranvía de la Bahía ha vuelto hoy a echarse a la calle tras un mes de parón por el coronavirus. Las pruebas dinámicas que se llevan a cabo con regularidad desde diciembre de 2018 y que, en los últimos meses, se habían intensificado de cara a la puesta en marcha de este nuevo medio de transporte en la Bahía, se han reanudado en pleno estado de alarma para seguir testando las unidades en su recorrido entre Chiclana y San Fernando. 

Estas pruebas, que desde finales del año pasado habían adquirido una periodicidad diaria y se practicaban en distintos tramos horarios, se interrumpieron de inmediato a mediados del pasado mes de marzo cuando se empezaron a aplicar las excepcionales medidas y restricciones contempladas por el estado de alarma. 

Así que a las múltiples vicisitudes que el tranvía ha tenido que sortear en el largo recorrido que inició hace ya más de doce años se sumó también la pandemia del coronavirus, que ha mantenido paralizado el proyecto durante algo más de un mes y justo cuando su esperada puesta en funcionamiento se había confirmado para el primer semestre de este 2019. 

Tras varias semanas de obligado 'confinamiento', una de las unidades utilizadas en las pruebas dinámicas ha vuelto hoy a salir de las cocheras de Pelagagos, en Chiclana, para recorrer todo el trazado hasta La Ardila, en San Fernando, y se ha podido ver circulando con total normalidad a lo largo de la calle Real. 

Según ha explicado la Consejería de Fomento, en esta jornada solamente se han llevado a cabo "labores preparatorias" para reanuadar las pruebas por derecho a partir de la próxima semana y "normalizar la actividad" a pesar de las restricciones y excepcionales medidas que impone el estado de alarma. 

El parón, precisamente, se ha debido a ese margen de tiempo que se ha necesitado para adaptar el trabajo a esas medidas excepcionales. "La reanudación de las pruebas es factible porque se ha podido disponer de los recursos necesarios y se han planificado también las necesidades adicionales para desarrollar estos trabajos en el marco de la actual crisis desencadenada por el Covid-19", explica la Consejería. 

De hecho, apunta la Junta de Andalucía, durante el periodo comprendido entre el 30 de marzo y el 12 de abril, las pruebas del tranvía no podían tampoco retomarse al verse afectadas por la suspensión de las actividades no esenciales ordenanda por el Gobierno de España; medida que se levantó el pasado lunes. 

Precisamente, justo antes de que se decretara el estado de alarma, las pruebas del tranvía superaron un nuevo hito al completarse en la denominada zona mixta, el tramo que discurre entre la parada de La Ardila y el apeadero de Río Arillo, desde donde la plataforma tranviaria enlaza ya con la vía del tren para continuar su recorrido hasta Cádiz. 

Los ensayos en este tramo de tan solo 800 metros pero especialmente relevante para el tranvía se iniciaron el pasado 19 de febrero, una vez finalizadas las obras que desde el verano anterior se habían llevado a cabo en este punto. Se trataba de testar el funcionamiento de las unidades entre el viaducto de La Ardila y la conexión física del tranvía con la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz, que además implica un cambio en la tensión eléctrica, que pasa de 750 voltios (trazado tranviario) a 3.000 (línea férrea). Se incluyeron también pruebas de funcionalidad, optimización, cortocircuito y fiabilidad. Aunque, eso sí, sin que el tranvía se adentrara todavía en la vía del tren para llegar a la capital, que sigue siendo uno de los hitos pendientes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios