Tertulia de Cuaresma

Propuestas para mejorar una Semana Santa de La Línea en auge

  • Los asistentes a la cita organizada por Europa Sur en el restaurante Carboneros 27 de La Línea destacan el buen momento de la celebración cofrade y plantean sugerencias para realzarla

  • Juan Franco ofrece la remodelada avenida de España para la carrera oficial de los próximos años

De izquierda a derecha, Rafa Máiquez, José Ramón Mata, Jesús Luque Caparrós, José Manuel Pulpillo, Juan Franco, Javier Chaparro, José Manuel Barrera, Mercedes Atanet, Carolina Guerrero, Juan Antonio Ruiz Montalba y Sara Rodríguez, participantes en la tertulia cofrade de ‘Europa Sur’.

De izquierda a derecha, Rafa Máiquez, José Ramón Mata, Jesús Luque Caparrós, José Manuel Pulpillo, Juan Franco, Javier Chaparro, José Manuel Barrera, Mercedes Atanet, Carolina Guerrero, Juan Antonio Ruiz Montalba y Sara Rodríguez, participantes en la tertulia cofrade de ‘Europa Sur’. / Erasmo Fenoy

La tertulia de Cuaresma que cada año organiza Europa Sur en La Línea dejó varias propuestas interesantes para el futuro. Celebrada en esta ocasión en el restaurante Carboneros 27, en la Plaza Fariñas, contó con la asistencia del alcalde, Juan Franco; el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, José Manuel Pulpillo; la concejal de Fiestas y Turismo, Mercedes Atanet; Jesús Luque Caparrós, pregonero de la Semana Santa de 2024; José Manuel Barrera, miembro de la permanente del Consejo; Carolina Guerrero, fiscal de la Hermandad de Oración; Juan Antonio Ruiz Montalba, director de La Línea Cofrade; Sara Rodríguez, costalera de la Salud; y José Ramón Mata, vocal de la Delegación Episcopal de hermandades y colaborador de este diario. El debate estuvo moderado por el director de Europa Sur, Javier Chaparro.

Al inicio de la charla, Juan Franco ofreció la recién remodelada avenida de España para la carrera oficial y los participantes recordaron el cambio que se hizo hace unos años a la Plaza Fariñas, que fue revertido de nuevo. “Llevamos una muy buena propuesta hace unos años para que no pasara por la calle Real, con sillas y demás, y solo fue respaldada por dos hermandades”, recordó Pulpillo. “Si se decide cambiar, que esté bien estudiado y sea para un mínimo de unos diez años porque se llevaría a cabo una inversión que al final se perdería”, propuso Ruiz Montalba.

El director de La Línea Cofrade también planteó la mejora de la edición del cartel y de la revista, “escaparates” de la Semana Santa. “Hay que cuidar estos aspectos porque trasciende mucho. Es la imagen de la Semana Santa”, indicó. José Ramón Mata aportó un detalle: “A la revista le falta presente e información de lo que vamos a vivir. Tiene mucha historia pero le falta información de lo que va a ocurrir este año”, explicó. Pulpillo recordó que en principio la revista se contempló como un coleccionable sobre el pasado, el presente y el futuro de la Semana Santa de La Línea.

El hecho de que este año no se haya celebrado una exposición de enseres cofrades tras el éxito del año pasado también fue uno de los puntos de debate entre los participantes. José Ramón Mata fue uno de los más críticos: “No se puede pasar del todo a la nada”. Carolina Guerrero apuntó que una muestra del nivel de 2023 es complicado repetir todos los años y Mercedes Atanet indicó que no se puede ofrecer al público algo inferior. En este punto, Ruiz Montalba propuso que se hagan exposiciones no solo de enseres, sino también de cartelería, para ver la evolución a lo largo de los años, o montar una exposición de gran formato, como la del año pasado, cada cinco años.

En la tertulia también se analizaron los actos que se han llevado a cabo hasta ahora en la Cuaresma. Para Ruiz Montalba la Cuaresma ha sido “fría y sosa”, punto en el que discrepó Mata, que entiende que al estar cada uno “encerrado” en su hermandad no se abre a conocer los actos organizados por otras corporaciones. Puso como ejemplo el concierto del Cuarteto de Música Muñoz Molleda que organizó la Hermandad de la Amargura el pasado sábado en la Unión Deportiva. “Me enteré porque mi vecino era uno de los que tocaba y fue magnífico”, aclaró.

José Manuel Pulpillo explicó que de los 40 días de este periodo, solo los fines de semana se han llevado a cabo actividades y Carolina Guerrero recordó que en las dos últimas semanas ya se comienza a preparar los pasos para las estaciones de penitencia.

La participación en los actos del Consejo Local también se trató en la tertulia y los asistentes coincidieron en que en muchos de ellos “siempre van los mismos” y José Manuel Barrera aprovechó para demandar más participación en los actos en honor a la Patrona. “Que no se nos olvide que es la Alcaldesa Perpetua de La Línea y hay poca participación de las hermandades cuando se celebran los actos y cultos en su honor”, recordó.

Al hilo del papel de las juntas de gobierno, Ruiz Montalba expuso que ahora se vive un boom de los costaleros, con muchos jóvenes que entran en el mundo del costal, mientras que otras facetas de las hermandades están un poco olvidadas. “Hace 10 años había que ir buscando costaleros y ahora hay cuadrillas de sobra”, indicó. Al respecto, Mata apuntó que se trata de un fenómeno generalizado, ya que en Jerez había más gente en un traslado que en el vía crucis oficial del Consejo Local. “Y estamos hablando de una ciudad de mucha tradición cofrade”, dijo. Pulpillo explicó que en La Línea también puede verse más gente en los ensayos que en los actos oficiales.

Jesús Luque, que reside en Sevilla, también advierte esta tendencia. “Allí la costalería va por otro lado. Salvando las distancias, la junta de gobierno es como si fuera el clero, y los costaleros el pueblo llano”, comparó el pregonero, que también recordó que solo el 30% de los costaleros son hermanos de las cofradías. Mata y Ruiz Montalba recordaron que de los grupos de amigos surgieron las hermandades, comparando con los grupos de costaleros entre los que hay incluso personas ateas o de otras religiones, según indicaron los participantes.

Ruiz Montalba propuso que las 14 hermandades de penitencia de la ciudad formen grupos de trabajo para darle un mayor realce a la Semana Santa linense al entender que no existe buena comunicación entre ellas y propuso que se de una mayor difusión a los actos organizados por el Consejo Local.

Tras esta serie de propuestas, los participantes en la tertulia coincidieron en resaltar lo que hace especial a la Semana Santa linense. “Desde el Domingo de Ramos es complicado encontrar sitio en los bares. Tenemos una Semana Santa consolidada e incluso gente de Sevilla que ha visto las procesiones la ha elogiado. Hay que tener en cuenta que somos una ciudad media, no podemos compararnos con las grandes ciudades”, detalló Juan Franco.

Mata recordó que La Línea es la tercera ciudad de la provincia en número de hermandades por habitantes y Ruiz Montalba destacó el nivel de la imaginería, “de lo mejor que hay en Andalucía, no hay parangón”, además del patrimonio con el que cuentan las hermandades.

La edil de Fiestas recordó que al Ayuntamiento le cuesta la Semana Santa unos 60.000 euros en horas extras para la Policía Local, limpieza y otros asuntos. “Ojalá pudiéramos hacer más, pero apoyamos en lo que podemos”, indicó.

La costalera Sara Rodríguez lanzó un par de reflexiones. En la primera de ellas abogó porque no haya rivalidad en las hermandades y en la segunda afirmó que las costaleras no están del todo valoradas y que no tienen las mimas oportunidades que los hombres, ya que en La Línea solo hay dos pasos cargados por mujeres: Salud y Luz y Esperanza Nuestra.

En este punto salió a la palestra el papel de la mujer en las hermandades linenses, “vital” para todos los asistentes. Jesús Luque recordó que en Sevilla se están abriendo ahora debates “ya superados” en La Línea desde hace años, como el hecho de que una mujer pueda ser hermana mayor o que los costaleros deban ser hermanos de las cofradías. “Hace 20 años ya teníamos en la Salud una mujer hermana mayor”, recordó.

El debate se cerró con una reflexión sobre el arropo a las hermandades. Carolina Guerrero, fiscal de Oración, hermandad de la parroquia de San José, indicó que la Semana Santa va a más. “Yo lo mido por la gente que llevamos en la cera. Además, hace unos años no había mucha gente en la calle Clavel a la ida y en Calderón de la Barca a la vuelta. Ahora no hay un metro sin que haya gente. Y en la recogida no puede caber nadie más a las puertas de la iglesia”, reflexionó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios