La Línea

Los defensores del pueblo reclaman atención para La Línea ante el 'Brexit'

  • Marugán y Maeztu se comprometen a pedir al Gobierno medidas excepcionales para la ciudad

  • Elevarán las demandas locales a las instituciones de la UE para formar parte de la negociación

Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo, Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, y Juan Franco, alcalde de La Línea, ayer.

Francisco Fernández Marugán, Defensor del Pueblo, Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, y Juan Franco, alcalde de La Línea, ayer. / erasmo fenoy

Los defensores del pueblo de España y Andalucía, Francisco Fernández Marugán y Jesús Maeztu, se comprometieron ayer en La Línea a explicar ante el Gobierno y la Red Europea de Defensores del Pueblo la situación socioeconómica de la ciudad y las posibles consecuencias del Brexit -la salida de Reino Unido de la Unión Europea-. Ambos coincidieron en que debe atenderse la particular condición de este territorio en el ámbito de las negociaciones por ser colindante con Gibraltar y, por tanto, la ciudad española más afectada por el proceso.

Fernández y Maeztu abogaron por la toma de decisiones preventivas por parte de España para minimizar el impacto del Brexit y también para que las demandas de la ciudad y del Campo de Gibraltar sean tenidas en cuenta en las conversaciones que se mantienen abiertas en la UE.

Le vamos a decir a las administraciones españolas que no se olviden de La Línea"Vamos a ser los mensajeros de La Línea, que merece una atención especial"

El futuro de los más de 8.000 trabajadores españoles en el Peñón, el paso por la Verja, el derecho a la asistencia sanitaria, las pensiones o el comercio de bienes y servicios ante la desconexión de Reino Unido de las instituciones comunitarias fueron algunos de los aspectos de los que Fernández y Maeztu tomaron nota durante su visita conjunta a la ciudad. Un hecho singular, apuntaron, dado que se trataba de la primera vez que los representantes de ambas entidades (constituidas en 1981 y 1983) coincidían en una visita institucional a una ciudad para pulsar su situación .

Los defensores desarrollaron una completa agenda de reuniones que comenzaron despachando con el alcalde, Juan Franco, a la que siguió otra con los portavoces de todos los grupos políticos municipales para concluir con una tercera en la que estuvieron representados colectivos sociales como la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (Flavi), la Asociación Socio Cultural de Trabajadores Españoles en Gibraltar (Ascteg) y la Asociación de la Pequeña y Media Empresa Linense (Apymell).

"Estamos de acuerdo con las iniciativas que se adoptan en la Mancomunidad de Municipios. Pero nuestra situación es diferente. Lanzamos un SOS humanitario ante la situación que puede venir y buscamos internacionalizar el conflicto. La voz de un alcalde llega hasta donde llega. La de los defensores del pueblo llega más lejos y con más claridad. El altavoz de La Línea queda en buenas manos", resaltó Franco.

El Defensor nacional reconoció que el de ayer era su primer contacto con La Línea para abordar las consecuencias del Brexit pero valoró haber percibido unidad política y de diagnóstico ante los problemas que pueden sobrevenir para los ciudadanos españoles. "Nosotros no somos una administración. Somos una institución que trasladaremos a las administraciones, en plural, un informe en torno al problema. Nos vamos a dirigir al Gobierno de España para que prevenga las consecuencias. Hay un riesgo de que no salgan las cosas bien con el Brexit", reconoció Fernández Marugán. Para el Defensor nacional, el modelo de negociación que establezca España sobre el Brexit debe prestar atención a la situación de Gibraltar, que va unida inexorablemente a La Línea. "Le vamos a decir a la administración española que no se olvide de La Línea", enfatizó Fernández Marugán, quien se centró en el flujo diario de españoles que entran en Gibraltar para trabajar y cuyas condiciones se verán modificadas.

Su homólogo para Andalucía, Jesús Maeztu, también destacó la conexión entre La Línea, Gibraltar y el Brexit. "Necesitamos que La Línea no sea la gran olvidada. Esta visita será histórica si La Línea empieza a ver la luz. Ahora no deja de ser simbólica", matizó Maeztu.

El Defensor del Pueblo Andaluz ya planteó en una primera reunión de la Red Europea de Defensores del Pueblo celebrada en Bruselas (Bélgica) las particularidades que rigen en Andalucía, donde se residen un tercio de los británicos afincados en España. "El Brexit afecta a los agricultores almerienses que exportan sus productos, a los británicos que viven en la Costa del Sol y también a los 10.000 españoles que hay en Londres. Nosotros no usurpamos ni competimos con los negociadores del Brexit, sino que les advertimos de las consecuencias que tendría un acuerdo o un mal acuerdo", reflexionó Maeztu.

De las impresiones de esta visita saldrá un informe que elevarán a la red europea de defensores y a los representantes del Gobierno central (y autonómico) para que, a su vez, el mensaje de atención hacia La Línea cale entre los negociadores. "Vamos a ser los mensajeros de La Línea. Elaboraremos una presentación de las consecuencias del Brexit. Nos duele La Línea y la comarca y merecen una atención especial porque hay una singularidad. Vamos a insistir y llevar el caso de La Línea a Bruselas porque hay derechos de los ciudadanos en juego", comentaron.

El alcalde dijo esperar que los contactos al más alto nivel que alcancen los defensores del pueblo se traduzcan en medidas concretas. "Queremos y necesitamos implicar a toda la ciudad. Nos mueve la lucha por la ciudad de La Línea", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios