Sucesos en La Línea Un joven se destroza una mano por jugar a la ruleta rusa con un petardo

  • La competición se basaba en aguantar el máximo tiempo posible el artefacto cuando le explotó

Material de pirotecnia a la venta en un comercio. Material de pirotecnia a la venta en un comercio.

Material de pirotecnia a la venta en un comercio.

Un peligroso juego destrozó la mano de un joven de 21 años durante la madrugada del día de Año Nuevo en La Línea al estallarle un petardo cuando jugaba con un grupo de amigos a una suerte de ruleta rusa.

El accidente se produjo, según informó la Policía Local de La Línea, a las puertas de una discoteca de la ciudad a primeras horas de la mañana del 1 de enero. Una llamaba alertó de que se estaba produciendo un escándalo a las puertas del establecimiento. Los policías acudieron y, según los testimonios recogidos, minutos antes se había producido el incidente cuando un grupo de jóvenes estaban realizando una especie de ruleta rusa para ver quien aguantaba más tiempo con un petardo en las manos.

Uno de los petardos le acabó explotando en la mano a uno de los jóvenes, que fue trasladado hasta el Hospital de La Línea por sus amigos. Los agentes acudieron al centro sanitario para identificar al accidentado, un joven con domicilio en la Línea, al que las graves heridas le destrozaron la mano.

Durante las primeras horas de 2019, la Policía Local imputó a una persona por un delito contra la seguridad vial al provocar daños a una hilera de coches aparcados. La actuación se produjo poco después de la medianoche, cuando un hombre que conducía bajo los efectos del alcohol arrolló con su coche a varios vehículos que estaban aparcados en la calle Villaverde.

Salvo estos dos incidentes, la jefatura de la Policía Local linense reportó que, en general, la Nochevieja transcurrió sin incidentes en la ciudad “con un gran ambiente y buena convivencia como tónica general” aunque desde las primeras horas de la tarde del 31 de diciembre hasta la mañana del 1 de enero hubo una importante presencia de personas en las calles disfrutando de estas fiestas.

El concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Bernardo Piña, agradeció el eficaz trabajo de la Policía Local, Protección Civil y Policía Nacional, así como el buen comportamiento de la mayor parte de los linenses. Durante las horas claves de la fiesta, varias calles de la zona centro quedaron cortadas a la circulación (al igual que en Nochebuena) para garantizar la seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios