Gibraltar

Reino Unido almacena suministros en Gibraltar por si el Brexit se endurece

  • Defensa acumula alimentos, combustible, repuestos y municiones en el Peñón, Chipre y las Malvinas para poder seguir con sus operaciones incluso si se cierran las vías de acceso

La base naval de Gibraltar, desde el aire. La base naval de Gibraltar, desde el aire.

La base naval de Gibraltar, desde el aire. / E.S.

La base militar de Gibraltar se ha convertido en uno de los puntos de almacenaje claves para Reino Unido en previsión de un Brexit sin acuerdo. El Ministerio de Defensa británico (MOD) ha comenzado a hacer acopio de alimentos, combustible, repuestos y municiones en sus instalaciones del Peñón, así como en Chipre y las Islas Malvinas, en una operación que supone una inversión de más de 26 millones de euros (unos 23 millones de libras), según desveló Sky News antes de que lo confirmara el ejército británico.

Defensa está también acumulando suministros adicionales en sus bases dentro del Reino Unido para reducir el riesgo de que las fuerzas armadas se queden sin ellos y tengan que interrumpir sus operaciones de repente frente a las previsibles dificultades para importar y exportar bienes necesarios para el día a día después del 29 de marzo, la fecha elegida para la salida de Reino Unido y de Gibraltar de la Unión Europea.

Esta medida revela que el Gobierno británico ha puesto en marcha ya la llamada Operación Yellowhammer. Este es el nombre en clave utilizado por el departamento del Tesoro británico para los planes de contingencia de cara a un Brexit sin acuerdo y que se reveló el pasado mes de septiembre cuando un fotógrafo acercó el zoom a un documento oficial en el que se reflejaban algunas medidas para mitigar el impacto del divorcio más radical.

"El Ministerio de Defensa se encarga de la planificación de contingencias de forma rutinaria y es absolutamente positivo que el Gobierno se asegure de que estamos preparados y con recursos para varios escenarios cuando salgamos de la UE", subrayó un portavoz del MOD a preguntas de la GBC, la radiotelevisión pública gibraltareña, que agregó que está trabajando estrechamente con industrias, proveedores clave y todo el gobierno para garantizar que las tareas esenciales de Defensa no se vean afectadas por un Brexit sin acuerdo".

Cualquier bloqueo en el flujo de alimentos y otros artículos vitales en la entrada a las bases británicas en el extranjero podría tener un impacto negativo en las operaciones militares y afectar a miles de soldados, marineros y aviadores. Especialmente delicada es la situación de Gibraltar por su conexión directa por tierra con la Unión Europea a la que dejará de pertenecer.

La medida revela que Londres ha puesto en marcha la Operación Yellowhammer

El Gobierno del Reino Unido reiteró que no desea salir de la Unión Europea (UE) sin un acuerdo, aunque advirtió de que esa "posibilidad debe permanecer" sobre la mesa para frenar los esfuerzos de los detractores del Brexit". Así lo admitió el ministro británico de Educación, Damien Hinds, en declaraciones a la cadena Sky, recogidas por Efe dos días antes de que el Parlamento de Londres vote una moción gubernamental "neutra" (sin propuestas alternativas) sobre este divorcio, a la que los diputados de todos los partidos han presentado numerosas enmiendas.

El resultado de la votación determinará qué vías en el proceso del Brexit cuentan con mayoría parlamentaria, después del amplio rechazo el pasado 15 de enero del pacto acordado por la primera ministra, la conservadora Theresa May, con Bruselas.

"No preveo que la opción del no acuerdo se convierta en política gubernamental. Queremos evitar (un Brexit) sin acuerdo. No sería un buen resultado", señaló Hinds. "Pero es importante que (esa opción) -agregó el dirigente tory- siga siendo una posibilidad, porque, por otro lado, hay gente que está intentado frustrar el Brexit completamente".

Aunque las citadas enmiendas no serán legalmente vinculantes, pueden agregar presión sobre el Gobierno de May para tomar una dirección determinada en las próximas semanas, a medida que se acerca la fecha oficial de la salida del país del bloque comunitario, fijada para el 29 de marzo. Entre otras cláusulas, diputados de todos los partidos han puesto sobre la mesa propuestas para extender el plazo para abandonar la UE, bloquear la posibilidad de una salida sin acuerdo y convocar un segundo referéndum.

May también necesita el apoyo de los tories euroescépticos y de sus socios norirlandeses del Partido Democrático Unionista (DUP) para encontrar una propuesta que acepten tanto esos dos grupos como la UE. Los parlamentarios críticos con el plan de salida quieren que se elimine o se limite con una fórmula "legalmente vinculante" la llamada salvaguarda, diseñada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas, pues, en su opinión, puede dejar al Reino Unido integrado en las estructuras comerciales europeas durante años.

"Hay muchas razones para creer que la salvaguarda nunca será necesaria", recordó Hinds, en referencia a este mecanismo de seguridad, que se activaría si Londres y Bruselas no logran un acuerdo comercial al final del periodo de transición, en diciembre de 2020. En este sentido, parlamentarios conservadores han presentado otra enmienda para el martes que pide agregar al acuerdo del Brexit una limitación temporal para la salvaguarda irlandesa, hasta el 31 de diciembre 2021.

La ministra irlandesa para Europa, Helen McEntee, subrayó que este mecanismo de seguridad es intocable, en línea con la posición de la UE, que se ha mostrado dispuesta a ofrecer a May aclaraciones para ayudarla a superar el trámite parlamentario, aunque sostiene que el acuerdo no puede ser "renegociado". "Si le ponemos un tiempo límite, simplemente dejaría de funcionar como lo que es, una póliza de seguro. Tenemos la obligación de proteger el proceso de paz", afirmó McEntee a la cadena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios