La Línea

La plantilla de Salud Mental insiste en su demanda de más personal

  • Los trabajadores piden más celadores, monitores de terapia y más dotación en los turnos de noche

Varias personas suben por la pasarela principal del hospital linense. Varias personas suben por la pasarela principal del hospital linense.

Varias personas suben por la pasarela principal del hospital linense. / j. del águila

Los profesionales sanitarios de la unidad de Salud Mental del Campo de Gibraltar, trasladada el pasado junio desde Algeciras al nuevo hospital de La Línea, insisten en su demanda de más personal para atender el servicio en las actuales instalaciones. Un grupo de trabajadores de la unidad ha registrado una instancia ante el Área Sanitaria del Campo de Gibraltar para pedir una reunión a la directora gerente, Carmen Montaño, y al subdirector gerente del hospital linense, Antonio González, en la que el colectivo pretende exponer a los gestores del SAS las deficiencias que, aseguran, arrastra el servicio desde el cambio.

La principal demanda de los trabajadores sigue centrada en la plantilla. El colectivo entiende que la administración sanitaria debe aumentarla dado que, aseguran, así se comprometió el SAS antes del traslado (según el texto de la instancia). Por ello, demandan un celador en el turno de mañana para el control de la zona de consultas en una franja horaria en la que existe bastante trasiego. También reclaman una dotación "adecuada" del número de monitores ocupacionales que permita establecer turnos de mañana y tarde. Según los trabajadores, en estos momentos esta prestación sólo está disponible por las mañanas, aunque ahora hay espacio suficiente.

El SAS ya sostuvo que que tuvo en cuenta las necesidades del servicio antes del traslado

Y también solicitan más plantilla para que cada turno de noche cuente con cinco personas: dos enfermeros, dos auxiliares de enfermería y un celador en lugar de los cuatro actuales. Los trabajadores estiman que es la cifra requerida para cumplir con los protocolos asistenciales.

La Junta de Andalucía ya respondió a estas quejas hace una semana y media, cuando fueron planteadas por primera vez por los profesionales sanitarios. Entonces, la administración sanitaria apuntó que se habían tenido en cuenta "todas las circunstancias, situación de los profesionales, ubicación de los pacientes, infraestructura, mobiliario pendiente de la nueva unidad y la seguridad". Según el SAS, hasta que no estuvo todo "preparado y planificado" no se inició el servicio en La Línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios