ULB - CB Cazorla | La crónica La ULB resurge tras un penoso primer tiempo, pero deja escapar el triunfo al final (70-81)

  • Los albinegros, que firman la derrota en la prórroga, pasan a ocupar el farolillo rojo

Lucas Pérez inicia una penetración, rodeado por jugadores del CB Cazorla Lucas Pérez inicia una penetración, rodeado por jugadores del CB Cazorla

Lucas Pérez inicia una penetración, rodeado por jugadores del CB Cazorla / Jorge del Águila

La Unión Linense de Baloncesto, (ULB) que resucitó tras el descanso, dejó escapar la victoria en los compases finales de su duelo ante Cazorla y, a falta de que lo confirmen las matemáticas, renuncia de facto a disputar la final a cuatro de ascenso a la LEB Plata.

Los albinegros, que tuvieron el balón ganador en el último instante del partido después de haber protagonizado una espectacular remontada, pagaron en la prórroga el sobreesfuerzo realizado en la segunda mitad y despiden la jornada como colistas de la fase de clasificación, después de haber sido adelantados precisamente por su último verdugo.

El primer tiempo no fue propio de un equipo que aspira a seguir optando a estar en la final a cuatro. Ni en defensa ni en ataque. La ULB no estuvo en la pista mientras que el rival, que hace oídos sordos a su clasificación, jugaba con pausa e iba alargando las difencias. Los parciales de los dos primeros cuartos lo dicen todo (11-15 y 18-24).

El luminoso de 26-42 en el intermedio invitaba a la parroquia local a renunciar a otra cosa que no fuese ver perder a su equipo. Pero la realidad sobre la pista fue muy diferente.

La ULB recuperó sus señas de identidad, sus jugadores defendieron a un nivel exquisito, dejaron al rival en solo seis puntos, anotaron 28 (es decir, dos más que en toda la primera mitad) y con un cuarto por delante ya habían volteado el marcador (54-48).

El partido se convirtió luego en un cara y cruz y esta vez el baloncesto no premió el generoso esfuerzo de los linenses. A falta de once segundos y con una renta de tres puntos (65-62) Víctor Chernodolia no anotó dos tiros libres que hubiesen sido decisivos.

El visitante Andrés Díaz aprovechó un despiste para encestar un triple y aunque Jakub Kasa lo intentó in extremis, ya no pudo deshacer la igualada que llevaba a la prórroga (65-65).

En el tiempo extra los de casa, que contaban con solo nueve efectivos, no pudieron mantener el ritmo y desde muy pronto se veía que el triunfo se marchaba camino de Jaén (5-16 en el tiempo extra).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios