Polémica por la entrada de un coche de Protección Civil La compra de un queso y chocolate que acabó en incidente de seguridad en Gibraltar

  • La entrada de un coche de Protección Civil en el Peñón provoca la apertura de una investigación por haber pasado sin autorización del Gobierno

  • Los voluntarios que entraron, sorprendidos por el revuelo: "Solo queríamos hacer unas compras, nadie nos dijo que no podíamos pasar con el coche".

Incidente con un coche de Protección Civil en Gibraltar Incidente con un coche de Protección Civil en Gibraltar

Incidente con un coche de Protección Civil en Gibraltar

Cuatro voluntarios de Protección Civil que habían prestado un servicio en Manilva decidieron ayer por la tarde pasar por Gibraltar para hacer unas compras. Pertenecían al servicio de El Burgo, un pueblo de Málaga, y habían tenido un fin de semana intenso. Cruzaron la frontera, empezaron a buscar una tienda y sin sospecharlo provocaron una polémica que todavía hoy continúa, con una investigación abierta por el Gobierno yanito para averiguar cómo pudo cruzar un coche oficial la frontera sin permiso, el ministro principal advirtiendo que depurará responsabilidades y la población gibraltareña indignada.

Poco se imaginaba Jesús Manuel Narváez, el jefe de Protección Civil de El Burgo, la repercusión que iba a tener su breve excursión. "Íbamos a hacer una compra, queso y chocolate, ni siquiera tabaco porque ninguno fuma", explica. "Nos dejó pasar la policía española y después la policía de Gibraltar, en ningún momento nadie nos advirtió de que no podíamos entrar con un coche oficial". Pero nada más empezar a pasear por Gibraltar en busca de una tienda notaron que algo raro pasaba. "La gente nos grababa por las calles, nos hacía fotos desde los balcones". La población yanita estaba sorprendida de ver un cuerpo aparentemente policial de España paseando por el Peñón.

Localizaron al fin una tienda, pero también la Royal Police los localizó a ellos. Tras un primer momento más tenso con uno de los policías, que insistía en preguntar si tenían armas mientras ellos explicaban que solo llevan útiles sanitarios y de emergencias, fueron llevados a dependencias policiales. Allí explicaron qué hacían en el Peñón, fueron informados de que no podían estar en la colonia con un coche oficial y uniformados y les acompañaron a la salida. "Nos trataron muy bien, tanto el cabo como el oficial que nos atendieron". Desde Gibraltar también se remarca la cooperación de los voluntarios.

Una vez fuera del Peñón, los voluntarios se cambiaron y volvieron a entrar andando para hacer sus compras. Poco podían imaginarse que la anécdota no se iba a quedar ahí: la tormenta desatada en redes sociales calificando de inaceptable o vergonzoso que el coche hubiera entrado en el Peñón era seguida por una declaración del ministro principal considerando "más que preocupante" el hecho de que hubiese accedido sin autorización.

"Estoy preguntando a todos los organismos implicados que me expliquen cómo diablos ha sucedido esto y que se aseguren de que no vuelva a suceder", ha escrito Picardo, para después añadir que "alguien tendrá que asumir responsabilidades por este fallo". Fuentes gubernamentales explican que "la RGP no puede dar más detalle en este momento ya que el asunto está bajo investigación", apuntan.

Desde El Burgo, Narváez sigue atónito los acontecimientos y la viralidad que ha adquirido una anécdota en redes sociales. "Entiendo que ha habido un fallo en su lado, porque nadie nos impidió el paso. Los primeros sorprendidos de que estuviéramos allí eran los policías", recuerda. Pero no esperaba una reacción que además les está afectando directamente por los comentarios que algunas personas están haciendo en las redes. "Nosotros entramos de buena fe, sin saber nada. Somos voluntarios que no cobramos nada, si nos hubieran avisado hubiéramos entrado andando". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios