fase de ascenso a segunda b. algeciras cf - ud ibiza

El corazón no fue suficiente (2-1)

  • El Algeciras lo pone todo en Can Misses y llega a meter miedo al Ibiza, pero vuelve a caer derrotado y se despide del sueño del ascenso, otra vez en primera ronda

  • La puntilla, cuando más cerca parecía la remontada

Comentarios 2

El Algeciras lo dio todo y más, pero no fue suficiente. El equipo de José Antonio Asián se vació hasta sus límites y no le alcanzó para meterle mano a la UD Ibiza, un rival que llegó a sentir el miedo cuando los albirrojos marcaron el 1-1 en Can Misses y que sin embargo tuvo el saber estar preciso para asestar la puñalada definitiva cuando mejor estaban los del Nuevo Mirador. El sueño del ascenso a Segunda B se volvió a evaporar a las primeras de cambio, como hace un año en Astorga. Las lágrimas de verdadera impotencia de muchos futbolistas, sobre todo de los más curtidos, reflejan el doloroso palo, uno más en el lomo de un algecirismo que a pesar de todo sigue bombeando sangre.

Con las botas puestas. Así cayó derrotado el Algeciras en la isla de Ibiza, donde el tropiezo del partido de ida pesó mucho, muchísimo. Con todo y con esto, los rojiblancos supieron rehacerse al extraño gol que convirtieron los baleares nada más comenzar la segunda mitad. Ramos remató un centro lateral no se sabe bien cómo aunque las malas lenguas dicen que con las manos. Mané empató a renglón seguido en un balón envenenado de Moussa y el duelo y la eliminatoria se abrieron en canal con 40 minutos por delante.

Fue entonces cuando el Algeciras se vio más cerca de la remontada que nunca y cuando el Ibiza sintió el miedo, una sensación palpable a pie de campo, donde los que más rugían eran el puñado de valientes aficionados albirrojos que se pegaron el palizón de viaje. Los riesgos, no obstante, conllevan unos peligros que a veces te pueden costar la salud y en una contra diabólica de Cristian Terán el Ibiza dinamitó las esperanzas de toda una ciudad. San Romero sólo pudo aparecer en el primer disparo a bocajarro de Ramos, pero el cuero le cayó franco al cazagoles Sergio Cirio, el verdugo que también marcó en La Menacha.

La hazaña planeó por Can Misses durante unos minutos, pero la realidad es que el Ibiza se llevó el gato al agua en los dos escenarios. Los de Rufete ganaron los dos envites de una eliminatoria que, todo hay que decirlo, se torció desde el mismo momento en que Amadeo Salvo sacó las dos bolitas en Las Rozas. Ya ese día el respeto se tornó en mala espina, en una especie de velo derrotista que acabó por contagiarse y atenazar a una plantilla que en el instante clave se quedó sin la magia de su jugador más en forma, Albertito. A perro flaco, ya se sabe.

Dicho lo cual, el Algeciras al menos se soltó ayer en Ibiza y jugó mucho más liberado, más fiel a lo que venía siendo durante toda la temporada. Y con un nueve de referencia, Ito.

Los de Asián capearon un primer tiempo que resultó un minipartido dentro del partido. Los albirrojos salieron a jugar con el tiempo ante un Ibiza que pisó el acelerador de salida. El cuadro de casa se acercó varias veces en los primeros 20 minutos con dos bandas muy verticales, Edu Oriol y el exbalono Cristian Terán, el futbolista más desequilibrante de este Ibiza.

Romero y la defensa atajaron el peligro y los algeciristas comenzaron a ganar terreno, siempre con cabeza y con el balón en los pies, aunque el primer aviso real no llegó hasta el 38' con un tiro lejano de Ernesto que hizo estirarse a Álex, casi inédito en el Mirador. Tocaba, buscaba y llegaba con criterio el conjunto de Asián ante un adversario que ya veía con buenos ojos el descanso. Tampoco disgustaba el respiro a los rojiblancos.

El segundo acto se convirtió en otro encuentro cuando un centro un poco al alimón de Terán se saldó con una melé en el área y el balón en la red de Romero. Los albirrojos se desgañitaron reclamando manos de Ramos, pero el colegiado Navarro Paterna, que dudó, concedió el tanto.

Sin margen para mascar el 1-0, el Algeciras atacó por el costado derecho, Moussa metió el cuero en el área y allí apareció Mané de ariete para tocar lo justo y engañar a Álex. Empate y un nuevo partido por delante con casi 40 minutos de juego y sin opción de una prórroga.

El Algeciras se vio capaz de completar la hazaña y Asián quemó las naves con dos extremos de refresco: Ayala y el juvenil Álex Guti. Mucho ojo con este niño porque la madurez que desprende es para dar el salto.

Los algeciristas atacaron y atacaron, amedrentaron al Ibiza un buen tramo, pero los de Rufete tienen dinamita arriba. Terán armó un contragolpe y pasó lo que podía pasar, que llegó el segundo de los baleares. El tanto mató a un Algeciras que no se descompuso pero sí rompió sus líneas ya sin remedio con Moha, el punta del filial, como último recurso.

El último cuarto de hora, con un posible penalti a los visitantes y algún que otro acercamiento a balón parado, fue un cara a cara entre un equipo a pecho descubierto y un Ibiza que pudo hacer el tercero a la contra -Mateu tuvo la más clara- pero tampoco parece tener para más.

Hasta aquí dio la temporada del Algeciras. Ahora toca parar, recuperar el aliento y reflexionar. Toca volver a empezar para tratar de escapar de las garras de la Tercera división. Con corazón pero también con más armas.

Álex HH

Devesa H

Cruz H

Abel H

Verdú H

Liñán H

Terán HHH

(Barragán, 86') s.c.

Muñiz H

Ramos H

(Mateu, 73') H

Cirio HH

Edu Oriol HH

(Gámiz, 69') H

Romero HH

Máiquez H

Pablo H

(Ayala, 67') H

Berlanga H

Siles H

Ernesto H

Moussa HH

Mané HH

Ito H

(Moha, 76') H

Iván H

Tano H

(Guti, 58') H

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios