La Línea en blanco y negro Calle Real (III)

  • En la emblemática calle Real de La Línea se establecieron distintos comercios e industrias artesanas que han dejado su nombre propio en la historia de la localidad

Confitería La Crema en calle Real con Plaza de la Constitución

Confitería La Crema en calle Real con Plaza de la Constitución / Cedida por Jaime Chacón

Además de los comercios señalados en la anterior entrega, en la Calle Real existían otros establecimientos destinados a alegrar los paladares de la población, como varias confiterías, restaurantes o cafés. 

Entidades bancarias

El Banco Español de Crédito se estableció en el núm. 8 en el año 1921, edificio entonces propiedad de don José Barea, fue primer director de esta agencia bancaria don Juan Palop Palma. Tras la desaparición de este director ocupo su puesto don José Ferrer Álvarez y posteriormente don Manuel Magaña González. En cuanto al Banco Hispano Americano no estuvo establecido hasta el año 1969 en la calle Calvo Sotelo esquina con la de Antonio García Bueno, y en ese año se trasladó a esta de José Antonio (en aquel entonces), moderno edificio de varias plantas donde existió muchos años el café ABC. Los primeros antecedentes del Banco Hispano Americano en La Línea datan de principio de los años 30 siendo su corresponsal don Alfonso Muñoz Hela, joven asturiano que representaba los intereses de don Guillermo Guisasola Vigilío, principal accionista de la empresa que realizo las obras de esta ciudad.

El Teatro Cómico

El edificio del Teatro Cómico se inauguró en el año 1916 en el lugar que fuera patio del hebreo "Garson" donde se celebraban representaciones de zarzuela al aire Libre, luego se levantó un barracón de madera que tomo el nombre de Teatro Eslava. Este patio y Jardín lo compro don Bartolomé Lima Ortiz y junto al teatro construyó su residencia en 1894. Por el escenario del Teatro Cómico han desfilado a lo largo de los años los más grandes del arte escénico y por su pantalla las mejores películas desde los tiempos del cine mudo con un primitivo aparato de proyección de manivela, el cual fue reemplazado posteriormente por un equipo Orpheo-Sincronic de fabricación nacional, ya con la aparición del sonoro que igualmente fue cambiado en 1930 por un equipo doble de dos proyectores “Pergam". Y desde el año 1956 contaba con los Philips F.P.

Cartel de estrenos en el Teatro Cómico Cartel de estrenos en el Teatro Cómico

Cartel de estrenos en el Teatro Cómico

Restaurantes y confiterías

Encabeza la lista el restaurante La Mascota en el año 1895, situado en la esquina con la plaza de la Iglesia donde luego estuvo el Lion de Oro, posteriormente la confitería Marieta, en el año 1915 La Cabeza frente al Casino de La Línea de Gabriel Cobo, Restaurante Popular y Restaurante Solera en 1902, restaurante La Nueva de Manuel Muñoz Gutiérrez, y freiduría La Malagueña de Juan Navarro, ambos en el año 1933, y ya en los últimos tiempos el restaurante El Modelo de Antonio Roldán, y aunque este no pertenece propiamente dicho a la calle Real, el Hotel Iberia que fundara don José Estripot Dorado en lo alto del Café Anglo-Hispano por tener este su entrada por la calle San Pablo. Ambos establecimientos desaparecieron 1967.

En un curioso anuncio que publicaba el periódico linense La Tijera de fecha 9 de abril d 1916 se podía leer: “La Mallorquina, Confitería José Andrés, situada en calle Real, el nuevo dueño de este acreditado establecimiento ha introducido notabilísimas mejoras en obsequio al numeroso público que le favorece, se dispone hacer olvidar de los sinsabores que la actual guerra ocasiona en el ánimo de todos sus parroquianos, con solo probar algunos de los exquisitos dulces que esta casa elabora y beber la leche pura, te, café, chocolate y licores que con esmerado servicio y economía presenta al público. ¿Especialidad de la casa? Los refinados tocinitos de cielo y las espumosas delicias valencianas. No lo olviden las señas calle Real".

El interior de la Confitería Modelo El interior de la Confitería Modelo

El interior de la Confitería Modelo

 

Confitería Marieta en la calle Real con la Plaza de la Iglesia. Confitería Marieta en la calle Real con la Plaza de la Iglesia.

Confitería Marieta en la calle Real con la Plaza de la Iglesia. / Cedida por Jaime Chacón

Confitería Modelo

Esta confitería fue abierta al público en el año 1902, el mismo en el que ocurrieron en La Línea los llamados Sucesos de las pedreras. Fue su primera dueña doña Ana Ríos, y después el día 12 de enero de 1906 don José Calvente Cabello, empleado de la casa y de oficio confitero, se quedó con la confitería por la suma de 3.000 pesetas, el cual se casó con dona Primitiva Barea Salcedo.

Confitería La Japonesa

La fecha más antigua que pudo recopilar Francisco Tornay de la confitería y lechería La Japonesa data del año 1926 siendo su propietario Juan Vázquez Arahal y se encontraba situada en lo que hoy ocupa el nuevo edificio de la cafetería y confitería Okay, anteriormente Jockey, esquina con la calle San Pablo. La confitería La Japonesa, que tenía su obrador por la calle Hércules, cambió de nombre en el año 1954 llamándose desde entonces La Española. En el lugar que ocupó la confitería La Crema estuvo ubicado la redacción y talleres del periódico linense El Sino de Lutgardo López Zaragoza en un edificio de planta baja, también una heladería que se llamó La Polar casi frente a la heladería que existió hasta hace poco aunque ha vuelto abrir con otros dueños, la acreditada firma de los valencianos Monerry, propietaria de aquellas flotillas de carrillos que antiguamente vendían el rico helado mantecado por las calles de La Línea. Otras de las confiterías emblemáticas de la Calle Real fue Marietta, en la esquina con Plaza de la Iglesia.

La Japonesa La Japonesa

La Japonesa

El Café Teatro de Ramírez 

Sin duda alguna uno de los viejos cafés de nuestra calle Real más desconocidos para los linenses, incluso los de más edad, sea el llamado Café Teatro fundado por uno de los Ramírez y conocida su existencia gracias a un deteriorado periódico de la Línea, encontrado por Tornay de fecha 02 de noviembre de 1887, titulado Nuevo Papel y donde inserta la siguiente información: "Cada día va aumentando la concurrencia en el Café Teatro de Ramírez situado en la calle Real, todas las noches se ejecutan obras nuevas que el público aplaude y hace repetir algunas de sus partes, los días no feriados la entrada es solo por el consumo". Y prosigue escribiendo el redactor de este periódico que no es otro que don Antonio García Curado, su director propietario: "Y ahora que del Café Teatro nos ocupamos vamos hacerle una observación a su propietario, convendría cercar una parte de aquellas mesas situadas en mejor lugar y designarlas de preferencia que siempre es un aumento a la de entrada general, así lo hemos visto en otras partes".

La Austríaca en la calle Real, más tarde El Modelo. La Austríaca en la calle Real, más tarde El Modelo.

La Austríaca en la calle Real, más tarde El Modelo.

La Austríaca

En el año 1891 un activo comerciante gaditano, don Ramón María Bonelo, instaló en el número 45 de la calle Real (lugar del nuevo edificio donde está El Modelo) el más grande depósito de vinos naturales de esta población, almacén éste que llegaría a ser luego la más lujosa cervecería y café entre finales del siglo pasado y primera década del presente. Importancia que un anuncio sobre esta firma comercial recogía de esta forma El Diario de La Línea en enero de 1.893: "Gran Fábrica de Cervezas. Gaseosas, y Hielo Artificial Santander, medalla de Oro en la Exposición Universal de Barcelona, deposito en La Línea. Calle Real Núm. 45.La Austriaca. Para el surtido de todos los pueblos del Campo de Gibraltar, cerveza color ámbar tipo especial Triple Bock, docena de medias botellas sin casco -3 Ptas. Ídem de botellas grandes sin cascos 6 pesetas, cerveza morena tipo Baviera, docena de 1/2 botellas sin casco, 3 pesetas. Ídem de botellas grandes sin casco 6 Pts. Se sirven los pedidos a domicilio sin aumento de precios". Otro anuncio de la misma fecha dice lo siguiente: “La Austriaca. Ginebra legítima de Holanda marca La Campana. Único depósito de tan renombrada ginebra en frasco de cristal". En El año 1902 todavía existía La Austríaca pero su nombre ya había sido cambiado por el de Gran Café y Cervecería España por su nuevo propietario don Jerónimo Núñez Martín. En 1917 La Austríaca era de don José López y entre 1902 y principio de los años 20 este establecimiento, el de más categoría de la calle Real, conoce sus mejores tiempos; una gran pandereta que decoraba su cielo raso obra del pintor José Aciego, primer maestro de dibujo y pintura de nuestro querido laureado José Cruz Herrera, en el amplio salón de La Austríaca, entonces un edificio bajo, se celebraban bodas, bautizos, banquetes y bailes de navidad y carnaval. No se tiene constancia de la fecha exacta en la que desapareció este famoso café pero luego se convirtió en El Modelo, el cual ya en tiempos modernos no tuvo nada que envidiar en postín y comodidades a la veterana cervecería La Austríaca.

Continuara La próxima semana…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios