UB Lebrijana - UD Los Barrios | La crónica

La Unión ya se codea con el playoff

  • Los gualdiverdes se traen un valioso triunfo de Lebrija que le permite entrar sólo por unas horas en puestos de ascenso y seguir al acecho

  • Forján, de falta, y Mario, autores de los goles

  • Gonzalo acaba expulsado y Borrego se lesiona

Los jugadores de la Unión celebran en vestuarios la victoria en Lebrija. Los jugadores de la Unión celebran en vestuarios la victoria en Lebrija.

Los jugadores de la Unión celebran en vestuarios la victoria en Lebrija. / E. S.

La Unión Deportiva Los Barrios se desmelenó en su visita a la Balompédica Lebrijana para seguir acechando muy de cerca los puestos de playoff de ascenso. El triunfo del conjunto gualdiverde por 0-2 en tierras lebrijanas le permitió incluso almorzar como cuarto clasificado, hasta que Betis Deportivo y Algeciras vencieron en sus respectivos encuentros por la tarde. Este resultado supuso el cuarto triunfo consecutivo y la octava victoria en los últimos nueve encuentros de liga. Una auténtica barbaridad.

Los de Rafael Escobar se impusieron a los albicelestes con los tantos de Javi Forján, un auténtico golazo de falta directa, y Mario, que resolvieron el encuentro en menos de diez minutos en la segunda mitad. Paco Borrego se tuvo que retirar a poco para el descanso con una lesión, cuyo alcance se conocerá hoy, y los barreños terminaron jugando la primera parte en inferioridad durante algunos minutos. Con el partido encauzado y un cuarto de hora para el final, Gonzalo vio la cartulina roja al considerar el colegiado que agredió a un adversario.

Cuesta mucho parar a esta Unión. Y tanto que es así. Los barreños volvieron a traerse el Dorado, esta vez en su desplazamiento en jornada intersemanal a Lebrija. Los de la Villa fueron superiores a la Balompédica, casi intratable en casa hasta la visita de los gualdiverdes. El Municipal de Lebrija no era plaza fácil para sacar provecho, pero parece que a esta UD Los Barrios le sale todo. Todo lo que toca lo transforma en positivo.

Los barreños comenzaron apretando mucho en los primeros minutos al equipo de casa, que no daba abasto para tapar huecos. Por aquí y allá aparecían los Alan, Forján y Goma, que ha ganado peso en los últimos partidos. Precisamente el atacante jerezano estuvo muy cerca de abrir la lata en los primeros compases. Un robo de balón en la frontal le permitió colocarse en una posición prometedora para disparar, pero un defensor, providencial, se le echó encima para desviar la trayectoria.

El propio Goma, minutos más tarde, fue arrollado por Juande con tan mala fortuna que acabó sangrando en el brazo. La fea entrada del zaguero local, con el pie a la altura del hombro, podía haberle costado un disguto a los barreños. El trencilla ni siquiera mostró tarjeta amarilla.

Con el paso de los minutos, la Unión dejó de acaparar el juego y replegó filas ante el envalentonamiento de los lebrijanos. En el 25’, un contragolpe de la Lebrijana acabó con Ranchero colgando un centro que atrapó Zamora sin mayores consecuencias. El guardameta jerezano mostró un gran nivel y salvó a los suyos de encajar gol con varias intervenciones muy meritorias, sobre todo en el tramo final de la contienda.

Los barreños sufrieron sin muchas penurias en los últimos minutos del primer tiempo, en los que Zamora se lució con otra gran parada. El exalgecirista Ranchero colocó la pelota en la misma escuadra con un golpeo desde el borde del área, pero el cancerbero gualdiverde sacó una mano espectacular para evitar que los anfitriones se adelantasen.

En la segunda mitad, el encuentro parecía condenado a llevar la misma tónica en los últimos minutos de la primera, pero en el 59’ llegó la falta que cambió por completo el desenlace. Javi Forján cogió la pelota decidido a clavarla, algo que parece que sólo podía hacer él. El delantero gaditano se sacó un disparo seco, potente y colocado a la escuadra, que superó a la barrera. 0-1. Los de Escobar tenían el partido donde querían y apretaron.

Alan avisó y, de seguido, un córner en el que Mario aprovechó para poner el segundo. 0-2 y partido encarrilado. Con lo contundente que se mostró la Unión, la Lebrijana casi que tenía por misión imposible voltear el marcador, pese a que Gonzalo dejase con 10 hombres a los gualdiverdes después de que el trencilla interpretase como agresión un lance del juego. En el 89’, con los locales volcados, Zamora apareció otra vez salvador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios