Economía

Las ventas de aceite de oliva alcazan la cifra récord de 1,6 millones de toneladas

  • La campaña de comercialización acaba con el mayor volumen de salidas de la historia

Un olivarero en una finca Un olivarero en una finca

Un olivarero en una finca

La campaña de aceite de oliva se ha cerrado con un “récord absoluto” en comercialización (ventas tanto en España como fuera del país), que se ha situado en 1.631.733 toneladas. De ellas, 1.115.000 toneladas han ido destinadas a exportaciones, aunque también las importaciones han alcanzado un récord, de 509.490 toneladas, entre otras cosas por el arancel del 25% impuesto por EEUU al aceite de oliva español.

El ritmo de salida de aceite mensual se ha situado en 136.000 toneladas, una cifra elevadísima y que “confirma con rotundidad la salubridad del sector y la alta demanda que tienen nuestros aceites de alta calidad en los mercados mundiales”, señaló el secretario general de UPA en Andalucía Miguel Cobos.

“Con estos datos de salidas el enlace para el año que viene será de algo menos de 500.000 toneladas, por lo tanto, pese a que el precio ha sido muy bajo, nos tenemos que quedar con la parte positiva, y es que España ha vuelto a la senda de la comercialización y se ha vendido aceite”, explica por su lado en un comunicado el gerente y portavoz de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero.

Solo en el mes de septiembre el volumen de salidas se ha situado en “la extraordinaria” cifra de 147.233 toneladas, teniendo en cuenta unas importaciones estimadas de 15.000 toneladas, importaciones que, desde el punto de vista de UPA, “deberían de empezar a remitir de cara a la campaña próxima”.

Por lo que respecta a la producción, ha alcanzado un acumulado en Andalucía de 900.396 toneladas y en España de 1.125.356 toneladas, con un enlace de campaña, es decir, de aceite que queda entre una recolección y la del año siguiente es de 491.223 toneladas, un 30% menos que hace doce meses.

“Hay razones más que de sobra para que la próxima campaña, con los aceites nuevos que ya han empezado a recolectarse, lo haga con una clara y notoria mejoría de precios a percibir por los agricultores”, afirma Miguel Cobos.

En este sentido,indica que ya se atisban en las primeras operaciones esta mejoría, pero incide en que es algo que debe de perdurar durante toda la campaña. Para Cobos, de cara a la presente campaña de recolección que comenzó el pasado 1 de octubre es necesario un cambio de modelo que pase, entre otras cuestiones, por el cumplimiento “estricto” de la nueva Ley de la Cadena Alimentaria para que los agricultores no pueden cobrar precios por kilo por debajo de sus costes de producción.

UPA subraya que las previsiones de producción apuntan a una campaña mundial “equilibrada, incluso algo corta por la demanda creciente, que nos hará partir con menos excedentes en la siguiente campaña”, la que empieza en 2021.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios