Fútbol | Crisis del coronavirus Tete Morente: un futbolista metido a chico de los recados

  • El extremo del Málaga permanece en La Línea con sus padres durante la cuarentena

  • El atacante lleva medicamentos y alimentos a sus vecinos de más edad

Tete Morente juguetea con el balón, el día de su presentación como malaguista Tete Morente juguetea con el balón, el día de su presentación como malaguista

Tete Morente juguetea con el balón, el día de su presentación como malaguista / Málaga Hoy

El futbolista linense del Málaga de la Segunda división José Antonio Morente [Tete Morente] no se conforma con pasar el confinamiento obligado por la crisis del Covid-19 (coronavirus) en la casa de sus padres, en La Línea. El banda ofrece su imagen más solidaria, ésa que tanto se le reclama a los de su profesión, y colabora con sus vecinos más ancianos, a los que no duda en acercarles alimentos o medicamentos para facilitar que no se vean obligados a abandonar sus domicilios. Tete, que apenas llegó procedente del Lugo en el mercado de invierno se hizo imprescindible para Sergio Pellicer en las alineaciones del conjunto malacitano, demuestra que es un grande dentro y fuera del terreno de juego.

En una entrevista concedida en Radio Málaga de la Cadena Ser explicó con absoluta normalidad: "Aquí en La Línea hay personas mayores cerca de casa a las que conozco desde hace mucho tiempo y cuando ellos no pueden ir a comprar yo voy abajo, que tengo aquí un supermercado, o a la farmacia, compro y se lo llevo a casa”.

“En La Línea gracias a Dios hay muy pocos casos, así que bastante bien”, explicó.

El equipo está siendo muy solidario desde que pasó esto. Todo el equipo está arrimando el hombro para hacer donaciones de material. Lo hablamos todos y compramos un poco de material. Hicimos una colecta para ayudar", recuerda en referencia a la plantilla del Málaga CF

Un tema recurrente en estos momentos de incertidumbre es si los jugadores deben recortarse el sueldo. "La AFE habla con Adrián, nuestro capitán, y él nos comenta. El equipo está a disposición de lo que necesite el club. Si el club necesita que nos bajemos el sueldo, estamos dispuestos para ayudar”.

“El capitán, Adrián nos llamó hace dos o tres días a todo el equipo y nos dijo que estuviéramos tranquilos porque, por ahora, no tenían intención de hacernos un ERTE porque si se reanuda la Liga no nos van a hacer un ERTE", decía el jugador linense, pese a ser uno de los que tiene el sueldo más bajo de la plantilla.

Sobre su actividad en el día a día, Morente asegura “Cada dos o tres días nos llama el míster y nos pregunta cómo estamos y si estamos haciendo los ejercicios. De vez en cuando hablamos todo el equipo y casa semana nos mandan ejercicios nuevos. Estamos pendientes de si empieza la Liga o no", dice el extremo.

"Jugar cada 48 horas es una locura, el cuerpo necesita recuperarse"

Preguntado sobre si las competiciones deben volver a no, responde: “Siempre que no estemos en peligro, claro que me gustaría acabarla. Si hay peligro de contagiarnos pues obviamente no queremos. Tendrían que llegar a un acuerdo entre los organismos".

"También he leído que quieren que juguemos cada 48 horas. Al final se ha arreglado en 72 horas. Jugar a 48 horas es un poco locura porque no nos da tiempo a descansar entre un partido y otro. Es lo mejor para nosotros. Si cada dos días tienes que competir no te deja tiempo a recuperarte. El cuerpo necesita descanso" puntualiza.

"Una pena que llegas y que tan pronto seas titular, lo hagas bien, con ritmo de competición y que ahora te lo quiten es un poco putada. Hay que seguir entrenando para cuando volvamos estar lo mejor posible", decía el futbolista de La Línea sobre su aterrizaje en La Rosaleda.

"Apreté para venir al Málaga y pude salir. Iba a firmar en otro sitio, pero me llamó al día siguiente mi representante y me dijo que el Málaga se había puesto en contacto. Y yo siempre he admirado al Málaga. Le dije que no había problemas. Sabía de la situación económica y que no podrían pagarme más del mínimo. No miré el tema del dinero sino el proyecto para el futuro”, abunda.

"Ha sido un cambio brutal. Lo de la afición es una pasada. Cómo animan. Siempre están para darte un subidón. Es increíble. El último partido que jugamos, contra el Zaragoza, estábamos entre los primeros de más espectadores de toda España. Mis amigos me lo dicen, que el Málaga es un equipo de Primera".

"Cuando marqué el primer gol se me pusieron los vellos de punta de ver cómo sonó eso. Había marcado algún gol que otro. En Tarragona eran cinco mil personas. O en Lugo. Pero aquí fue una pasada. Yo vengo aquí para intentar seguir", cerraba el atacante linense.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios