Carta abierta ¿Hay que estrangular a Algeciras y su Puerto?

  • "El bloqueo de contenedores por Sanidad Exterior provoca un daño de proporciones incalculables al Puerto tanto en el aspecto económico como reputacional", subraya Fenoy

Un camión llega al PIF de Algeciras.

Un camión llega al PIF de Algeciras. / Erasmo Fenoy

En estos últimos días se ha desatado una tormenta que afecta de lleno a nuestra industria portuaria provocando un daño de proporciones incalculables a la actividad de nuestras empresas logísticas, desde terminales a operadores y, por ende, a nuestro Puerto, tanto en el aspecto económico como reputacional. Y todo ello originado por actuaciones de difícil comprensión.

Para situarnos: existe una norma europea sobre recubrimientos a determinados productos alimentarios que deben cumplir las exportaciones procedentes de terceros países. Y aquí quiero subrayar dos cuestiones básicas: es, por lo tanto, una norma de ámbito europeo y de obligado cumplimiento en todo su territorio.

Esa normativa afecta de lleno a productos de carácter perecedero que, hasta hace relativamente poco tiempo, no entraban por el Puerto de Algeciras. Su establecimiento responde a arduas tareas de comercialización y negociación por parte de nuestras empresas y de nuestro Puerto que han sabido poner en valor las bondades geoestratégicas de sus instalaciones y de los servicios en ellas ofertados. Tanto es así que este tipo de tráficos no ha hecho más que aumentar en los últimos años, con el consiguiente incremento de las inversiones productivas y de creación de empleo en el ámbito logístico y portuario en esta comarca.

Sin embargo, Algeciras vuelve a estar en entredicho con varios centenares de contenedores cargados de mercancía perecedera bloqueados en su Puerto debido a discrepancias con el servicio de Sanidad Exterior en la aplicación o interpretación estricta de la citada normativa. Pero solo ocurre en Algeciras. Tanto es así que esta situación no se está produciendo en ningún otro puerto español ni del resto de la UE, que continúan con este trasiego de mercancías sin incidencias.

En cambio, esta situación, generada desde hace tres semanas en Algeciras por estas decisiones, ha provocado el bloqueo e incluso el rechazo de este tipo de mercancías con el consiguiente desvío de tráficos hacia otros puertos europeos de Italia o de los Países Bajos provocando este daño irreparable a la zona.

El bloqueo de tráficos portuarios, la falta de inversiones para la ejecución de nuestra conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla-Madrid… ¿Por qué estas trabas? ¿Hay que estrangular a Algeciras y su Puerto?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios