Brexit

Borrell califica a la comarca como una "planicie de subdesarrollo"

  • Prioriza la mejora del Campo de Gibraltar sobre la defensa de la soberanía española del Peñón

  • "Me preocupan la Aduana, la pesca, el tabaco, el aeropuerto y los trabajadores", afirma

Josep Borrell y María Dolores de Cospedal se saludan ayer antes del inicio de la Comisión de Exteriores del Congreso. Josep Borrell y María Dolores de Cospedal se saludan ayer antes del inicio de la Comisión de Exteriores del Congreso.

Josep Borrell y María Dolores de Cospedal se saludan ayer antes del inicio de la Comisión de Exteriores del Congreso. / fernando villar / efe

Comentarios 12

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, calificó ayer al Campo de Gibraltar como "una planicie de subdesarrollo" al referirse a la situación que vive la comarca respecto al Peñón. "No puede ser que Gibraltar sea el tercer territorio del mundo con la renta per capita más alta rodeado de una planicie de subdesarrollo y donde empieza a haber serios problemas de tráfico de drogas, de contrabando y de inestabilidad social", indicó el ministro en la Comisión de Exteriores del Congreso tras ser preguntado por el Partido Popular si defenderá la soberanía de Gibraltar en la negociación sobre el Brexit que lleva a cabo con Reino Unido.

Borrell recalcó que el Gobierno socialista no renuncia a la reivindicación sobre la soberanía del Peñón, pero que eso no es objeto de la negociación que se ha emprendido con Londres en el marco del Brexit. "La cuestión de la soberanía no está entre los objetivos de este ministerio. Sé que el anterior ministro, no mi antecesor -en referencia a José Manuel García-Margallo- se planteó como objetivo poner la bandera en el Peñón y yo soy más modesto. Solo me propongo que Gibraltar no sea el último obstáculo en el camino del acuerdo para el Brexit. Pretendo que sea el primer paso hacia el acuerdo porque me preocupan mucho más las condiciones socioeconómicas del Campo de Gibraltar, mucho más que la soberanía, aunque sin ninguna renuncia", explicó Borrell.

"Me preocupa la Aduana, la pesca, el tabaco, el aeropuerto, la entrada y salida y trabajadores, el régimen de la Verja... un paquete de cosas con las que no se haría ningún titular de prensa pero que condiciona la vida de muchas personas", continuó el ministro.

Las palabras del titular de Exteriores fueron recibidas con críticas del PP, cuyo portavoz, José Ramón Garcia-Hernández, le replicó que con esas declaraciones "sube la Bolsa de Londres". El socialista Salvador de la Encina agradeció al ministro que haya citado, el próximo martes en Madrid, a los alcaldes del Campo de Gibraltar confió en que en esa cita puedan anunciarse medidas para la zona.

Las declaraciones de Borrell recuerdan a las que pronunció su antecesor en el cargo, Alfonso Dastis, en septiembre de 2017 en el Club Siglo XXI en Madrid, cuando indicó que se podía comprender el rechazo del Gobierno de Gibraltar a formar parte de España, aunque pareciera una "herejía", teniendo en cuenta "la degradación que sufre la localidad de La Línea de la Concepción".

"Uno puede comprender a Gibraltar, mire lo que tenemos al otro lado de la Verja. ¿Usted cree que quieren ser como esa otra gente?", dijo el hoy ex titular de Exteriores respondiendo a una pregunta de los asistentes a su conferencia dos semanas después de visitar la comarca.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios