Pasarela

Anna Wintour se separa de su marido tras 20 años de relación

  • La editora de Vogue e icono de moda estaba en crisis desde hace años con el financiero Shelby Bryan

Anna Wintour, en una gala de los Oscar. Anna Wintour, en una gala de los Oscar.

Anna Wintour, en una gala de los Oscar. / Efe

La noticia no ha sorprendido en los círculos cercanos a la pareja. Anna Wintour y su esposo Shelby Bryan han roto. El ya ex matrimonio llevaba vidas separadas desde hace tiempo y desde el año 2013 apenas se les había visto juntos en público en algún acto social. La relación entre la editora de Vogue y gurú de la moda, de 70 años, y el inversor, de 74, dio comienzo hace algo más de veinte años. Un romance que causó gran revuelo en el seno de la clase elitista de Nueva York. Allá por 1999, Bryan rompió su matrimonio para vivir un apasionado romance con Wintour, que se acababa de divorciar del psiquiatra David Shaffer, con quien comparte dos hijos.

Anna Wintour con su hasta ahora esposo. Anna Wintour con su hasta ahora esposo.

Anna Wintour con su hasta ahora esposo. / Efe

La pareja, ahora separada, se casó en secreto en 2004 y durante casi una década era habitual verles juntos en los diversos eventos a los que era invitada la editora de Vogue. Algunas fuentes señalan que Shelby Bryan habría vuelto con su ex esposa, detalle que han negado fuentes cercanas al inversor.

El 'annus horribilis' de Anna Wintour

Lo cierto es que Anna Wintour no atraviesa un buen año. A esta ruptura sentimental se une el delicado conflicto que se generó el pasado mayo tras la publicación de unas memorias escritas por André Leon Talley, colaborador cercano de la editora durante dos décadas. En las mismas se describían diferentes sucesos de índole racista en los que Wintour no salía bien parada. Tras el revuelo, fue ella misma la que tuvo que disculparse por los errores cometidos en este sentido a lo largo de su carrera profesional.

Talley llegó a decir en un pasaje del libro que la propia Wintour bloqueó su ascenso en la revista para la que trabajaban porque él era "demasiado mayor, demasiado gordo y demasiado poco atractivo" para ella. El colaborador aseguraba en dicho libro incluso que había una lista interminable de escritores, estilistas y modelos a los que Wintour censuraba por motivos poco éticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios