'In the air' Carmina Ordóñez, la otra Rocío Carrasco

  • Hace 20 años, Carmen Ordoñez denunció en una entrevista en el programa 'Crónicas marcianas' que había sido víctima de malos tratos por parte de Ernesto Neyra

  • El juez desestimó su denuncia poco antes porque no respondía al "perfil socioeconómico" de mujer maltratada

Carmen Ordoñez.

Carmen Ordoñez.

EL testimonio de Rocío Carrasco nos recuerda a uno muy similar, por las mediáticas circunstancias y lo cruel del relato, por parte de otro personaje famoso, ya fallecido: Carmen Ordoñez. Hace 20 años, la madre de Francisco, Cayetano y Julián protagonizó una entrevista en televisión que generó una gran polémica. Lo hizo en el plató del que, por aquel entonces, era el programa de máxima audiencia, Crónicas marcianas. Carmina se sentó frente a Javier Sardá y confesó que había sufrido malos tratos por parte de su ex marido, Ernesto Neyra. Con Carrasco guarda lamentablemente la similitud de que la Justicia tampoco la amparó a ella, a pesar de interponer varias denuncias.

Carmina, con el ojo morado, y Ernesto Neyra, en un polémica foto con la que intentó probar que él le pegaba. Carmina, con el ojo morado, y Ernesto Neyra, en un polémica foto con la que intentó probar que él le pegaba.

Carmina, con el ojo morado, y Ernesto Neyra, en un polémica foto con la que intentó probar que él le pegaba. / Mediaset

Su hijo pequeño, Julián Contreras, ha estado en Sábado Deluxe para señalar que cuando vio a la hija de Rocío Jurado en su documental, relatando su experiencia entre lágrimas, "veía a mi madre. Era como si estuviera mi madre vestida con ese traje rosa hablando". De ahí que apoye a Carrasco y considere que, a veces, no queda otra plataforma que la televisión para una famosa que ha sufrido violencia de género y no ha logrado nada con sus querellas en un Juzgado. "Hay que dar luz a los rincones oscuros", comentó. Cree que el impacto que las palabras de Rocío han tenido en la sociedad puede ayudar a muchas mujeres que sufren en silencio. Hoy, Julián ayuda a muchas de estas personas como coach, ofreciendo charlas y sesiones a mujeres que han sido maltratadas: "Algunas de ellas ni siquiera son conscientes de que son mujeres maltratadas. Les cuesta reconocerlo", contó.

Julián Contreras, sentado junto a su madre, en un programa del corazón. Julián Contreras, sentado junto a su madre, en un programa del corazón.

Julián Contreras, sentado junto a su madre, en un programa del corazón. / Mediaset

A su madre la Justicia le negó la ayuda aludiendo a que no respondía "al perfil socioeconómico de mujer maltratada". Julian, quien sostiene que con tan sólo 12 años tuvo que agarrar del brazo a Neyra en uno de estos episodios violentos para que no siguiera agrediendo a su madre, comprende mejor que nadie a Rocío Carrasco. Confiesa que su progenitora "estaba completamente anulada, dominada" por Neyra, y que "nunca volvió a ser la misma". Sobre sus manifestaciones en televisión, se lamenta: "Fue muy criticada (...) En aquella época no se hablaba de eso en televisión. Ese tema no existía".

Carmina, en una portada de '¡Hola!', de la que era habitual. Carmina, en una portada de '¡Hola!', de la que era habitual.

Carmina, en una portada de '¡Hola!', de la que era habitual. / Hola

Ernesto Neyra nunca fue condenado por maltratar a Carmen Ordoñez, pero sí que estuvo en la cárcel el verano pasado. Fue detenido, tras emitirse una orden de busca y captura, tras años de batalla legal de su ex mujer, Leli Céspedes, por no pasarle la pensión a sus hijos. El ex bailarín fue el inquilino más famoso de la prisión de Huelva, donde permaneció tres semanas y salió tras pagar su deuda.

Carmina, en cambio, falleció el 23 de julio de 2004, dos años después de denunciar los malos tratos. Tenía 49 años y su muerte se debió a un infarto provocado por una sobredosis de drogas. Según su hijo Julián, su matrimonio con Neyra fue "el principio del fin".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios