La Línea Las obras de rehabilitación energética en la barriada Gravina terminarán en julio

  • Los trabajos, que se iniciaron en octubre de 2020, cuentan con una inversión de 1.629.250 euros

Ana Mestre en su visita a las obras de rehabilitación de la barriada Gravina.

Ana Mestre en su visita a las obras de rehabilitación de la barriada Gravina. / E. S.

Las obras de rehabilitación energética que se están realizando en 22 bloques, con un total de 150 viviendas, de la barriada Gravina de La Línea de la Concepción tienen prevista su finalización el próximo mes de julio. La delegada del Gobierno andaluz en Cádiz, Ana Mestre, ha explicado en su visita a las obras, en la que ha estado acompañada de la subdelegada del Gobierno en el Campo de Gibraltar, Eva Pajares, y el director provincial de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), Ignacio Romaní,  que los trabajos los está gestionando AVRA con una inversión de 1.629.250 euros, siendo financiada en un 80% con fondos del programa operativo Feder 2014-2020.

Los trabajos, que se iniciaron en octubre de 2020, se encuentran "al 98% de su ejecución y han consistido en la mejora de cubiertas y fachadas de los 22 bloques de la promoción, con el objetivo de aumentar el confort en las viviendas y reducir en torno a un 30 por ciento las emisiones de CO2 asociadas al consumo de energía”, ha explicado la delegada

Los edificios objeto de la intervención se localizan en la calle Gravina de número 1 al 22, conformando una manzana con las calles Giralda, Barronal y Almendro. Se trata de bloques de cuatro plantas (baja + tres) con seis u ocho viviendas cada uno, según los portales. La promoción fue construida en 1985 y forma parte del parque público de viviendas en alquiler titularidad de AVRA.

Desde la construcción de los edificios, éstos han sido objeto de diversas obras de mantenimiento para reparar daños existentes en elementos o instalaciones comunes, exteriores o interiores, como fachadas, redes de distribución o escaleras.

En 2013, los técnicos de AVRA emitieron informe en el que ponían de manifiesto el buen estado de conservación de la estructura, instalaciones y cubiertas. Sin embargo, se constató un deterioro de los revestimientos de la envolvente en fachadas y en zonas comunes de la promoción, situación agravada a consecuencia de las ocupaciones irregulares de los soportales, con cerramientos de fábrica de ladrillos revestidos y pintados, destinados presumiblemente a trasteros.

El objetivo de los trabajos es reducir la demanda de energía de los edificios

Estas obras afectan a la estructura de los edificios, que ha sido revisada, saneada y reparada, básicamente en lo que afecta a pilares, vigas y dinteles. También se ha intervenido en la cubierta plana no transitable, que se ha sustituido por otra invertida, se ha impermeabilizado y se le ha cambiado el aislamiento.

En las fachadas se ha aplicado un Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE), mientras que los huecos de las fachadas en las orientaciones sur, este y oeste se han protegido con elementos de control solar y quiebravistas para reducir la demanda de energía del edificio y mejorar el nivel del confort de las viviendas.

También se ha intervenido en algunas rampas de acceso de los portales y se ha sustituido la carpintería por perfiles de acero galvanizado en caliente. Las claraboyas existentes que facilitan el acceso a las cubiertas no transitables se han cambiado por unas trampillas con escotillas escamoteables.

En las fachadas se ha aplicado un Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior

Asimismo, se ha procedido a reparar puntualmente la solería de determinadas zonas comunes, especialmente peldaños de escaleras y se se han saneado y pintando los paramentos verticales y horizontales. Finalmente, el proyecto también ha contemplado la reposición de los extintores y la reparación del alumbrado, sustituyendo los cuadros eléctricos de las zonas comunes por otros adaptados a la normativa. Finalmente, se han cambiado luminarias y mecanismos, se ha reparado y limpiado la red de saneamiento y se ha instalado una nueva placa exterior del portero electrónico y terminales en cada vivienda.

Con esta intervención promovida por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, además de mejorar la eficiencia energética de los edificios objeto de la actuación se pretende mejorar la confortabilidad de las viviendas y, con ello, la mejora de las condiciones de vida de las familias que residen en ellas.

La actuación se enmarca en el Plan Andalucía en Marcha impulsado por el Gobierno de Andalucía, “en el que se han incluido inversiones de 150 millones en la provincia de Cádiz entre 2020 y 2023 sólo desde la Consejería de Fomento”, ha explicado Ana Mestre.

Por último, la delegada ha defendido que “esta obra va a cambiar la calidad de vida de estos vecinos tras el apoyo decidido del Gobierno andaluz para mejorar la confortabilidad de unas viviendas con muchos años que carecían de recursos como los que ahora se realizan”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios