Gibrexit

Juan Franco reclama derechos para los transfronterizos y los pescadores en la negociación de Gibraltar

Juan Franco este martes en el Ayuntamiento.

Juan Franco este martes en el Ayuntamiento. / E. S.

El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha reclamado sobre los trabajadores transfronterizos fluidez en el paso por la Verja, respeto a los derechos laborales y pensiones dignas, temas sobre los trató con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares este lunes 13 durante la reunión mantenida con los alcaldes del Campo de Gibraltar, la Junta de Andalucía y la Mancomunidad. y del que el ministro dio muestra "de que se están tratando en el seno negociador".

Franco ha destacado este martes en rueda de prensa, que lo más importante es que según las manifestaciones del ministro, el acuerdo está próximo a cerrarse y que muchos de los asuntos de relevancia para la ciudad se contemplan en las conversaciones, entre ellos, el futuro de los 11.000 residentes de La Línea que trabajan en Gibraltar y de los pescadores locales.

En lo que respecta a los pescadores, según Franco, el ministro mostró “sensibilidad”. El alcalde reclamó soluciones para el sector, que agrupa alrededor de 200 personas, entendiendo que se enfrentan a “amenazas importantes”, como la imposibilidad actual de pescar en aguas adyacentes al Peñón y la sobreexplotación de otros caladeros. “Estamos esperanzados en que haya un acuerdo que contemple claramente la situación de estas personas que son vecinas nuestras y nos preocupan muchísimo”, manifestó.

La posibilidad de un régimen fiscal especial fue también objeto de interés en la reunión, un asunto que en opinión del alcalde si se contempla para la toda la comarca podría perjudicar a La Línea. Aboga, por tanto, por “facilidades fiscales para determinados tipos de empresas que no necesiten espacio, como las dedicadas al juego online, al sector financiero y los seguros”.

También hizo mención al artículo 107 del tratado de la Unión Europea, por el cual La Línea podría recibir ayudas, dadas sus condicionantes económicos y sociales de desigualdad, reclamando que “son problemas de alcance europeo, por lo que el Gobierno de España tiene que conseguir que se impliquen la Unión Europea y la Junta de Andalucía”.

Otros asuntos tratados fueron el aeropuerto, sobre el que no se prevé ampliación hacia territorio español, hecho que podría entrar en contradicción con el futuro PGOU y los planes para esa zona donde se ubicará un parque tecnológico. Por otro lado, la supresión de los controles fronterizos y de aduana, positiva en principio porque suscita la posibilidad de contar con alrededor de 30.000 metros cuadrados de suelo de titularidad estatal que podrían utilizarse para la implantación de empresas tecnológicas en el municipio, debe contemplar las repercusiones medioambientales para la ciudad y el futuro de los agentes de aduanas.

Uno de los compromisos adoptados en la reunión es el de establecer una comunicación más fluida y constante con el gabinete del ministro, al que se enviarán las actualizaciones de varios documentos que recogen las aspiraciones de La Línea, como el que refleja su situación socioeconómica y el Plan Estratégico aprobado con el apoyo de todas las fuerzas políticas y sociales, entre otros.

El alcalde ha celebrado una reunión con los portavoces de los grupos municipales este martes a los que ha facilitado información de todos los aspectos tratados en Madrid

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios