La Línea

Dos policías locales de La Línea resultan heridos tras una persecución

  • Seguían a un ciclomotor cargado de tabaco que circulaba de forma temeraria l Uno de los agentes sufre la fractura del tabique nasal

Accidente Policía Local La Línea Accidente Policía Local La Línea

Accidente Policía Local La Línea / E. S.

Dos agentes de la Policía Local de La Línea resultaron heridos el pasado miércoles por la noche tras sufrir un accidente cuando perseguían a un ciclomotor cargado de tabaco de contrabando. Los agentes, ambos de la Unidad de Respuesta Inmediata (URI), se sumaron al dispositivo que sorprendió a seis motos cuando circulaban por el parque Princesa Sofía con cajas que parecían contener tabaco de contrabando.

Los efectivos policiales recibieron el alta tras una primera asistencia sanitaria en el hospital de La Línea. Uno de ellos sufrió una fractura del tabique nasal, lesión de la que fue intervenido quirúrgicamente ayer. El otro agente fue tratado por golpes en la cabeza y sufre contracturas en las zonas lumbar y cervical.

Según indicó el concejal de Seguridad Ciudadana, Bernardo Piña, quien acompañó a los agentes tras sufrir el accidente, las maniobras de los presuntos contrabandistas fueron gravemente temerarias. El atestado policial recoge que a las 22:30 una pareja de policías locales motorizados detectó a seis ciclomotores cargados con cajas de tabaco en las inmediaciones de la frontera con Gibraltar. En ese instante se personó otra dotación policial. Los conductores de los ciclomotores se percataron de la presencia de los agentes y emprendieron la huida en varias direcciones.

Los funcionarios persiguieron en un vehículo camuflado a una de las motos que se dirigió al parque Princesa Sofía. El conductor no hizo caso a los requerimientos de los policías y circulaba de forma brusca y temeraria.

Desde el parque atravesó el bulevar 20 de Abril y se adentró en la zona peatonal de Sacra a través de la avenida de Europa en dirección contraria y de ahí llegó a la avenida del Ejército cruzando por encima de la rotonda, hasta llegar a la avenida Príncipe de Asturias en dirección hacia Los Junquillos. El conductor circulaba por la acera y el carril de bicicletas, poniendo en peligro la integridad de varios viandantes que lograron apartarse a tiempo. A la altura del edificio Los Navegantes, frente al Club Marítimo Linense, el ciclomotor, que circulaba por la acera, invadió perpendicularmente el carril de circulación por donde en ese momento iba el vehículo policial, que para evitar arrollar al contrabandista giró rápidamente el volante y chocó contra una señal de tráfico. El vehículo quedó siniestro.

Tras el accidente, una dotación de la Policía Nacional continuó la persecución por el paseo de Poniente, donde la moto volvió a invadir el espacio peatonal. A la altura de la rotonda entre la avenida de España y la calle Santa Marta, el conductor se vio acorralado y abandonó el ciclomotor y la mercancía. El individuo huyó a pie y se lanzó al agua en la zona de Poniente, donde se le perdió de vista. La Policía se incautó del ciclomotor, de la marca Yamaha, y de dos cajas que contenían 1.000 cajetillas de tabaco de contrabando. No es la primera vez que agentes de cuerpos y fuerzas de seguridad, no solo de la Policía Local, sufren un accidente cuando persiguen a ciclomotores cargados de tabaco de contrabando, escenas que se repiten prácticamente a diario en La Línea.

El suceso más grave tuvo lugar el 7 de junio de 2017, cuando el policía local Víctor Sánchez falleció en una de estas persecuciones tras ser arrollado por el vehículo policial que le prestaba apoyo.

Anteriormente, en agosto de 2016, otro agente del cuerpo local resultó herido de gravedad al ser atropellado durante un control por el conductor de una motocicleta que transportaba tabaco de contrabando. El supuesto autor de las lesiones, que logró huir del operativo que le dio el alto, fue localizado y detenido al día siguiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios