Feria de La Línea

El dúo sanluqueño Las Carlotas pone el broche de oro a la Feria

  • Numeroso público acude a la plaza de la Constitución para ver a Carlota y Carmen en concierto. El recinto de la Velada registra un lleno absoluto durante el fin de semana

Comentarios 3

El dúo de Sanlúcar de Barrameda Las Carlotas, formado por las hermanas Carlota y Carmen, puso ayer el punto y final a la Velada y Fiestas de La Línea con una actuación en la plaza de la Constitución.

Numeroso público de todas las edades se congregó en la citada plaza para presenciar el recital, que arrancó quince minutos después de lo previsto por el retraso en la llegada de los músicos, un total de cinco.

Vestidas de negro, las hermanas irrumpieron en el escenario entre calurosos aplausos y ofrecieron un buen espectáculo en el que demostraron el aprecio que sienten por la localidad linense, cuya Velada y Fiestas conocen de sobra. "Estamos muy agradecidas por el cariño con el que siempre nos ha acogido esta ciudad", dijo una de ellas.

Este concierto al aire libre, en el escenario de la coronación, sustituyó al tradicional espectáculo de fuegos artificiales, que el Ayuntamiento ha decidido no organizar este año debido a la precaria situación de las arcas municipales.

Tras el recital del dúo de Sanlúcar de Barrameda, que tuvo un guiño para el último ganador del concurso Se llama copla, el linense Jonathan Santiago, la gente se encaminó al recinto ferial para vivir con intensidad la última noche de la Velada y Fiestas. Por delante quedaban todavía muchas horas de diversión y ocio en cada rincón de la Feria, pero especialmente en las casetas.

Eran muchos los linenses y visitantes dispuestos a apurar hasta el último momento y a despedir a la Velada por la puerta grande, como se merece, lo que implica degustar a primera hora de la mañana unos ricos churros con chocolate o bien un buen bocadillo o una patata asada con todos su ingredientes.

La tradición en La Línea también marca, casi exige, ver el amanecer en la playa de Santa Bárbara, la más cercana a las instalaciones de la Feria.

La noche del domingo no fue sino una continuidad de las del viernes y el sábado, cuando los linenses volvieron a echarse a la calle en masa. La madrugada del sábado fue especialmente movida a partir de las dos de la madrugada, cuando los establecimientos empezaron a llenarse de gente de todas las edades.

A pesar de la afluencia de público, sobre todo durante los fines de semana, la Feria se ha desarrollado prácticamente sin incidentes, y eso a pesar de las bajas registradas en la Policía Local y que han obligado al Cuerpo Nacional de Policía a hacer un esfuerzo adicional.

Atrás quedan ya diez largos días de festejos que arrancaron con la coronación de las reinas infantil y juvenil en el mismo escenario que ayer vivió el final de la Velada y Fiestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios