La Línea

Un anuncio con acento linense

Juan Pedro Moreno, director creativo de la firma Ogilvy Juan Pedro Moreno, director creativo de la firma Ogilvy

Juan Pedro Moreno, director creativo de la firma Ogilvy

El anuncio de Cruzcampo que, en boca de la desaparecida Lola Flores, pone a La Línea como ejemplo del acento andaluz del que todos sus habitantes debían sentirse orgullosos, tenía trastienda. La elección de la ciudad que se señala como uno de los confines de la forma de este habla tan particular no fue casual: fue responsabilidad de Juan Pedro Moreno, director creativo de la firma Ogilvy, la agencia de publicidad sobre la que recae la responsabilidad de la campaña de la empresa cervecera. Un linense de cuna, que vivió en La Línea hasta los seis años, que regresa a la misma cada vez que tiene oportunidad para ver a sus familiares y que se siente especialmente orgulloso de sus orígenes. A las pruebas se remite.

“Yo nací en La Línea, mis padres son de La Línea, mis abuelos son de La Línea…” explica Moreno en un tono casi reivindicativo.

“Lo que sucede es que con seis mi familia se desplazó a San Fernando y yo me crié allí, pero  nunca he perdido el contacto con La Línea, hasta que comenzó esto del  coronavirus cada Feria, cada verano y cada Navidad iba a ver a mi abuela… a mi gente, que viven todos en la zona de la avenida María Guerrero”, recalca Juan Pedro Moreno, que ahora, debido a sus obligaciones laborales, reside en Madrid y al que las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del Covid no permiten visitar la ciudad desde el pasado verano.

No he necesitado desempolvar ningún recuerdo, yo voy a La Línea cada vez que puedo, la sigo viviendo desde la distancia y por ejemplo aunque es verdad que soy más del Cádiz, porque cuando empecé a asomarme al fútbol era el equipo que tenía más cerca, me mantengo informado de cómo va nuestra Balona en Segunda B”, detalla.

“Admito que me sorprende mucho la repercusión que el anuncio ha tenido en La Línea”, advierte el autor del anuncio. “En general me ha sorprendido la repercusión que ha tenido la campaña, aunque confiábamos en que no iba a pasar sin pena ni gloria”.

“Pero en lo que se refiere a nuestra ciudad, no ya es que un medio se pueda poner en contacto conmigo, es que hay vecinos que lo han hecho por las redes sociales para darme las gracias”,  continúa.

“A todo el mundo le digo lo mismo, que por un lado me alegra muchísimo haber hecho felices a mis paisanos, pero que hay una parte de mí a la que le da un poco de pena en el sentido de que es una forma de evidenciar cómo no tiene que estar de estigmatizado mi pueblo, cómo no tiene que estar de quemado para que una simple mención en un anuncio genere tanta alegría”, reflexiona.

Moreno encabeza un grupo de técnicos en la materia que son “los responsables máximos de la creatividad de Cruzcampo” y en el proyecto del anuncio de Lola Flores, “como representante andaluz” en ese equipo de trabajo le correspondió la tarea de escribir el guión.

“Nuestro objetivo era dirigirnos al público más joven y entendimos que el acento era un territorio muy fértil, porque la forma de hablar va de la mano de una forma de ser, de entender la vida”, explica Juan Pedro Moreno.

“Ese territorio ya estaba y teníamos claro lo que queríamos contar, pero no teníamos tan claro cómo hacerlo”, abunda.

“Entendimos que eso, en boca de la propia marca, hubiese quedado como un anuncio más y que si queríamos trascender en una pieza que diese que hablar tenía que estar en boca de alguien identificable y en esas tormentas de ideas alguien dijo… si estuviese viva Lola [Flores] sería la persona ideal, porque era un fenómeno universal, alguien adelantado a su tiempo y fue cuando pensamos no está viva… hasta la que la revivamos”, detalla.

“A partir de ahí cuando nos atrevimos a ponerle palabras a su discurso, a la primera que vi la oportunidad, ahí metí yo a La Línea”, finaliza con orgullo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios