Prune Algeciras La incógnita del voto musulmán

  • El Prune algecireño se define como partido inspirado en los principios islámicos

  • Su objetivo es defender a las minorías marginadas

  • Dris Mohamed es su candidato

Teresa Sauri (número 4 de la lista), María Custodio (2) y Dris Mohamed (1), en la Plaza Alta.

Teresa Sauri (número 4 de la lista), María Custodio (2) y Dris Mohamed (1), en la Plaza Alta. / R. M. M. (Algeciras)

La publicación de las candidaturas para las elecciones municipales en Algeciras dejaba hace un mes una sorpresa: la aparición del Prune, el Partido Renacimiento y Unión de Europa, una formación que se autodefine “de inspiración islámica”. Un partido creado hace una década como un paso la articulación sociopolítica de la amplia comunidad musulmana del país y que se asoma por primera vez a una papeleta en estas elecciones municipales, además de en Algeciras, en Sevilla y Mollet del Vallès.

La aparición del Prune en Algeciras no es casual. Con una población musulmana de entre 13.000 y 15.000 personas según los cálculos de la propia formación, ahí tendría un teórico caladero de votos basado en su compromiso de tener en cuenta los principios del Islam en su actuación política (justicia, igualdad, solidaridad y libertad, remarcan sus estatutos). Por ejemplo, recoge en estos, “las prácticas usurarias en las transacciones comerciales y el interés bancario no tendrán cabida en una sociedad gobernada por el PRUE” (nombre anterior del partido).

Se abre ahora el interrogante de si esa comunidad islámica se movilizará o no en favor de un partido que propugna defender sus valores. “En las últimas elecciones hubo una movilización que favoreció al PSOE ante la amenaza de la ultraderecha”, explica su candidato en Algeciras, Dris Mohamed.

Pero su objetivo trasciende ese grupo no tan minoritario de los ciudadanos musulmanes, remarca el número 1 de la lista, insistiendo en que su público objetivo son “las minorías que se intenta marginar. Y no hace falta ser inmigrante para estar marginado”.

Procedente de la Intercultural del Saladillo, el alcaldable destaca la defensa de los derechos del colectivo LGTBI, las víctimas de violencia de género o el hecho de que “somos una lista en la cual están representadas distintas culturas, musulmanes y no musulmanes”.

Entre sus propuestas la primera es fomentar el empleo, “buscar una fórmula para que los jóvenes y los mayores de 45 años puedan conseguir un trabajo, empezando por la formación”. También proponen crear un mercadillo de segunda mano, impulsar los centros sociales y potenciar el turismo. Ahí apuntan a la posibilidad de explotar el patrimonio islámico para que sirva como reclamo turístico. Espacios para los jóvenes en los que puedan convivir y disfrutar de un ocio sano y crear nuevos equipamientos deportivos son otras de las propuestas.

Entre ellas está también una vetusta reivindicación de la comunidad islámica: la creación de un cementerio donde poder enterrar a los muchos vecinos musulmanes que tiene Algeciras, una reclamación que periódicamente han hecho diferentes colectivos y que nunca ha recibido respuesta.

¿Prune se sitúa a la izquierda o derecha? “Los valores no tienen ideología, resume Teresa Sauri, la número 4 de la lista. “Cualquiera que respete al ser humano será bienvenido”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios