Jimena

La Diputación invierte otros 147.000 euros para convertir El Corchado en un centro de turismo rural

  • En el proyecto también intervienen el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía

El estado que presentan las antiguas viviendas del Poblado del Corchado. El estado que presentan las antiguas viviendas del Poblado del Corchado.

El estado que presentan las antiguas viviendas del Poblado del Corchado. / E. S.

El responsable del área de Cooperación y Asistencia a Municipios de la Diputación de Cádiz, Javier Pizarro, ha comprobado la evolución de las obras que se emprenden desde 2015 para rehabilitar el Poblado del Corchado, en las proximidades de San Pablo de Buceite, en Jimena. En esta visita ha estado acompañado por el alcalde de Jimena, Fran Gómez y la titular de la Junta Municipal de Distrito de San Pablo de Buceite, María del Carmen Minguet, así como personal técnico.

La mayor parte de los fondos dedicados a esta recuperación proceden del Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA). En su última edición reservó casi 124.000 euros a la rehabilitación de uno de los edificios del asentamiento. Con esta cuantía se han formalizado 54 contrataciones y se han acreditado casi mil jornales. La nueva etapa del PFEA –de 2020 a 2021- mantendrá su respaldo a esta actuación: en este caso le dedica un presupuesto cercano a los 147.000 euros para una previsión de 62 contrataciones y 1.147 jornales.

La Diputación, más allá de su participación económica y técnica en el seno del PFEA, también interviene en El Corchado a través del Plan Invierte: dos anualidades de este programa, financiado con remanentes presupuestarios de la institución provincial, han dedicado fondos para el saneamiento del poblado y la rehabilitación de un edificio por un importe conjunto de 73.000 euros.

En lo que respecta al PFEA, la Administración General del Estado, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPES), aporta la mayor cuantía económica al financiar la contratación de mano de obra, mientras que Junta de Andalucía y Diputación sostienen la compra de materiales. El PFEA propicia la renovación de servicios públicos y creación de infraestructuras de los municipios, además de aportar cotizaciones a las personas pertenecientes al régimen agrario. Con los jornales acreditados en el desarrollo de estas obras se puede compensar la discontinuidad inherente al trabajo agrícola, como medio para alcanzar prestaciones públicas.

El Ayuntamiento de Jimena pretende establecer un complejo de turismo rural en este enclave. El Poblado del Corchado se localiza entre el río Guadiaro y la vía del ferrocarril, en una zona muy frondosa a la que se accede desde el camino de Cerejana. El cauce del río se salva mediante un puente metálico colgante que enlaza con la estación hidroeléctrica que, tras más de siglo en funcionamiento, aún sigue activa. La orilla donde se asentaba el poblado –donde residía la plantilla que mantenía la central junto a sus familias- está en los límites de la provincia de Cádiz mientras que la ribera donde se localiza la hidroeléctrica pertenece a la provincia de Málaga.

La riqueza medioambiental y la belleza paisajística del Corchado también le confieren valor para utilizarlo como aula de la naturaleza. Dejó de estar habitado en la década de los 80 del pasado siglo, cuando la estación hidroeléctrica empezó a operar mediante tele-gestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios