La Línea

La Línea inicia los trámites para implantar la identificación de perros por su ADN

  • El Ayuntamiento pretende identificar a los posibles infractores y crear un censo 

Una niña y su madre, con mascarillas, pasean al perro en La Línea. Una niña y su madre, con mascarillas, pasean al perro en La Línea.

Una niña y su madre, con mascarillas, pasean al perro en La Línea. / Erasmo Fenoy

Las delegaciones de Limpieza y Salud del Ayuntamiento de La Línea han iniciado las gestiones para implantar en la ciudad el un sistema para identificar perros a través del ADN, que permitirá no solo el muestreo de las heces de los animales en la calle, sino también otras ventajas, como la posibilidad de identificar a los propietarios que abandonan perros aunque se les arranque el chip o averiguar el origen de camadas abandonadas a través de un mapa genético. 

El alcalde, Juan Franco, y el teniente de alcalde Manuel Abellán han mantenido una reunión con responsables de la empresa ADN Canino para comenzar a tramitar este servicio. Su puesta en práctica conllevará, en primer lugar, una modificación de la ordenanza de tenencia de animales de compañía para facilitar la creación de un censo municipal. Una vez aprobada la ordenanza, todos los propietarios de perros de la localidad estarán obligados a identificarlos con una huella genética. Para ello deberán pasar por el veterinario, donde se les extraerá una muestra biológica y los datos se incorporarán a un software. Los canes deberán llevar en su collar una chapa con un código QR, que podrá ser leído por los agentes de la Policía Local para acceder a los datos del propietario a través de este programa.

Abellán ha comentado que también se realizarán muestreos periódicos con los que se generará un mapa de identificación de las muestras, con lo que se podrá conocer si las mascotas están o no censadas. De esta forma, ante cualquier infracción se podrá sancionar de forma inmediata y, en caso contrario, disponer de toda la información sobre el domicilio del animal. El sistema permite identificar a los dueños de los animales a través del análisis de los excrementos. Las sanciones dependerán de lo que marque la nueva ordenanza.

El Ayuntamiento destaca que este sistema "evitará la dificultad que entraña sorprender in fraganti a los posibles infractores". Además, la creación del mapa genético resolverá además otro tipo de problemas, "pues permite controlar camadas abandonadas , identificar los progenitores y conocer si están o no censados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios