Algeciras CF

El Algeciras de Sancho, Lackey y Robert

  • El club entra en un nuevo escenario de reparto de poder tras el acuerdo para que el estadounidense se sume al accionariado de la entidad albirroja

  • El burgalés, pendiente de una reunión para concretar el porcentaje de acciones que venderá

Sancho, Lackey Robert, en el Nuevo Mirador el pasado verano.

Sancho, Lackey Robert, en el Nuevo Mirador el pasado verano. / Erasmo Fenoy

Tras el okey de Mac Lackey para convertirse en inversor del Algeciras CF SAD, el algecirismo se hace preguntas: ¿Ahora qué? ¿Cómo va a ser el reparto de acciones? ¿Quién va a tener la última palabra en la sociedad que el norteamericano va a formar con Félix Sancho? Estas y otras cuestiones sobrevuelan un entorno que, sin duda, continúa con su particular proceso de transformación... sin perder de vista que el próximo sábado hay una nueva final por la permanencia en la Primera Federación con la visita al colista Pontevedra (19:00).

El Algeciras como institución se encuentra ante un nuevo escenario nunca antes vivido por la afición. El club ha dejado de ser un club a la vieja usanza para funcionar como una Sociedad Anónima Deportiva, como una empresa que va a pasar de estar gobernada por un propietario único a estar gestionada por tres patas: Félix Sancho, Mac Lackey y, como responsable del día a día, Ramón Robert.

El barcelonés Ramón Robert lleva meses siendo la bisagra entre los dos empresarios que acaban de estrechar una relación que empezaron a cimentar el pasado verano cuando, tras el aterrizaje de Robert como director general, Sancho y Lackey rubricaron una alianza para expandir la marca Algeciras CF, captar apoyos internacionales e impulsar el acuerdo de las academias entre la ciudad y Estados Unidos. Muchas ideas, algunos proyectos ya en marcha y todo un futuro de posibilidades.

Con la implicación de Lackey en el accionariado algecirista se abre una ventana para que la entidad pueda acelerar en ese crecimiento cuya meta no es otra que alcanzar el fútbol profesional. Un objetivo que en el año y medio con Sancho al frente se está viendo condicionado por las urgencias de un club que no para de quitarse lastres de encima, la gran mayoría heredados por los desmanes de las dos últimas décadas.

Por lo pronto, lo primero es que Sancho y Lackey deben concretar qué porcentaje de las acciones se van a traspasar. El burgalés, como ya dijo en su última rueda de prensa, venía madurando esta idea desde hace un tiempo aunque su deseo es mantener el control y la última palabra en la toma de decisiones. De mantener esta postura, Sancho conservará al menos el 51% de las acciones algeciristas.

De ser así, se establecería un nuevo equilibrio de poder, una balanza entre Sancho y Lackey en la que Robert será figura clave ya que el barcelonés cuenta con la máxima confianza de ambos, de dos empresarios que además pasan buena parte del año viajando para atender a sus negocios. La negociación está pendiente de cita, pero el compromiso ya está apalabrado.

Deportivamente, la suerte está echada para esta temporada (lo que ocurra dependerá de Ania y su actual plantilla), pero el Algeciras puede empezar a planificar la siguiente con tiempo y a sabiendas de que posiblemente pueda destinar más recursos al presupuesto puramente futbolístico.

Empresario de éxito

Mac Lackey es un inversor conocido en el continente norteamericano en la esfera del deporte, el ocio y la tecnología. El emprendedor ha sido fundador e impulsor de seis compañías, una de ellas ISL Fútbol, una empresa que comenzó con proyectos de dos catalanes, Alex Isern y Marc Segarra, quienes convencieron a Lackey en Charlotte para lanzar la compañía que acabó por ser la organizadora de las academias del FC Barcelona en suelo estadounidense.

El estadounidense ha sido y es mentor de emprendedores para proyectos deportivos como el de Isern y Segarra, posee intereses en cadenas de televisión deportivas y cuenta con dos empresas tecnológicas en estos momentos. El inversor ha trabajado en su país con medios como CNN, The Wall Street Journal, Fast Company, Business North Carolina, USA Today y The New York Times.

Uno de sus actuales proyectos es Football Coalition, a través del cual conoció a Ramón Robert y trabó amistad y relaciones comerciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios