Gibraltar

Gibraltar vuelve a expulsar a un barco oceanográfico español de la Bahía

  • Como en abril, el 'Ángeles Alvariño' se ve obligado a interrumpir su labor científica y marcharse ante la presión de la armada y la policía gibraltareñas

Comentarios 28

Un operativo conjunto de la Royal Navy, la Royal Police y la Defence Police permitió a las autoridades gibraltareñas expulsar ayer al buque oceanográfico español Ángeles Alvariño de las afueras de Punta Europa, en las aguas por cuya soberanía mantienen un añejo litigio Reino Unido y España. La acción derivó en una serie de rifirrafes entre los barcos gibraltareños y las patrulleras de la Guardia Civil Río Pas y Río Tormes que se prolongaron durante varias horas en una de las tardes más movidas que se recuerdan en la Bahía.

Según testigos presenciales, las embarcaciones de las fuerzas de seguridad gibraltareñas aprovecharon que se retiraba uno de los patrulleros de la Guardia Civil rumbo al puerto de Algeciras para forzar al oceanográfico a marcharse de la zona en la que desarrollaba sus tareas científicas. Acababa de desplegar una sonda y se vio obligado a navegar hacia el Estrecho ante la presión de la policía y la armada británicas, que siguieron escoltándolo varias millas. Luego el Ángeles Alvariño tomó rumbo a Ceuta.

Un incidente parecido y con los mismos protagonistas provocó el pasado mes de abril una de las crisis más graves que se recuerdan entre España y Reino Unido, con cruce de convocatoria de embajadores e intervención personal de los dos presidentes, Mariano Rajoy y David Cameron, respectivamente. Tanto uno como otro expresaron el deseo de que este tipo de incidentes no se repitieran en un futuro. "Urgimos firmemente a las autoridades españolas a desistir", dijo el presidente británico, mientras el Foreign Office acusaba a la Guardia Civil de realizar maniobras peligrosas en la Bahía. Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español se quejó del intento de embarcaciones británicas de "obstaculizar" las labores de "investigación y protección medioambiental en aguas españolas" del Ángeles Alvariño. Ambos gobiernos recibieron críticas internas por sus acciones "demasiado diplomáticas".

En los últimos meses, el barco oceanográfico ha estado recogiendo muestras para un ambicioso estudio sobre las propiedades físico-químicas y biológicas del agua que sale del Mediterráneo al Atlántico para cuatro proyectos de investigación. Participan científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO), del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las universidades de Cádiz y Málaga, que aseguran que sus inevstigaciones ya han ofrecido datos muy valiosos.

A raíz de este incidente se produjo al menos uno más. Poco después, la Río Tormes estuvo persiguiendo a un barco de pesca hasta alcanzar la zona de Rosia Bay, donde abandonó después de que apareciera una neumática de la Royal Navy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios