CRISIS EN LOS PUERTOS | El gobierno da por hecho que la ue ratificará la sanción de 24,4 millones

Fomento tramitará el real decreto de la estiba como asunto de urgencia

  • El ministro De la Serna espera que el diálogo entre la patronal y sindicatos dé estabilidad al sector y evite la fuga de tráfico portuario

  • Anesco estima que será un proceso complejo

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ayer. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ayer.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ayer. / paco campos / EFE

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, reiteró ayer su disposición a tramitar por la vía de urgencia el real decreto que desarrolla normativamente la reforma del sector de la estiba y sus aspectos laborales, para atender así la petición realizada el pasado lunes por la patronal Anesco y los sindicatos del gremio.

El borrador del real decreto incluye los aspectos laborales de la reconversión del sector a partir de los que empresas y representantes del sector alcanzaron este lunes un principio de acuerdo que prevén seguir negociando con el fin de lograr un pacto definitivo, especialmente en materias como la continuidad en el empleo (subrogación) y la mejora de la productividad en los puertos como principales aspiraciones de los sindicatos y la patronal, respectivamente.

Las partes tienen las herramientas suficientes para lograr un acuerdo rápido"

De la Serna expresó su "gran satisfacción" ante la perspectiva de que se cierre un acuerdo en el sector de la estiba que otorgue estabilidad al sector y aleje el peligro cierto de que se desvíen tráficos a otros puertos de África y Europa. El ministro reiteró que el preacuerdo entre la patronal y los sindicatos demuestra que el decreto ley con el que se reforma el sector y el real decreto que lo desarrollará "tienen las herramientas suficientes para lograr un acuerdo rápido".

"No es extraño que en el momento en que las reglas del juego generan un equilibrio entre las dos partes sentadas a la mesa de negociación, el acuerdo se produzca", declaró el ministro en una jornada sobre internacionalización. El titular de Fomento se refería así al hecho de que la reunión en la que surgió el principio de acuerdo tuvo lugar días después de la aprobación del decreto ley, frente a las mantenidas los meses anteriores, cuando los sindicatos sabían que los grupos parlamentarios no iban a permitir su aprobación.

Sobre la posibilidad de evitar la primera multa impuesta por el Tribunal de Justicia de la UE en diciembre de 2014 a España por incumplir la normativa comunitaria con el régimen legal de la estiba, que asciende a 24,4 millones de euros, De la Serna reconoció no ser nada optimista. "No tenemos notificación oficial, esperaremos unos días, pero francamente no soy nada optimista", indicó. "Perdimos una oportunidad valiosísima, que estoy seguro también hubiera tenido continuidad en un acuerdo, y que ahora permitiría estar en otros escenarios", indicó en relación al rechazo del Congreso en marzo al primer decreto ley que presentó para reformar el sector.

"Los efectos colaterales, que espero no se produzcan, será pagar la sanción anterior, pero lo importante es que ya no tendremos que hacer frente a la posible multa de 134.000 euros diarios y que hemos cumplido como país", concluyó en referencia a la segunda multa que la UE tenía previsto imponer a España.

La patronal Anesco matizó ayer la posibilidad de cerrar un acuerdo la próxima semana con los sindicatos al indicar que la reunión convocada para el jueves 1 es para constituir la mesa negociadora.

Anesco aseguró que a raíz de ese encuentro "comenzará un complejo proceso hasta que, como es voluntad de la asociación, se puedan alcanzar acuerdos" al que acudirá con "voluntad de diálogo".

El sindicato Coordinadora había dicho la víspera, según su coordinador general, Antolín Goya, que esperaba dar por cerrado un acuerdo entre los días 1 y 2 de junio que permitiera cerrar la crisis del sector en poco tiempo.

Al igual que la patronal, también fueron cautos en cuanto a los plazos los sindicatos UGT y Comisiones Obreras. El secretario general del sector marítimo de UGT, José Manuel Pérez, ha señalado que desde su formación ven dificultades en la negociación, puesto que no conocen los "límites" de ésta, y por ello se encuentran en "inferioridad de condiciones en un "campo minado".

Pérez recalcó que, por ende, el conflicto entre trabajadores, patronal y Gobierno "no se ha acabado" y que, de hecho, "acaba de empezar", para añadir que, desde UGT, consideran muy difícil salir de él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios