Gibraltar

La Mancomunidad quiere mantener el tratamiento de la basura de Gibraltar tras el Brexit

  • El Peñón abona 1,2 millones de euros al año para llevar sus residuos a Los Barrios

  • Picardo afirma que tiene un plan alternativo si el Gobierno de España le niega el permiso 

Fabián Picardo y Juan Lozano, este miércoles en Gibraltar. Fabián Picardo y Juan Lozano, este miércoles en Gibraltar.

Fabián Picardo y Juan Lozano, este miércoles en Gibraltar. / E.S.

El presidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, Juan Lozano, ha expresado al ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, su intención de prorrogar el acuerdo que permite al Peñón tratar sus residuos en el Complejo Medioambiental Sur de Europa, en Los Barrios, más allá de la salida de la Unión Europea.

A través de la empresa pública Arcgisa, cada año se tratan en la planta barreña unas 30.000 toneladas de basura procedentes de la Roca que reportan a la Mancomunidad 1,2 millones de euros, a razón de 40 euros por tonelada. 

"Ahora mismo las autorizaciones para el tratamiento de los residuos de Gibraltar las da la Junta de Andalucía, pero si se lleva a cabo el Brexit será el Gobierno de España el que gestione las autorizaciones. Nosotros estamos dispuestos a seguir en estas líneas de colaboración", explicó Lozano tras una visita a Picardo en Gibraltar. 

"Gibraltar ha gestionado con Reino Unido una alternativa para manejar esos residuos si hubiera alguna dificultad que se impusiera a poder seguir trabajando como trabajamos ahora, esa dificultad sería resuelta con una nueva gestión de los residuos para el 31 de enero si se hubiese producido la salida, pero confío en poder seguir manteniendo esta mecánica", explicó el ministro principal.

Durante el 10º Consejo Ministerial Conjunto para Gibraltar celebrado a principios de noviembre, los Gobiernos del Reino Unido y el Peñón firmaron dos Memorandos de Entendimiento por los que Londres aceptaba respaldar económicamente parte de determinados proyectos de contingencia para el Brexit en la Roca. El segundo de esos documentos se refería al proyecto diseñado para brindar una "mayor flexibilidad" en el ámbito del almacenamiento y la exportación de residuos por parte de Gibraltar. Ese plan de contingencia para la basura implica la compra de maquinaria para triturar, compactar y envolver residuos para su almacenamiento y posterior exportación en contenedores. La maquinaria costará en torno a 862.000 libras y su abono correrá a cargo del Reino Unido, después de que se ratificara el acuerdo al respecto en el Consejo Ministerial Conjunto.

"Nuestra principal preocupación es que los ciudadanos vivan lo mejor posible, y como tenemos muchas cosas en común, vamos a ponerlas sobre la mesa y trabajar por hacerles la vida más fácil a los gibraltareños y a los campogibraltareños. Este miércoles estamos dando un primer paso para ello y creo que va a ser continuado", indicó Lozano, que retoma las visitas al otro lado de la frontera. La socialista Isabel Beneroso fue la última responsable de la Mancomunidad que estuvo en la Roca.

Lozano y Picardo coincidieron además en la importancia de que exista fluidez en la Verja, tanto para los trabajadores como para el resto de ciudadanos de la comarca, permitiéndose así un paso continuo entre los dos lados. El presidente de la Mancomunidad y el ministro principal gibraltareño acordaron  buscar los mejores métodos y trasladar las demandas a las instituciones competentes para que el paso en la frontera sea el más eficiente posible. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios