Jimena

Un párroco que ejerció en Jimena fingió su condición de sacerdote 18 años

  • Estuvo en la localidad jimenata desde noviembre de 2017 hasta el pasado septiembre

  • La Diócesis de Cádiz y Ceuta expulsa al falso cura y abre una investigación para aclarar los hechos

El falso párroco, Miguel Ángel Ibarra El falso párroco, Miguel Ángel Ibarra

El falso párroco, Miguel Ángel Ibarra / E. S.

La Diócesis de Cádiz y Ceuta ha confirmado a través de un comunicado que el colombiano Miguel Ángel Ibarra Marín, que ejercía como párroco en Medina Sidonia, en las iglesias de Santa María La Mayor La Coronada y Santiago Apóstol –antes estuvo en Jimena de noviembre de 2017 hasta el pasado mes de septiembre–, no había sido nunca ordenado sacerdote en su país, por lo que habría estado durante 18 años ejerciendo el sacerdocio sin la documentación en regla.

El Obispado confirmó que esta persona “llegó a la Diócesis de Cádiz y Ceuta en octubre de 2017, a raíz de un acuerdo firmado con el arzobispo de la archidiócesis de Santa Fe de Antioquia. “El supuesto sacerdote presentó toda la documentación requerida. Con anterioridad, había ejercido el ministerio en varias diócesis colombianas”, prosigue el comunicado.

La Archidiócesis colombiana avisó el 13 de diciembre a la Diócesis de Cádiz y Ceuta que, tras una denuncia de falsedad en sus documentos de ordenación, se había llevado a cabo “una profunda investigación que concluía que Ibarra no había sido nunca ordenado sacerdote”. “Inmediatamente conocido este hecho, en la tarde de ese mismo día la Diócesis cesó al supuesto párroco de sus funciones”, aseguran. Ibarra Marín llevaba 14 meses en la provincia tras su llegada a Jimena directamente desde Colombia, pero muy poco tiempo al frente de las dos parroquias asidonenses antes referidas. El supuesto sacerdote tendrá que responder ante la Archidiócesis de Santa Fe de Antioquia.

La Diócesis de Cádiz y Ceuta trabaja ya en la investigación correspondiente “y la reparación de las consecuencias que haya podido acarrear la actuación de esta persona”. El Obispado dijo lamentar “que hechos como este puedan ensombrecer la labor de nuestros párrocos y sacerdotes debidamente ordenados, que sirven a la Iglesia diocesana cada día de manera ejemplar”.

Monseñor Orlando Antonio Corrales García, de la Archidiócesis de Santa Fe de Antioquia, manifestó días atrás a Noticias Caracol que después de una investigación se determinó que Ibarra “no fue ordenado sacerdote” el 4 de enero de 1998 por el entonces arzobispo de Tunja, monseñor Augusto Trujillo Arango, en su capilla privada.

Según informa este medio colombiano, hace meses surgieron dudas sobre su ordenación, por lo que se hizo una investigación más profunda sobre la existencia del delito de falsedad en documento público eclesiástico, con base en documentos originales y entrevistas a sacerdotes de Tunja, y se llegó a la conclusión de que Ibarra “no fue ordenado sacerdote”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios