La Línea en blanco y negro El parque de La Victoria (I)

  • Los más antiguos conocen este lugar como el Cine Parque, sin imaginar que el edificio es en realidad un teatro del siglo XIX

Entrada al parque de La Victoria.

Entrada al parque de La Victoria. / E. S.

El teatro del parque de la Victoria de La Línea se inauguró el 29 de junio de 1896. Este antiguo recinto al final de la Calle Carboneros era conocido por la generación de nuestros padres como Cine Parque, sin imaginar quizás que aquel viejo cine era en su origen un teatro del siglo XIX bastante retocado en su exterior, pero que en su interior aún conservaba detalles de aquella época en la que el cine todavía era un invento reciente.

Antecedentes

En la serie de protocolos notariales del Distrito de San Roque se conserva la “creación de un parque para ser explotado en la Villa de La Línea de la Concepción”. En el protocolo del 16 de diciembre de 1895 se recoge que están construyendo un parque en una parcela que se sitúa en el ensanche de la Villa, en una extensión de 5.500 metros cuadrados. La finca linda por el oeste por la Calle Méndez Núñez, por el sur con el Carril de San Roque a Gibraltar, por el este con la terminación de la calle de San Pedro (actualmente Carboneros) y por el oeste con las casas de Diego del Pino y Fran Woods

La Sociedad se lleva a cabo bajo las siguientes condiciones:

  • Se denominará al mismo como complejo del parque de la Victoria, donde se construirá en mampostería y madera un teatro, restaurante, dependencias para oficinas, casa habitación para el encargado, dependencias para el establecimiento de varios espectáculos públicos, juegos y recreos infantiles, jardines y plantación de arboledas, y todo cuanto constituya solar y recreo para el público.
  • La razón social de la compañía sería Bonelo, Codali, López y compañía.
    Don Ruperto Toledano. Don Ruperto Toledano.

    Don Ruperto Toledano.

  • Cada socio aporta mil pesetas con un total de 4.000 pesetas de capital social
  • Los socios se comprometen a construir y explotar por partes iguales el parque de la Victoria.
  • Ninguno de los socios puede vender ni ceder ni traspasar sus derechos a persona extraña de la sociedad sin al menos contar con la aprobación unánime de los cuatro miembros.
  • Si algún socio tuviera la necesidad de salirse de la sociedad antes de comenzar la obra podría retirarse con la parte de indemnización de la parte de la que es propietario.
  • Si a alguno de los asociados no le conviene la parte de construcción podrá retirase como se dice en el artículo anterior.
  • En caso de que muera alguno de los socios, sus herederos adquirirán sus derechos.
  • Una vez construido el parque y puesto el mismo a su explotación, los socios se comprometen a comprar en primer término el terreno donde el mismo se construye por el precio de diez mil pesetas y gastos de escrituras a Don Ruperto Toledano Fernández en uso del derecho que han adquirido por el contrato de arrendamiento.
  • Si en el momento de la apertura el público algún socio se encuentra que no puede afrontar los fondos necesarios que le correspondan al igual que al resto de sus colegas socios, dejara de pertenecer a la Sociedad si así lo acuerda la mayoría de los demás socios. Solo podrá reclamar la devolución de los fondos que tenga depositados y sin derecho a indemnización alguna ni a las partes construidas de las edificaciones.
  • Para todo gasto que se haga en la instalación del parque se necesita la aprobación de los cuatro socios. Si alguno hace otro gasto será por su cuenta y riesgo y solo podrá ser abonado en caso que sea beneficioso para la sociedad y así lo vean el resto de asociados.
  • Queda prohibido hacer negocio por cuenta propia por parte de alguno de los socios ni con capital de la sociedad como tampoco la construcción ni la explotación de ningún otro parque en esta Villa.
  • Se hará un inventario a final de cada año para conocer la liquidación y otros aspectos de la sociedad.
  • Ningún socio podrá extraer las utilidades hasta que no se adquiera la propiedad del terreno del parque.
  • La duración de la sociedad es por tiempo indefinido.
  • La sociedad no podrá adquirir más socios que a Don Ruperto Toledano Fernández o a sus herederos teniendo este los mismos derechos que los demás socios.
  • Las diferencias y cuestiones que puedan darse, ya sea por lo acordado en la escritura o por actos de la dirección de los negocios, será revisada por los socios.
  • El señor Bonelo tendrá el cargo de administrador de la Sociedad.
  • Si la Sociedad se disuelve los bienes serán repartidos entre los socios.
Lutgardo López Muñoz. Lutgardo López Muñoz.

Lutgardo López Muñoz.

La descripción del complejo del parque de la Victoria nos la ofrece el primer cronista y director del Diario el Sino, Lutgardo López Zaragoza, hijo del primer alcalde linense y alcalde pedáneo anterior a la fundación del municipio, Lurgardo López Muñoz. Tal descripción aparece en la obra Guía de Gibraltar y su Campo, editada en 1899. Sirva de homenaje el texto íntegro del cronista que además de ser uno de sus socios fundadores da detalladamente datos sobre el mismo:

“Este magnífico edificio enclavado en el sitio más céntrico de la población es el único lugar de recreo que existe en La Línea y su construcción ha venido a satisfacer una necesidad imperiosa y que se sentía desde la fundación de este pueblo. Ocupa el parque una extensión superficial de 5.550 metros cuadrados cercado todo de muros de mampostería y teniendo acceso por la calle de San Pedro en donde existe una puerta monumental que es la principal; carretera del cuartel donde existe otra puerta con magnifica verja y cancela de hierro y la otra puerta por la calle de Méndez Núñez", comienza.

"Dieron comienzo las obras de este magnífico edificio el 18 de agosto de 1895 y se inauguró el 29 de junio de 1896. Varias son las dependencias de que consta el Parque, las cuales vamos a reseñar ligeramente. A la izquierda de la puerta principal se ha construido un magnifico salón para conciertos y café que mide treinta metros de largo por diez y medio metros de ancho y una terraza en toda su longitud de dos y medio metros de ancho. El edificio es todo de mampostería y madera construido a una altura de dos metros sobre el terreno del Parque. Las cocinas y demás dependencias de este salón están construidas independientes ocupando una superficie de 200 metros cuadrados. Este solo local proporciona a la sociedad constructora del Parque grandes rendimientos pues dada la predilección que el público muestra por este lugar de recreo siempre se ve concurrido por tan extraordinario número de personas que en la mayoría de los casos hay que tomar los sitios al asalto", describe.

"El servicio en dicho local es esmeradísimo teniendo necesidad de proveerse de grandes existencias para satisfacer las necesidades de los consumidores. El mobiliario lo constituyen 140 mesas y veladores y mil sillas y la dependencia que de ordinario presta servicio la constituyen treinta personas. El primer año de explotación corrió a cargo de la sociedad propietaria obteniendo buenos rendimientos y en los años sucesivos lo han arrendado mediante subasta, siendo cada año mayor el tipo del remate. Por constituir su explotación un verdadero y seguro negocio para el que consigue el remate a su favor, existe en lugar independiente otro extenso local destinado a la expendición de bebidas a bajo precio, el cual da grandes rendimientos para el arrendatario del salón-café. Hay una bonita y elegante sala de tiro que se ve muy concurrida durante el verano y con especialidad en la temporada de feria", continúa.

Teatro del parque de La Victoria. Teatro del parque de La Victoria.

Teatro del parque de La Victoria.

"Existe también una preciosa casa de mampostería con techumbre de hierro destinada a oficinas de la sociedad y habitaciones del conserje. Hay otras varias habitaciones de mampostería, unas y otras de madera destinadas a almacenes de efectos. En el centro del Parque se construyó un pequeño velódromo que aunque en su periodo de apertura estuvo muy concurrido por los aficionados a este deporte, en la actualidad no funciona y solo sirve para paseo del público. Las plantaciones de árboles cuyo número es de 300 han adquirido tal desarrollo que durante el verano convierten aquel paraje en el lugar más fresco de la población", finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios