La Línea

Ábalos pasa de aliño sin alusión al Brexit

  • El titular de Fomento centra su intervención en La Línea en el partido sin referencias a las demandas de la comarca

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ayer en La Línea. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ayer en La Línea.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ayer en La Línea. / erasmo fenoy

Pareció guardar un as en la manga. El minisitro de Fomento, José Luis Ábalos, visitó ayer la Casa del Pueblo del PSOE de La Línea y ciñió su discurso a los asuntos orgánicos de la formación sin referencias al Brexit, la seguridad o el tren. Ábalos realizó un ejercicio de sinceridad ante los militantes, a los que reconoció los problemas del partido. "Somos una organización que lo pasa mal cuando no gobierna. Los socialdemócratas somos así", apuntó.

El titular de Fomento perdió el AVE para llegar a Málaga y se retrasó sobre la hora establecida. "He llegado tarde y encima no me habéis dejado fumar. Yo soy gran fumador", comentó Ábalos con sorna.

El secretario local del PSOE en La Línea, Juan Chacón, abrió el acto y se dirigió a los militantes y simpatizantes con las municipales como tronco de su discurso. El mismo siguió el vicesecretario provincial de los socialistas, Juan Carlos Ruiz Boix, que alentó a los asistentes a trabajar por la victoria en los comicios de mayo de 2019.

José Luis Ábalos subió al atril y dibujó un retrato fehaciente de los últimos meses del PSOE. No le faltó un perejil a su reflexión, que valoró desde la caída de Sánchez del Comité Federal a la llegada a la Moncloa del secretario general.

"He aprovechado para venir porque se lo debía a los compañeros. He venido a visitar las instalaciones de Salvamento Marítimo antes de tomar unas decisiones", aseguró sibilinamente el ministro, quien presumiblemente anunciará hoy medidas para el organismo de rescate dependiente de Fomento.

Horas antes de su llegada los alcaldes de Algeciras y La Línea, José Ignacio Landaluce y Juan Franco, respectivamente, se mostraron por molestos porque el ministro no les visitase.

Ábalos evocó a González y al expresidente de Brasil, Lula da Silva. Recordó sendas frases de ambos dirigentes para salpimentar su análisis de la actualidad socialista. "La Audiencia Nacional certificó que el partido del Gobierno había salido viciado a las elecciones. Estábamos en la obligación de presentar una moción de censura", reconoció. "Ya no eran presuntos. Rajoy era consciente de que le íbamos a obligar a comparecer en la comisión del Congreso. Ya estaba en la operación repliegue", añadió.

El secretario de Organización en las filas socialistas hizo referencia a la dimisión de Màxim Huerta. "Fue un caso de ejemplaridad de este Gobierno. No podemos permitir que la gente crea que la situación no ha cambiado", afirmó. Habló de Ciudadanos, al que definió como "un bicho que le chupa la sangre al Partido Popular". También del Ejecutivo confeccionado por Sánchez. "Ha habido militantes del PP que me han dado la enhorabuena", contó. "La gente me pide un tren porque tiene una necesidad desde hace 20 años", se refirió a la Algeciras-Bobadilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios