Incrementos de hasta el 862%

El Ayuntamiento de La Línea ve poco margen para bajar las tasas del mercado como piden los comerciantes

El mercado de la Concepción, en obras.

El mercado de la Concepción, en obras. / Erasmo Fenoy

El alcalde de La Línea, Juan Franco, afirma que las nuevas tasas que regirán el alquiler de los puestos en la vuelta al Mercado de la Concepción, que han generado un enorme malestar en los comerciantes, estarán ajustadas a la precaria realidad económica del Ayuntamiento y a los gastos que se prevén para el funcionamiento del nuevo edificio cuando la obra acabe en cuatro meses. 

Los comerciantes pagan hasta ahora aproximadamente 76 euros al mes si tienen un puesto pequeño de carnicería y alrededor de 58 si es una frutería. La cantidad que tendrían que abonar tras el regreso a La Concepción rondaría los 500 euros, un alza que sería del 657% y del 862%, respectivamente. De ahí el enfado. El alcalde explica que esto se debe, en primer lugar, a que la cuota actual es la misma desde el año 2001. Es decir, no ha habido una subida desde hace 23 años. "Evidentemente esto no se le puede imputar a los comerciantes, pero también es verdad que se está pagando una cantidad que es bastante inferior a la cobertura de coste que sería precisa para que fuera rentable", ha subrayado.

El Ayuntamiento -explica el regidor- asume una serie de servicios como limpieza, mantenimiento, vigilancia, campañas de márquetin y difusión para estimular las ventas, así como la recogida y el tratamiento de los residuos, la mayoría de un modo específico porque son sandach. Todo esto tiene un coste anual de 780.000 euros. La cuenta es fácil y la hace el propio Juan Franco: "Si fueran setenta puestos y cada uno pagara cien euros, incluyendo la basura, sería siete mil euros al mes y en doce meses, ochenta y cuatro mil euros, es decir, no llegaría a cubrir ni el 15% de lo que vale". 

El Ayuntamiento no está en condiciones de asumir parte de ese gasto. "Por la intervención del presupuesto municipal hay cosas que no me van a permitir por mucho que yo quiera. La situación actual es que en tenemos un presupuesto tremendamente ajustado y contamos con un plan de ajuste que nos impide llevar a cabo florituras, por decirlo de algún modo", manifiesta.

La tasa de 500 euros que se ha comunicado a los comerciantes es provisional, afirma el alcalde, dispuesto a revisarla si acceden a retirar la negociación rota desde el jueves. 

"Llevamos inmersos en este proyecto desde 2016, cuando empezamos la búsqueda de financiación para acometer una obra tan importante. Después de varias vicisitudes, licitaciones y demás, la obra está a punto de terminar. Ahora se está llevando a cabo una obra de acondicionamiento de todo el exterior. Ha llegado el momento de ver de qué forma se puede gestionar este mercado de forma que se garantice su viabilidad económica, que se convierta en lo que todos queremos, que es el pulmón económico y comercial de toda la zona centro de la ciudad", declara.

El mercado de la Concepción. El mercado de la Concepción.

El mercado de la Concepción. / Erasmo Fenoy

"Tuvimos reuniones con la asociación de los comerciantes del mercado en todos estos años y ahora ha llegado el momento crítico de discutir la distribución de los puestos y el coste económico de la ubicación de todos ellos aquí. Ahora mismo tenemos un primer estudio económico. Se está analizando el conjunto de costes e ingresos y la cuota que en principio, en principio, se arroja por un puesto de ocho metros cuadrados asciende a una cantidad que ronda los quinientos euros", reconoce.

Franco entiende que supone "una subida importante respecto a lo que hasta la fecha" se paga. "Entiendo el malestar que se ha generado. Íbamos a tener una reunión el jueves y dos la semana próxima y se han suspendido a instancias de los comerciantes. Estamos trabajando para encontrar fórmulas que permitan aminorar los costes que tienen que asumir y evidentemente estamos abiertos a conversaciones para buscar soluciones", asegura el regidor, que muestra su máximo "respeto por las protestas" realizan los comerciantes. "Entiendo que no compartan el planteamiento que estamos haciendo. Esto no es plato de gusto para nadie y estamos trabajando para que el traslado sea una realidad que atraiga a la mayoría de los que están en el mercado provisional para que esta instalación nueva genere riqueza y puestos de trabajo", apostilla.  

Juan Franco detalla su disposición a "estudiar uno por uno los casos" y no cerrarse a ninguna solución. "Nuestro deseo es que vinieran todos para acá. En Los Junquillos tenemos entre seis y ocho puestos y estamos dispuestos a hablar de un traslado de usuarios actuales con las tasas que tiene este espacio", comenta.

El alcalde afirma que hay quien ya le ha "parado por la calle" para mostrar interés en coger alguno de los puestos que queden libres "con estos precios que se han sabido". 

El objetivo del Ayuntamiento es "llegar a junio con las incertidumbres despejadas". "La horquilla que manejamos para esta cuota no puede ser mucho más baja. Sabíamos que iba a generar fricciones, pero el dinero no cree en los árboles por desgracia y tenemos las circunstancia que tenemos", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios