La Línea

Un proyecto repoblará el litoral linense con 'patella ferruginea'

  • Los ejemplares se criarán en Melilla y serán trasladados hasta el puerto Alcaidesa Marina

El puerto Alcaidesa Marina, que se repoblará con la patella ferruginea. El puerto Alcaidesa Marina, que se repoblará con la patella ferruginea.

El puerto Alcaidesa Marina, que se repoblará con la patella ferruginea. / e. s.

El litoral de La Línea se repoblará con la patella ferruginea, una lapa en peligro de extinción que ya ha desaparecido de varias partes del litoral mediterráneo. Se trata de un proyecto de la Unión Europea que tiene como investigador principal al linense José Carlos García, catedrático de zoología y director del Laboratorio de Biología Marina de la Universidad de Sevilla, en el que también están inmersos Acciona Ingeniería y la Autoridad Portuaria de Melilla.

La iniciativa, denominada LIFE REMoPaF, cuenta con un presupuesto de 1,8 millones de euros a distribuir en cinco años y consiste en la colocación de unas estructuras en el puerto de Melilla en las que se instalarán larvas de patella ferruginea. Una vez que se conviertan en juveniles, serán trasladadas al puerto deportivo Alcaidesa Marina, donde está previsto que se desarrollen.

El catedrático linense José Carlos García es el investigador principal en esta iniciativa europea

Los responsables del estudio han elegido este enclave porque se trata de una zona que reúne las condiciones para que la población de estos ejemplares pueda alcanzar un tamaño que le permita desarrollarse como hábitat reproductora. Las especies serán trasladadas al dique exterior del puerto, sobre el que ya se asientan ejemplares de esta lapa, ya que se trata de un lugar que tiene capacidad de blindaje.

El proyecto arrancó el 7 de julio de 2016 y finalizará el 30 de junio de 2021. Ahora se encuentra en su primera fase y el primer traslado se producirá a finales de este año. La iniciativa se ha centrado durante estos años en desarrollar una técnica para reducir la elevada mortalidad de la lapa ferrugínea a la hora de trasladarla. El proyecto se centrará ahora en demostrar que la metodología desarrollada puede permitir la reintroducción y recuperación de la especie.

La iniciativa fue presentada el pasado jueves en Melilla en una rueda de prensa a la que asistieron la mayoría de las 11 personas que trabajan en este proyecto, que participan desde el miércoles en la segunda visita de seguimiento.

El proyecto, liderado por Acciona Ingeniería, con la participación de la Universidad de Sevilla y la Autoridad Portuaria de Melilla, fue escogido por la Comisión Europea para formar parte del programa LIFE 2015, que apoya las iniciativas medioambientales y de conservación de la naturaleza con mayor relevancia.

Se trata del primer programa destinado a la conservación de un invertebrado marino dentro del programa LIFE a nivel nacional y cuenta con la financiación de la Comisión Europea del 60% de los costes del proyecto, cuyo presupuesto total es de 1.810.566 euros. De ellos, Acciona Ingeniería aporta 542.873 euros, la Universidad de Sevilla 171.332 euros, y la Autoridad Portuaria de Melilla 130.970 euros, mientras que el resto es financiado por Europa.

Melilla es una zona de alta densidad de patella ferruginea, como las islas Chafarinas, Ceuta, la isla de Zembra (Túnez) y las islas Habibas (Argelia). En estas zonas se encuentran las únicas poblaciones actuales en buen estado de conservación de esta especie.

Las causas de la regresión de la especie se asocian tanto a la acción directa del hombre, principalmente por recolección y captura, como a la contaminación, ya que la especie presenta una serie de requerimientos biológicos y ecológicos que le inducen a presentar una baja capacidad de dispersión y de adaptación a la alteración de su hábitat.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios