Deportes

El aliento de un campeón

  • Pablo Ganet, que acaba de levantar un título histórico con el Ittihad Riadi de Tánger, manda "ánimo y fuerza para mi familia algecirista"

  • "Juntos se puede, a por la remontada, Shira", dice

El exalbirrojo Pablo Ganet, en el momento de la entrega de las medallas de campeón de Marruecos. El exalbirrojo Pablo Ganet, en el momento de la entrega de las medallas de campeón de Marruecos.

El exalbirrojo Pablo Ganet, en el momento de la entrega de las medallas de campeón de Marruecos. / e. s.

Acaba de proclamarse flamante campeón de la Primera división de Marruecos con el Ittihad Riadi de Tánger y, en medio de una inmensa alegría, Pablo Ganet tiene un guiño con el Algeciras CF, el club que le catapultó al otro lado del Estrecho a mediados de esta temporada. El centrocampista manda un mensaje de "ánimo y fuerza" al vestuario, "para mi familia algecirista", antes del duelo de vuelta con la UD Ibiza, el que decidirá la suerte de los albirrojos en la fase de ascenso a Segunda B el próximo domingo (12:15).

"Compartí muchas horas y batallas durante los primeros cinco meses de campeonato y sé de lo que sois capaces", afirma Ganet, dirigiéndose a los que todavía considera sus compañeros aunque vista otros colores.

He compartido muchas horas y batallas con ese equipo y sé de lo que son capaces"

El malagueño e internacional por Guinea Ecuatorial vivió en sus carnes hace justo un año el playoff que los albirrojos vieron frustrado en Astorga, en aquella nefasta tanda de penaltis. Ganet fue uno de los que continuó en el proyecto que el Algeciras inició el pasado verano para volver a intentar el salto de categoría, pero en invierno llegó una oferta que no podía rechazar. El jugador se enroló en el Ittihad Riadi, en un club totalmente profesional que apostó por el ecuatoguineano para luchar por el título. "Algo que a primera hora no era el objetivo, pero el equipo empezó a ganar y se puso a tiro", precisa.

Ganet ha contribuido a hacer historia en Tánger con el primer título liguero de su club, un hecho que ha desatado la locura en la ciudad vecina. El Ittihad cantó el alirón el pasado domingo tras el pinchazo del Casablanca, el segundo y anterior campeón.

"Es algo que el club nunca había conseguido y la mayoría de nosotros tampoco", reconoce. "Llevábamos muchas jornadas arriba pero los últimos partidos se nos estaban atragantando con la presión, así que el título es como una liberación de alegría, un éxito que toda la ciudad estaba esperando", explica.

El club norteafricano ha experimentado un crecimiento continuo desde que llegó a Primera: "Hace tres-cuatro años el equipo ascendió y siempre ha estado bien colocado. Esta temporada no se empezó bien, pero conforme pasaron las jornadas y se fueron ganando partidos la gente empezó a creérselo", detalla.

La explosión de júbilo en Tánger "fue una locura" con más de 45.000 espectadores abarrotando el estadio. "Todavía nos queda un partido y ya después haremos una celebración por las calles porque el otro día era imposible salir, estaba todo colapsado", subraya en lo que ha sido "una experiencia espectacular".

El exalgecirista, muy feliz en Tánger, tiene también en el punto de vista sus retos con la selección de Guinea Ecuatorial. "A ver si nos clasificamos para la próxima edición de la Copa África, que yo creo que sí", augura.

Antes de despedirse, Ganet, pendiente desde la distancia, insiste en sumarse a las numerosas voces que insuflan su coraje al equipo de Asián: "Vamos a por la remontada, juntos se puede. Vamos Shira", proclama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios