Los Barrios

Endesa invertirá 34,5 millones en Los Barrios para suministrar gas natural a buques

  • La nueva terminal alcanzará una capacidad de almacenamiento de GNL de 4.080 metros cúbicos y un volumen de energía gestionada al año de 1.100 GWh

  • La compañía energética prevé culminar su inversión en 2023

Vista aérea de la terminal de Endesa en el Puerto de Algeciras Vista aérea de la terminal de Endesa en el Puerto de Algeciras

Vista aérea de la terminal de Endesa en el Puerto de Algeciras

Endesa prevé invertir hasta 34,5 millones de euros en los próximos dos años en su terminal portuaria de Los Barrios para convertirla en un punto de bunkering de gas natural licuado. La compañía apuesta por un mercado en crecimiento dentro de su estrategia de transición energética e instalará en los terrenos que tiene en el Puerto de Algeciras una terminal que alcanzará una capacidad de almacenamiento de alrededor de 4.080 metros cúbicos y un volumen de energía gestionada al año de 1.100 GWh, que permitirá suministrar a un creciente número de buques propulsados con GNL.

El proyecto acaba de superar un trámite clave, la ampliación del plazo de la concesión de la actual instalación por parte de la Autoridad Portuaria de Bahía de Algeciras, y cuenta ya con la autorización ambiental. Le restan solo algunos pasos para poder ejecutar la obra. La compañía prevé una inversión inicial de 15,6 millones de euros, pero esta se elevará hasta los 34,5 millones con la incorporación de la última tecnología existente. La fecha clave es 2023: para entonces el proyecto debería estar culminado. 

Pero además, los terrenos de la terminal de Palmones tienen espacio suficiente para una ampliación futura. Endesa considera posible habilitar dos muelles adicionales en su espacio portuario, de forma que se pueda ir aumentando progresivamente la capacidad de almacenamiento conforme vaya incrementándose la demanda de GNL. Así, podrá pasar de los 4.080 metros cúbicos iniciales a 10.000 en los próximos años. 

Las previsiones de Endesa van en línea con el crecimiento esperado por el mercado de gas natural para transporte marítimo. Desde el pasado uno de enero, el contenido máximo de azufre de los combustibles para uso marítimo se ha reducido al 0,5 % (frente al 3,5 % anterior) a escala global con el objetivo de reducir la contaminación atmosférica y proteger la salud y el medio ambiente. A esto se añade la negociación para el establecimiento por parte de la Organización Marítima Internacional (OMI) de una zona de control de emisiones en el Mar Mediterráneo, como ya existen en otros puntos del planeta, lo que rebajaría ese límite al 0,10%. Hay otro objetivo en lontananza: el compromiso de la OMI es una reducción de las emisiones de CO2 del transporte marítimo internacional de un 70% en 2050 comparadas con los niveles de 2008.

Para lograr esos objetivos ambientales el GNL se configura como combustible clave. El gas natural licuado elimina la casi totalidad de las emisiones de óxidos de azufre y partículas, entre el 80 y el 90% de las de óxidos de nitrógeno y un 20-30% de las emisiones de dióxido de carbono. Como ejemplo, un barco propulsado por GNL reduce emisiones de CO2 equivalentes a 10.000 vehículos.

España, por las infraestructuras ya existentes en sus puertos, está llamada a jugar un papel de liderazgo en el bunkering de gas natural dentro de la Unión Europea. El crecimiento se está constatando ya en los últimos tres años. Hasta junio se realizaron 297 operaciones de suministro de GNL a buques en España, frente a 89 del mismo periodo del año anterior. En el 2018, el total de operaciones del año fue de 60. En el primer semestre de este año se suministraron 62.837 metros cúbicos de gas natural.

Fue precisamente en Algeciras donde se realizó el primer suministro de GNL como combustible marino del país, en 2012. Y en el mismo puerto se centra ahora Endesa aprovechando la ubicación de sus instalaciones en uno de los puntos de mayor tráfico marítimo, dentro de su estrategia de transición energética y descarbonización. Por el Estrecho pasarán sin duda buena parte de los 169 buques propulsados por GNL que existen, a los que se suman 222 que ya han sido contratados y 126 adaptados.

En el proyecto se incluye también la instalación de una gasinera, que permitiría el suministro de GNL por carretera. Pero además de esta actividad, la terminal de Los Barrios tiene cabida para otras líneas de negocio al permitir acceso de todo tipo de barcos, de cualquier calado. 

Las obras de acondicionamiento, consistentes fundamentalmente en la instalación de los tanques y la red de tuberías, supondrán la creación de hasta 125 puestos de trabajo en la fase de construcción hasta finales de 2022.

Hasta ahora, Endesa utilizaba esta instalación principalmente para actividades de descarga de carbón, así como para el almacenamiento de cable de la fibra óptica y de cable de conexión eléctrica. En 2019, la compañía gestionó un volumen de energía distribuida de 116.611 Gwh del que 79.784 GWh correspondieron a ventas de gas de 79.784 GWh.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios