Club Deportivo San Roque El Manolo Mesa de San Roque, clausurado un partido por incidentes del público

  • El Comité inhabilita nueve jornadas al delegado rojillo, Fran Pérez

  • El técnico, Mariano Marcos, sancionado con cinco

El entrenador del San Roque, Mariano Marcos, protesta al colegiado Óscar Muñoz García El entrenador del San Roque, Mariano Marcos, protesta al colegiado Óscar Muñoz García

El entrenador del San Roque, Mariano Marcos, protesta al colegiado Óscar Muñoz García / Rafael Cerpa

El Comité de Competición de la Federación Andaluza de Fútbol ha decretado la clausura del Manolo Mesa por un partido “por incidentes de público de carácter grave” que se produjeron durante el encuentro del grupo I de la División de Honor Andaluza que el pasado domingo enfrentó a los rojillos con el Pozoblanco y que finalizó con triunfo local por 1-0. Además impone un castigo de nueve partidos de inhabilitación al delegado, Fran Pérez, de cinco al entrenador, Mariano Marcos y de dos al auxiliar de éste, Fernando Jesús Moreno.

El árbitro, Óscar Muñoz García reflejó en el acta incidentes del público a la finalización de la contienda lo que ha llevado al Comité a clausurar el Manolo Mesa, por lo que el equipo rojillo no podrá jugar en esas instalaciones su duelo del próximo día 17 con el Atlético Algabeño.

Además sanciona con nueve partidos de suspensión al delegado Francisco Manuel Pérez: dos por menospreciar al árbitro, uno por no permanecer en el vestuario, dos por menospreciar al asistente desde la grada “más 5 partidos de suspensión y multa accesoria por ofender al árbitro fuera del fragor del espectáculo deportivo por escrito y con publicidad con expresiones que sean tenidas en el concepto público por injuriosas, advirtiendo al club que la misma computa como primera ocasión a los efectos del artículo 75 del Código de Justicia Deportiva de la RFAF”.

Con cinco jornadas es inhabilitado el técnico, Mariano Marcos (dos por menospreciar al árbitro, otros tantos por volver a hacerlo una vez expulsado y un quinto por no permenecer en el vestuario) y con dos su auxliar, Francisco Jesús Moreno “por menospreciar notoriamente al árbitro”.

Con independencia de estos castigos son sancionados con un partido el guardameta Borja Valadés y Adrián Cortes.

El Comité añade a sus resoluciones: “Visto el escrito de alegaciones remitido por el Club Deportivo San Roque en el que solicita que se realice un careo de árbitro y árbitro asistente con miembros de su club, del partido disputado contra el C.D. Pozoblanco, y considerar que todo lo expuesto en el acta arbitral no se corresponde con la realidad de lo sucedido en dicho partido, éste Comité de Competición acuerda: desestimar la práctica de la pruebas testificales propuestas al no considerarse pertinentes desde el punto de vista de la resolución de las infracciones, por no aportar ningún elemento nuevo a lo contenido en el acta arbitral”, que goza del criterio de veracidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios