REAL BALOMPÉDICA LINENSEJulio Cobos. Entrenador del Villanovense

"Sigo convencido de que yo también hubiese salvado a la Balona"

  • El técnico extremeño regresa a la que fue su casa sin hacer un solo reproche, pero con una defensa de su gestión mientras dirigió a los linenses

"Sigo convencido de que yo también hubiese salvado a la Balona" "Sigo convencido de que yo también hubiese salvado a la Balona"

"Sigo convencido de que yo también hubiese salvado a la Balona" / Julio Cobos, en

Julio Cobos ha vuelto al tajo, que es donde debe estar. El único entrenador destituido por Raffaele Pandalone desde su llegada a la presencia de la Real Balompédica se estrena mañana con el Villanovense -con su Villanovense- precisamente en el Municipal de La Línea y ante la Balona. El técnico extremeño sigue convencido de que si no hubiese sido relevado de su cargo a tres jornadas del final en beneficio de Pedro Sánchez de la Nieta, el equipo de La Línea también habría festejado la permanencia la temporada pasada. En su línea de no lanzar mensajes estridentes, Cobos defiende la gestión del vestuario que llevó a cabo y se muestra convencido de que será objeto de un buen recibimiento por parte de la afición de una Balona que, recalca, "forma parte" de su vida.

-No deja de ser curioso que vuelva usted a los banquillos precisamente en el mismo estadio en el que dirigió hace algo de menos de seis meses su último partido, entonces como técnico de la Balona.

Nos enfrentamos a un buen equipo, que si todo rueda como esperan va a pelear por estar en la zona alta"La Balona forma parte de mi vida, disfruté del equipo y de la ciudad, pero ahora quiero ganar allí"

-El fútbol tiene estas casualidades. Por un lado porque he firmado por un equipo en el que ya estuve y en el que viví cosas muy importantes y curiosamente mi debut, que se pudo producir en cualquier momento porque no estamos hablando de la primera jornada, se va a dar ante mi exequipo. Reconozco que me hubiese gustado enfrentarme a la Balona en otras circunstancias, estando mejor clasificado y con menos urgencias, para igual haber podido disfrutar un poco más el partido, pero las cosas vienen como vienen y ahora lo que pienso es en que mi equipo haga el mejor partido posible.

-Pues desde el lunes hay un convencimiento en la Balona y en su entorno de que el Villanovense ya lo podría haber dejado para otro momento, porque con Julio Cobos en el banquillo va a ser un rival más difícil para los de Jordi Roger.

-Pues se agradece. Yo voy a tratar sobre todo de incidir en el apartado anímico, que es donde creo que hay que trabajar más. Es necesario que los chavales se den cuenta de que son buenos jugadores y de que en fútbol a veces se dan estas malas rachas de resultados por un sinfín de detalles, pero que está a su alcance cambiar la situación. Lo que es evidente es que tenemos una urgencia grande de puntos y que trataremos de hacer el mejor partido posible para traernos algo de allí.

-¿Desde el otro bando también se ve un partido difícil?

-Por supuesto. Nos enfrentamos a una Balona que ha hecho un muy buen equipo y si todo rueda como ellos esperan van a estar luchando posiblemente por estar en la zona alta.

-Es verdad que su mensaje en torno al equipo de La Línea es el que todo el mundo tiene en la cabeza, pero de los últimos nueve puntos ha sumado dos. Es evidente que no tiene el nivel de angustia que el Villanovense, pero la Balona también anda con necesidades y usted que conoce bien su entorno tratará de jugar con eso.

-Bueno hombre, necesidad lo que se dice necesidad… a lo mejor con ese comienzo tan bueno que tuvo esperaban tener más puntos de los que tienen ahora en el casillero, pero siguen muy cerca de arriba. Tal y como está el grupo ganas un partido y ya estás otra vez ahí. Yo creo que hay una enorme igualdad. Hay algún equipo que por nombres tienen auténticos equipazos, como sucede con el Cartagena o el Murcia, pero los ves de jugar y no están poniendo de manifiesto esa diferencia. La Balona tiene un muy buen equipo, pero el Sanluqueño, por ejemplo, también se ha reforzado muy bien y el filial del Sevilla está pagando la novatada, pero va a dar muchos dolores de cabeza, porque los jugadores atesoran mucha calidad, por hablar de los dos últimos rivales de la Balona. Yo creo que este año hay más igualdad que nunca.

-Preguntarle a Julio Cobos por la Balona sería casi un insulto, pero de lo que no tuvo a sus órdenes, ¿qué le llama más la atención?

-Tiene dos jugadores por puesto, a cual mejor. Abel Moreno, por poner un ejemplo, me parece un futbolista fantástico, Abel Suárez tiene muchísima calidad… Creo que se ha reforzado muy bien y además ya tenía a Sana, a Ismael Chico, que siempre garantiza un nivel muy alto. Ha firmado dos buenos centrales como Kibamba y Carrasco, un buen lateral izquierdo… Ya tenía muy buenos jugadores y se ha reforzado muy bien. Y además hay mucha competencia en esa plantilla.

-Por meterle en un jardín. Como conocedor de la casa ¿qué valoración hace de todo lo que le ha sucedido a la Balona con los porteros?

-[Se lo piensa] Vamos a ver, son circunstancias que no suelen darse, pero que a veces se producen y te complican la vida. En el Villanovense. como la mayoría de los equipos de Segunda B, tenemos dos porteros y un juvenil. El bueno de José Luis Montes defendía a capa y espada que los equipos que no tenían filial estaban obligados a tener tres porteros en su plantilla y a mí eso se me quedó clavado. Pero a veces por querer aprovechar al máximo las fichas… solo se valora como una equivocación cuando te pasa y es muy raro que se dé. A nosotros nos pudo suceder la temporada pasada, porque cuando se lesionó Montoya jugó Alberto y tuvo que venir con nosotros el juvenil, Víctor. Si le hubiese sucedido algo a Alberto, pues hubiese tenido que jugar un juvenil, como ahora. A eso a principios de temporada se le puede poner remedio, ahora es muy complicado.

-La última vez que usted y yo hablamos, el 23 de abril en la puerta del estadio, dijo convencido cuando se marchaba "yo esto lo hubiera salvado". ¿Sigue pensando lo mismo?

-Totalmente. Lo dije porque estaba convencido. Yo estaba seguro de que nosotros no podíamos descender, ni mucho menos. Pero claro, no se podrá demostrar jamás.

-Hay quien dice que fue usted excesivamente generoso con el vestuario…

-… después de irme se insinuó que había mal ambiente entre los jugadores y yo eso jamás lo vi.

-Más que mal ambiente, lo que se decía es que le habían ganado la partida, que la caseta se le había escapado de las manos.

-No lo creo, sinceramente. No sé en qué sentido lo decían, porque la mayoría de los jugadores estaban conmigo. Ya se sabe que a toro pasado se dicen muchas cosas, pero creo que la plantilla estaba conmigo. Como en todos los equipos ese no sería el caso del que no jugaba o jugaba poco.

-Mario Abenza se quejó en este periódico de no haber tenido las oportunidades que merecía, de haber sido discriminado con respecto a Elías.

-Yo soy muy claro y si alguien dice que se siente engañado, miente. Si te quieres marchar, yo te abro la puerta. Otra cosa es que después los clubes, el que te quería [en referencia al Real Murcia] y el de procedencia [Almería] no llegasen a un acuerdo, no la Balona. Yo no engañé a nadie, el que quiera, que se engañe él solo. Y lo otro, yo firmo a Elías en enero para que juegue, se lo pido yo al club porque creo en sus posibilidades. A raíz de eso hay quien sabe que no a va disfrutar de minutos y además yo se lo digo, pero en ese momento, cuando llega Elías, no al final de la temporada como tratan de hacer ver. Podrá gustarle o no, pero es lógico que si yo traigo a un jugador de mi confianza sea para contar con él.

-Y si no había problema en la caseta, ¿qué pudo pasar en la segunda vuelta para enlazar diez jornadas sin vencer?

-Nos caímos. En parte a lo mejor en el apartado físico. Hubo un momento clave que era cuando estábamos ahí para alejarnos de todo peligro en el que los empates con el Melilla y El Ejido después de ir 2-0 nos hicieron mucho daño; las lesiones de Stoichkov y Wilson Cuero nos trastocaron…

-Y después de todo aquello y de su salida traumática, ¿le ha dado tiempo a preguntarse cómo le va a recibir la afición de La Línea?

-Yo creo que bien, sinceramente. De hecho en estos días mucha gente de allí me ha felicitado porque vuelvo a entrenar. Es evidente que no a todo el mundo le puedes caer bien, pero yo estuve un año y medio en La Línea y disfruté muchísimo del equipo y de la ciudad.

-En esa conversación a las puertas del estadio que antes mencionaba, usted dijo, literalmente, que se iba "un balono más"… pues le va a tener que intentar ganar a su equipo.

-Y sigo diciendo lo mismo. Lo que pasa es que ahora soy entrenador de otro equipo y tengo que defender sus intereses y quiero ganar. Pero que quede claro que soy agradecido y la Balona forma parte de mi vida y eso ni quiero ni puedo esconderlo. Pero todos los que estamos en el fútbol entendemos que también soy profesional y vaya con el equipo que vaya cuando llegue a La Línea siempre trataré de ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios