Udea Algeciras - Rioja CB Clavijo | La crónica (67-74) Udea rompe su idilio en casa

  • Los algecireños, tras cinco victorias seguidas como local, pierden un partido en el que acaban desquiciados con el arbitraje y con dos descalificados

Marcel Robinson pugna con Mario Álvarez en el Udea-Clavijo. Marcel Robinson pugna con Mario Álvarez en el Udea-Clavijo.

Marcel Robinson pugna con Mario Álvarez en el Udea-Clavijo. / Jorge del Águila

Udea Algeciras vio roto su idilio en casa tras perder este sábado ante el Rioja CB Clavijo (67-74) en un partido en el que acabó desquiciado con el arbitraje: Andrew Kelly y Miki Ortega terminaron descalificados en la tromba de técnicas que le llovieron al conjunto de Javi Malla.

Udea cedió en la decimosexta jornada su particular pulso con el cuadro de Logroño, con el que llegaba igualado en la clasificación con un balance de 7-8, en pugna por encaramarse a la zona noble del Grupo Oeste de la LEB Plata. Los algecireños mordieron el polvo en su cancha después de una racha de cinco victorias consecutivas.

Los de Malla, sin el lesionado Rubén Perea, mandaron en el primer cuarto (16-13) de la mano del acierto anotador del tándem Kalinicenko-Miki Ortega. Sin embargo, el CB Clavijo respondió con un segundo cuarto muy potente (23 puntos) para ponerse por delante. Ya caían las primeras técnicas en contra de Udea, pero un par de triples dejaron la desventaja corta antes del descanso (33-36).

Los de la Rioja, con hasta cuatro jugadores en dobles dígitos anotadores, se sustentaron en un juego más equilibrado, con Beau Justice como MVP con 22 de valoración. Los visitantes siguieron por el mismo camino en el tercer periodo, con Udea intentando limar esa diferencia que se movía entre los cinco-seis puntos.

Fue en el último cuarto en el que los algecireños se desquiciaron con el arbitraje. El Clavijo abrió una brecha de diez tantos (50-60) y luego amplió a catorce. Andrew Kelly se llevó la segunda falta técnica y abandonó la pista a falta de seis minutos. Los de Malla, no obstante, no tiraron la toalla y achucharon: a diez a falta de cinco minutos y a seis, a falta de uno. El linense Miki Ortega tuvo un triple para recortar a tres y encender aún más el partido, pero sufrió la segunda técnica y fue descalificado a falta de 57 segundos. Los riojanos supieron cerrar la victoria con la cabeza fría en medio de un ambiente muy caldeado. Udea pierde el basketaverage ante el Clavijo en un hipotético empate final.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios