Algeciras Club de Fútbol

Va por usted míster

  • El fútbol de Algeciras rinde homenaje al carismático Fernando Gallego

  • El exjugador y expreparador albirrojo recibe el cariño de varias generaciones

  • Estepona y San Pedro, sus otros equipos, se suman al reconocimiento

Fernando Gallego, rodeado de los algeciristas presentes en su homenaje

Fernando Gallego, rodeado de los algeciristas presentes en su homenaje

El fútbol, pero muy especialmente su Algeciras CF, a través de su incansable asociación de veteranos, ha rendido homenaje este domingo en el Nuevo Mirador a Fernando Gallego, exfutbolista y extécnico del conjunto albirrojo, formador de muchas generaciones de entrenadores, apasionado del balompié y amigo de sus amigos. Como no podía ser de otra forma, el míster, porque de eso sigue teniendo espíritu aunque ya no se siente en el banquillo, ha estado acompañado por una legión de sus exdiscípulos en los tres equipos que dirigió, el albirrojo, el Estepona y la UD San Pedro.

Rodeado de su familia, custodiado por compañeros de viaje (desde futbolistas a directivos) tan emblemáticos como Gabriel Navarro Baby o Julio Cabello (por nombrar solo a algunos de los que formaban una legión), Fernando Gallego ha recibido este domingo el merecido reconocimiento por toda una vida dedicada al fútbol. No solo de la provincia de Málaga (ésa a la que tanto costaba llegar a diario cuando él se ponía en carretera) sino incluso desde Marruecos han llegado alguno de los que fueron sus alumnos para expresarle una gratitud más que justificada y, en la mayoría de los casos, para entregarle recuerdos que hicieron aparecer las lágrimas en el rostro del veterano preparador.

Como telón de fondo un torneo 3x1 cuyos resultados no dejan de ser una anécdota y que sirvió a unos para recordar tiempos mejores y a otros para aprovechar los intervalos para fundirse en emocionados abrazos que, por avatares de la vida, llevaban tiempo sin darse.

El perfil

Con independencia de su sacrificada tarea como delegado de la Real Federación Andaluza de Fútbol en Algeciras y como formador de entrenadores, una etapa histórica albirroja une la figura de Fernando Gallego al imaginario colectivo algecirista.

Hay que remontarse al verano de 1986. El Algeciras CF da con sus huesos en la Regional Preferente. Arruinado una vez más, no hay quien quiera hacerse cargo del club de El Mirador. Y llega a la presidencia el empresario del barrio de Los Pastores Juan Gandiaga.

El mandatario toma los mandos de una entidad al borde de la desaparición. Y una de sus primeras decisiones resulta clave: sienta en el banquillo algecirista a Fernando Gallego, buen conocedor de la casa y el balompié local pues en su etapa como jugador ya había vestido los colores rojo y blanco.

Gallego arma un equipo con veteranos aún en activo e incipientes canteranos para afrontar la Liga 1986/87 en Preferente. Es el plantel de los Asián, Quico, Cabello, los guardametas Carlos Villa y Rafa, Pepito y Paco Gil, Elorduy... Aquel equipo logró, con orden y seriedad, regresar a Tercera. El público retorna entusiasmado al viejo El Mirador.

En la siguiente temporada, la 87/88, la fórmula del técnico algecireño vuelve a funcionar. Y el bloque logra su segundo ascenso consecutivo. Esta vez, a Segunda B. La Liga 1988/89 ya conllevó su cese, pues el Algeciras CF no se adaptó bien a la categoría de bronce y la acabó perdiendo aunque ya no con él al frente del vestuario albirrojo. Gallego, no obstante, viviría una experiencia más -en esta ocasión de urgencia- al frente del equipo.

Fue en el convulso final de la Liga 1996/97. Divorciados la directiva algecireña encabezada por Bernardo Martín y el entrenador sevillano Federico Martínez Gámez, fueron Fernando Gallego y Antonio Ocaña los que, de sopetón, tuvieron que sentarse en el banquillo albirrojo para afrontar una liguilla de ascenso a Segunda B. Fue una vivencia triste: el Algeciras CF -muy descentrado- sumó un punto de 18 posibles y fue el Motril CF el que dio el salto de categoría. Fernando Gallego ha sido, por tanto, un hombre de la casa. Un apellido histórico.

Su hijo también jugó en el primer equipo y marcó un gol de ascenso frente al Hellín Deportivo en el verano de 1998. Ahora, en la 2021/22, este ha devuelto al juvenil algecirista la División de Honor de esta categoría.

Hombre de claridad expresiva y buena oratoria, el preparador se ha destacado por su profundo conocimiento de este deporte y sus entresijos. Decenas de promociones de entrenadores así pueden atestiguarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios