Deportes

La plata es mejor que el bronce

  • La Real Balompédica cede con justicia ante un contundente Mallorca en el duelo inaugural del Trofeo

  • El sanroqueño Stoichkov es ovacionado por la afición linense en el día del regreso a la que ha sido su casa

Stoichkov avanza mientras Carrasco le mira desde el suelo. Stoichkov avanza mientras Carrasco le mira desde el suelo.

Stoichkov avanza mientras Carrasco le mira desde el suelo. / jorge del águila

La Real Balompédica Linense (Segunda B) cayó derrotada ayer en el partido de inauguración del XXXI Trofeo Ciudad de La Línea ante el Real Club Deportivo Mallorca (Segunda división). Los que entrena Jordi Roger, que sufrieron su primera derrota en seis partidos de pretemporada y pierden la condición de invictos, no pudieron con un conjunto de mayor pegada.

El encuentro de ayer sirvió para que debutase por fin el delantero astigitano Juan Delgado y además para que la escuadra local luciese su nueva indumentaria. La novedosa guayabera albinegra, que lleva la firma de la marca italiana Legea, se llevó a gala en el partido de apertura del trofeo.

A pesar del resultado, la Balompédica de Jordi Roger transmitió buenas sensaciones en un duelo claramente marcado por el regreso a la que ha sido su casa del sanroqueño Stoichkov, solo que ahora con la camisola del conjunto balear.

Stoichkov cuajó una actuación discreta, pero dejó su sello de calidad en varias acciones ofensivas para los rojinegros que llevaron a la afición local a aplaudir a su exjugador.

En la primera mitad se vio a un Real Mallorca que supo controlar los tiempos, sin forzar demasiado se acercó con peligro al marco defendido por Javi Montoya.

En los primeros minutos del partido, una indecisión en una segunda jugada tras un córner propició el primer gol bermellón, obra del lateral zurdo Bonilla. El jugador mallorquinista vio puerta gracias a que el cancerbero balono no pudo llegar a tiempo para atajar el remate. El meta riojano no veía la trayectoria del esférico, que iba ajustado al palo.

La Balompédica trató de aproximarse a campo contrario con peligro. Las bandas, sobre todo con Gato, estuvieron muy activas. El debutante Juan Delgado lo probó en las pocas oportunidades de las que dispuso, aunque ninguna con verdadera ocasión de ver portería.

De los albinegros, gustó el trato que dieron en todo momento al balón, sin precipitación pero sin pausa. La Balona dominó pese a todo la posesión en buena parte del primer tiempo, y lo manejó con buenas intenciones.

En la reanudación el equipo balear amplió distancias muy pronto, por mediación de Valcarce. Un error en la salida de balón terminó con el jugador insular batiendo por bajo a Robador, que no estuvo muy acertado en la acción.

Este segundo tiempo que tuvo un color distinto al del primero. En la Balompédica debutó también el nuevo jugador albinegro David Moreno, quizás la mejor noticia de la noche por su aportación.

Los blanquinegros corrieron con y sin el balón haciendo una labor de desgaste considerable para adquirir ritmo de competición, presionando al adversario para que no estuviera cómodo en ningún momento sobre el césped del Municipal.

El sanroqueño Stoichkov abandonó en solitario el terreno de juego ovacionado con la afición albinegra en pie pasada la hora de partido.

Sana y David Rodríguez, con una gran cabalgada, estuvieron muy cerca de subir el primero en el electrónico para los anfitriones del trofeo. Un segundo periodo que no dio más de sí, que los minutos que Roger brindó a los chavales de la cantera, aunque no pudieron lucirse en un duelo sentenciado desde hacía mucho por el conjunto foráneo. May anotó en la recta final del envite, pero su tanto no subió al marcador por fuera de juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios