La Línea

La falta de pediatras obliga a cerrar consultas en el hospital de La Línea

  • Las bajas y vacaciones dejan la plantilla de medicina infantil en la mitad Suspenden varios turnos de citas programadas El SAS propone reforzar con especialistas del Punta de Europa

Comentarios 1

Los problemas en el servicio de pediatría del hospital de La Línea, lejos de solucionarse, se trasladan del área de Urgencias al de consultas. El Sindicato Médico Andaluz (SMA) en el centro hospitalario de la ciudad denunció ayer que la merma de facultativos de esta especialidad, como consecuencia de varias bajas y vacaciones en la plantilla de medicina infantil, ha obligado en los últimos diez días a la suspensión de varios turnos de trabajo en Consultas Externas por no haber personal suficiente para atender las guardias y el servicio de citas programadas.

La central sindical expuso que el hospital de La Línea posee siete pediatras en plantilla, uno de ellos con contrato de trabajo al 50%, para atender dos consultas diarias, planta y el servicio de urgencias. En estos momentos, según la organización sindical, sólo hay tres facultativos a tiempo completo y el pediatra a media jornada. Una situación que supone contar exactamente con la mitad de plantilla debido a la baja de un médico por enfermedad, otra baja por maternidad y las vacaciones de un tercer especialista. "Con ese personal es imposible mantener a la vez urgencias y consultas, por lo que en los últimos días se han suspendido varios turnos en Consultas Externas. En algunas jornadas incluso se han suspendido las dos consultas diarias, lo que está provocando un incremento de las listas de espera", denunciaron.

No es el único problema derivado de la menor plantilla en pediatría. El SMA sostuvo que uno de los médicos no puede ejercer su derecho a la reducción de jornada para la guarda de menores porque, de hacerlo, agravaría la ya de por sí precaria situación del área. "Además, la falta de personal ha obligado a realizar guardias de presencia física en días alternos y la imposibilidad de que los pediatras libren al día siguiente de una guardia -lo que en el argot sanitario se conoce como saliente-, por lo que tienen que trabajar a pesar de haber estado toda la noche atendiendo a pacientes", resaltaron desde la organización.

El sindicato considera imprescindible que se contrate al menos a un pediatra para poder poner en marcha una de las dos consultas de forma continuada y garantizar la asistencia al margen de las urgencias. Y que éstas, a su vez, se puedan organizar con turnos adecuados y conformes a un cuadrante que garantice los descansos.

El Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar aseguró a Europa Sur que la atención pediátrica está "garantizada" si bien reconocieron que se ha producido una merma de personal como consecuencia de las bajas y vacaciones sin que hayan localizado a un médico de esta especialidad en su bolsa de contrataciones eventuales.

"Para intentar compensar asistencia y descanso de los profesionales que están actualmente trabajando, el área está planificando el apoyo de pediatras del hospital Punta de Europa al de La Línea, principalmente para cubrir guardias", apuntaron desde el Servicio Andaluz de Salud.

A principios del mes de julio el servicio de Urgencias del hospital se quedó sin pediatras al producirse la baja de dos profesionales sanitarios, por lo que los médicos generalistas se vieron obligados a atender a los niños y a recurrir a los pediatras de planta para solventar cualquier duda o para reforzar un diagnóstico. Entonces la respuesta del SAS fue similar: no hay pediatras en paro en la bolsa de empleo del sistema sanitario regional.

Para el Sindicato Médico Andaluz, el SAS ha tenido tiempo para maniobrar y para buscar pediatras para cubrir la plantilla desde el pasado mes de mayo. "Lo peor es que esta situación se veía venir desde el mes de mayo, cuando se produjeron las primeras bajas que dieron lugar a varias reuniones de los profesionales con la dirección sin que no hubiera más que promesas y buenas palabras", criticaron. El colectivo también apuntó que otros servicios como cirugía o enfermería sufren carencias en su plantilla por la falta de sustitutos para cubrir los periodos vacacionales.

El Sindicato Médico, no obstante, agradeció el sobreesfuerzo a los pediatras operativos en el centro linense para mantener la calidad pese a que la asistencia pediátrica es uno de los servicios sometidos a mayor grado de estrés. "El trasiego de niños por el centro es continuo. Tanto por Urgencias como por consultas. Y exigen una respuesta adecuada que se les ofrece a base de un sobreesfuerzo al que el SAS no da solución", concluyeron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios