Juan Carlos Ruiz Boix | Alcalde de San Roque y candidato del PSOE “No hemos sido capaces de defender los intereses del Campo de Gibraltar”

  • La industria y el turismo de lujo son, junto a la construcción, los motores de su Ayuntamiento, el más saneado con diferencia de la comarca: en 2018 cerró con 18 millones de superávit

Juan Carlos Ruiz Boix, en la Alameda de San Roque.

Juan Carlos Ruiz Boix, en la Alameda de San Roque. / Jorge del Águila (San Roque)

Vicepresidente de la Diputación de Cádiz y vicesecretario general del PSOE gaditano, mantiene vivo el espíritu reivindicativo y la ambición por ejercer más allá de su pueblo, aunque en marzo pasado salió trastabillado en su tentativa de dar el salto a la política nacional, cuando la dirección federal del PSOE propuso a Grande-Marlaska como cabeza de cartel del PSOE por Cádiz en su lugar. Las del día 26 serán sus terceras elecciones municipales tras ocho años como regidor.

-No sé si le queda algo de frustración por no haber sido candidato en las generales.

-Tendría que mentir si dijese que no me sentí frustrado durante un tiempo y que no cuesta recuperarse, pero me quedo con el cariño de la gente, no solo de los militantes y compañeros de San Roque, sino de toda la provincia.

-Dado que el PSOE ve incompatible el puesto de diputado y alcalde, podría pensarse que su candidatura a la Alcaldía es ahora un segundo plato.

-Ambos puestos son compatibles legalmente y el PSOE, aun siendo cierto lo que usted dice, prevé en sus estatutos la excepcionalidad de permitir el ejercicio de ambos cargos. Yo, desde un principio hablé de compaginar ambas funciones, en defensa de los vecinos de Cádiz y como alcalde de San Roque, donde llevo ocho años, lo cual me da mucho control y conocimiento sobre mi municipio.

-A la vista de los resultados electorales, Grande-Marlaska no resultó ser un mal cartel, ¿no?

-Bueno, el PSOE ha ganado en Cádiz y en España, pero hay que señalar que en 2015 ganamos en la provincia con tres diputados, que en 2016 volvimos a sacar otros tres y que ahora hemos repetido esos tres con una victoria holgada.

-En diciembre de 2018, en cambio, en las elecciones andaluzas, el PSOE pasó de seis a cuatro escaños en la provincia.

-Hubo un desgaste de 36 años de gobierno y algunos de nuestros votantes no votaron, entendiendo que era necesario un relevo. Quiero recordar, no obstante, que las elecciones andaluzas fueron ganadas por el PSOE, por Susana Díaz, y que la suma de las tres fuerzas de la derecha han sumado para derrotar a la primera fuerza. Seguramente hemos cometido errores en los mensajes, en la movilización de nuestros votantes, porque también tenemos claro que no se han ido a otros partidos, como se vio por la menor participación.

-Un proyecto clave, la Algeciras-Bobadilla. El Gobierno de Pedro Sánchez, ahora en funciones, asumió el proyecto del PP, con una sola vía en vez de dos y sin nuevo trazado. De los 1.250 millones de euros de inversión se ha pasado a 470. ¿Está usted de acuerdo con ese plan?

-El Campo de Gibraltar necesita de portavoces y referentes políticos que actúen de forma ejecutiva. Llevamos muchos años teniendo responsables políticos que han ayudado en conocer el diagnóstico del problema, pero nos falta la solución. Por eso yo envidio que haya personas con coraje en algunos sitios, como Cádiz, una ciudad que logró que se hiciera el puente de acceso con una inversión de más de 500 millones de euros.

-Le está usted echando flores a Teófila Martínez, ex alcaldesa de Cádiz.

-Cádiz es una ciudad que ha perdido y pierde habitantes y, en cambio, el Campo de Gibraltar es una zona pujante económicamente, con sectores estratégicos para el país. Y no hemos sido capaces de exigir y de defender los intereses de los campogibraltareños para que esa inversión necesaria para la economía del país se haga realidad. Cuando el diagnóstico de 2019 es el mismo que el del año 2000 es que nos hemos equivocado de estrategia. Nos hacen falta defensores de la comarca en aquellos lugares donde se deciden los presupuestos para la comarca, las inversiones del país.

-Eso ha pasado con gobiernos del PP, pero también del PSOE.

-He dicho que nos faltan defensores de la comarca, no defensores socialistas o populares de la comarca. Es un problema estructural de la comarca que nos afecta a todos. Ahora nos hemos quedado sin ninguna representación en el Congreso y en el Senado y eso nos dificulta aún más la situación. La demanda de la Algeciras-Bobadilla y el Plan Integral del Campo de Gibraltar no serían necesarios si durante los últimos treinta años se hubieran hecho las cosas como se debe.

-Le preguntaba por la doble vía de la Algeciras-Bobadilla.

-Ahora iba a ello. La Algeciras-Bobadilla forma parte del corredor central, que es como a mí me gusta llamarlo, y forma parte del Corredor Mediterráneo y del Atlántico. Lo que se necesita son 176 kilómetros para unir adecuadamente Algeciras con Bobadilla y Antequera, con una inversión evaluada hace años en 1.300 millones de euros, para una doble vía de ferrocarril para mercancías y pasajeros. Hay que aplaudir el plan integral porque esos 470 millones de euros para el tren multiplican por nueve las ridículas cifras del Gobierno del PP, pero se quedan lejos de lo necesario. En el PSOE vamos luchar por que salga adelante, aunque el señor Landaluce votó en contra de los Presupuestos de 2019 cuando se presentaron en febrero. Ahora los volveremos a presentar con el nuevo Gobierno. Tenemos que mantener en la comarca el espíritu reivindicativo de la igualdad, no me gustan las injusticias. Y si hay que elevar la voz, yo lo hago cuando otros no lo hacen.

-Volviendo al principio, ¿eso le ha costado a usted el puesto en la lista a las generales?

-(Pausa) Pasamos pregunta.

-En cualquier caso, ese proyecto de una sola vía para la Algeciras-Bobadilla a usted no le gusta.

-No me gusta el proyecto diseñado por el PP.

-Pero lo ha asumido el PSOE, insisto.

-Esto es como la carretera Algeciras-Tarifa-Vejer. ¿A usted le gusta que sea de un carril por sentido? Si los estudios previos dicen que hacerla atravesando el parque natural es complicado y que lo mejor es ampliar la carretera ya existente, pues vamos a ello. Yo no quiero poner obstáculos, aunque desde un principio se planteó como una autovía, con una mediana completa, igual que la autovía Los Barrios-Jerez que hizo la Junta de Andalucía atravesando Los Alcornocales y compatibilizando el medio ambiente con la necesidad de conectar el Campo de Gibraltar con la AP-4. Yo soy un político de pájaro en mano, pragmático, y prefiero los 470 millones de la vía ferroviaria Algeciras-Bobadilla y el ensanchamiento con un carril adicional de la carretera Algeciras-Tarifa-Vejer a no tener nada. Ya habrá tiempo luego de reclamar la doble vía y la autovía. Es más, yo ahora voy a luchar también para que se levante el peaje de la A-7 después de 22 años, que tiene unos precios carísimos y te da unos palos tremendos.

-La economía de San Roque se basa en dos pilares, la industria y el turismo de lujo, aunque ligado parcialmente a este se desarrolla el de la construcción.

-Tenemos dos sectores pujantes como usted dice, el industrial, con el mayor complejo petroquímico de Andalucía, que es el ubicado en Puente Mayorga y Guadarranque, y tenemos el turismo deportivo, que es un adjetivo que me gusta más que el de lujo, con nueve campos de golf, catorce canchas de polo y nuestras playas. Vinculado íntimamente a este ha surgido un sector de la construcción de viviendas en Alcaidesa de San Roque, San Roque Club y Sotogrande, principalmente, que espero vaya acompañado de construcciones en los núcleos del pueblo: San Roque, Campamento, Puente Mayorga... porque después de doce años de crisis hay demanda entre los ciudadanos.

"Nuestro modelo residencial es de baja intensidad y de calidad, no son mamotretos junto a campos de golf"

-Cuando su partido gobernaba en la Junta, alertó de la proliferación de campos de golf vinculados a urbanizaciones por ser un modelo insostenible.

-San Roque lleva más de cincuenta años con un modelo de campos y golf y urbanizaciones que funciona. Es un modelo residencial de baja intensidad y de calidad, no son mamotretos de construcciones elevadas junto a los campos de golf. Por ejemplo, la última inversión de Sotogrande SA se ha realizado donde estaba previsto un campo de golf, el décimo de San Roque, y ha optado por crear una zona de ocio deportivo dirigido a las familias, The Beach, con la construcción de un lago artificial y la creación de cien empleos. Es un turismo de excelencia, de alto poder adquisitivo y de gasto: si en Andalucía el turista medio deja 60-70 euros, el del golf deja el doble.

-¿Qué proyectos hay previstos en los núcleos tradicionales de población? ¿Hay VPO?

-Hay VPO por parte de la empresa municipal Enroque, que ha generado la construcción de más de 600 viviendas de propiedad municipal. Durante la crisis, la inversión estatal y andaluza en VPO quedó paralizada y ahora estamos promoviendo proyectos más pequeños, de diez viviendas, que nos sirvan para la inclusión social.

-Su superávit de 18 millones de euros en 2008 dan para hacer nuevos proyectos.

-Eso ha sido gracias a nuestra buena gestión. El Ayuntamiento cuenta con suelo público, pero va a aprovechar parte de ese dinero para aumentar su patrimonio de suelo en todas las barriadas donde no tenemos para desarrollar también crecimientos controlados de VPO y quizá también de renta libre para que, en cada uno de los nueve núcleos, pueda haber del orden de 40 o 50 viviendas nuevas en el próximo mandato. Ese es el reto, con unas 400 viviendas nuevas.

-¿Qué salto poblacional puede dar San Roque en los próximos años?

-Estamos hablando de una población censada que se aproxima a los 34.000 habitantes que, con la VPO se incrementaría en mil personas, más las más de 600 viviendas que se están construyendo en Alcaidesa, San Roque Club y Sotogrande, aunque muchas de ellas son segundas residencias.

-Otro reto son las viviendas ilegales del Albarracín.

-Ese es un reto que viene de los años 70. Hay más de 600 viviendas construidas de forma ilegal y lo que estamos haciendo ahora es paralizar las nuevas construcciones para que ese problema no se agigante. Hay que tener en cuenta que el precio que pagaron esos vecinos por un suelo rústico fue mucho más bajo que el que pagaron otros en zona urbana. No tienen servicio municipal de recogida de basura, no tienen saneamiento ni agua y es difícil que accedan a la electricidad... Habrá que buscar una cooperación entre administraciones superiores, como la Junta de Andalucía, y los vecinos respetando los acuíferos y el medio ambiente para dar una respuesta al problema. No hay equipamientos porque no se han cedido suelos al Ayuntamiento: no hay colegio, guardería, centro de salud y todo lo que conlleva una nueva barriada.

Ruiz Boix conversa con un grupo de vecinas sentadas en una terraza. Ruiz Boix conversa con un grupo de vecinas sentadas en una terraza.

Ruiz Boix conversa con un grupo de vecinas sentadas en una terraza. / Jorge del Águila (San Roque)

-¿Se plantean ustedes el derribo de esas casas?

-Hay órdenes de demolición y de reposición de los suelos a su estado natural.

-¿Está actuando la Fiscalía?

-Más que la Fiscalía, a la que se trasladan los expedientes, tenemos una colaboración intensa con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

-Está pendiente también el desarrollo de la Zona de Acción Logística (ZAL).

-Es un cuarto sector con un futuro prometedor derivado de nuestra posición estratégica y que está pendiente de las mejoras en la Algeciras-Bobadilla, que pasa por nuestro término municipal y que con tanta fuerza reivindicamos. Los gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía apostaron por la ZAL como nodo de conexiones con una inversión de más de 40 millones de euros en una zona donde hay posibilidad de desarrollar un proyecto de 120 hectáreas. Hoy en día hay 40 de ellas completamente urbanizadas y en comercialización, pendientes de que haya más actividad ferroviaria, vinculada a la industria petroquímica y al Puerto de Algeciras.

-Su relación con el Puerto nunca ha sido fácil.

-Vayamos al principio: un tercio de la costa de la bahía de Algeciras pertenece al municipio de San Roque. Por eso muchas veces no entendemos que los recursos que genera la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) no vayan a este municipio.

-¿Qué impresión tiene del nombramiento del nuevo presidente de la APBA?

-He conocido a Gerardo Landaluce y hemos mantenido una jornada de trabajo aquí en el Ayuntamiento de San Roque en la que hemos repasado muchas cuestiones pendientes, que desgraciadamente son muchas. Hemos quedado en visitar juntos el paseo marítimo de Puente Mayorga, donde quiero hacer una serie de mejoras, pero vamos a esperar. De momento, vamos a ver.

-¿Hablaron de la ubicación del nuevo fondeadero?

-Por supuesto. En esa reunión le pedí formar parte del consejo de administración de la APBA por la presencia que el puerto tiene en San Roque y para poder formar parte de las decisiones que se adopten, entre ellas el fondeadero. Estoy en contra de la ubicación elegida, frente a Sotogrande porque afecta de forma grave al turismo.

"El Campo de Gibraltar necesita de portavoces y referentes políticos que actúen de forma ejecutiva"

-¿Algún paso sobre la regeneración de la playa de Guadarranque?

-Un tercio de los ingresos de la APBA salen del pantalán de Puente Mayorga y cuando les digo que deben invertir en el litoral de San Roque, me responden que no hay suelos de competencia o usos portuarios en San Roque. A mí me da la risa y digo: de acuerdo, pues cambiemos esos usos. Hay tres barriadas, Guadarranque, Puente Mayorga y Campamento, con un vínculo marítimo histórico, que padecen una situación de comunicación por el litoral muy precaria debido al mal estado de la carretera, oradada por la pérdida de arena y suelo, que se han ido como consecuencia del cambio de la dinámica del mar por obras hechas en otros sitios. Hay que recuperar la playa porque, entre otras cosas, ya hemos perdido dos fortines. Parece que no pasa nada, pero podemos perder el tercero, en la calle de los Fenicios, en los pisos conocidos como de Los Peritos.

-¿Es compatible un uso lúdico de la playa junto a un complejo petroquímico?

-Lo es porque ha sido posible durante cincuenta años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios