La Línea

La Junta aclara que el municipio puede avanzar en el vial del Higuerón

  • Obras Públicas afirma que el Ayuntamiento dispone de información para obtener el suelo necesario "si quiere"

Comentarios 9

La Junta de Andalucía asegura que el Ayuntamiento dispone de información suficiente "si quiere" como para obtener el suelo necesario para ejecutar la segunda fase de la carretera del Higuerón.

Así lo aseguró ayer el delegado provincial de Obras Públicas, Pablo Lorenzo, en una nota de prensa en la que contestaba a las declaraciones que en sentido contrario realizó el concejal de Urbanismo, Manuel Aguilera, que acusó a la Junta de paralizar este asunto al no enviar el proyecto al Ayuntamiento. El proyecto consiste en construir una nueva vía de acceso a La Línea por el Higuerón detrás del cementerio para descongestionar la existente en el polígono industrial.

"El Ayuntamiento tiene en su poder suficiente documentación para obtener si quiere y poner a disposición de la Junta el suelo necesario para firmar el convenio de colaboración y ejecutar la segunda fase de duplicación de la A-383", indicó Lorenzo.

El delegado provincial explicó que a principios de año, la Consejería de Obras Púbicas entregó al Ayuntamiento varios informes y documentos (anejo de expropiaciones, planos de planta y secciones tipo) que le permitirían hacerse con el terreno mediante convenios urbanísticos para, posteriormente, ponerlo a disposición de la Junta y firmar dicho acuerdo. Además, aseguró que en varias ocasiones, el delegado provincial se ha dirigido al alcalde para apremiarle sobre la necesidad de firmar dicho convenio y de que, para ello, "había que tener los suelos a disposición de la Junta previamente. Este es el contenido de un escrito con fecha de 23 de noviembre de 2006, estando próxima la finalización de las obras de la primera fase del Higuerón, así como de otra misiva fechada el 5 de mayo de este año", agregó.

Según explicó la delegación provincial, las obras previstas en este proyecto consisten en ejecutar un nuevo vial urbano, ajustado al planeamiento urbanístico linense, que tendrá una longitud de 2,5 kilómetros. Según lo proyectado, tendrá dos calzadas con dos carriles de 3,5 metros cada una con aceras a ambos lados de dos metros y un carril bici también de dos metros de ancho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios