Fútbol

Rubiales tiende la mano al fútbol del Campo de Gibraltar

  • El presidente de la Federación Española escucha las necesidades de los clubes de la comarca

  • Algeciras y Balona, como exponentes de la Segunda B, piden apoyo para una zona singular

  • El fútbol base demanda ayudas y acabar con los campos de tierra

Moya, Lozano, Pandalone, Galán, Rubiales y Andión. Moya, Lozano, Pandalone, Galán, Rubiales y Andión.

Moya, Lozano, Pandalone, Galán, Rubiales y Andión. / Erasmo Fenoy

Luis Rubiales, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, se acercó este martes al Campo de Gibraltar para escuchar las necesidades de los clubes de la comarca. El mandatario mantuvo la reunión en el salón de actos del edificio de la Mancomunidad, en Guadacorte (Los Barrios), donde estuvo acompañado por Pablo Lozano, el presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol, y por Antonio Bernal, el dirigente de la Gaditana. Rubiales aprovechó su visita de este miércoles a la Federación de Ceuta para tender la mano a una de las zonas más abandonadas de España en muchos ámbitos sociales con un gesto que marca ya la campaña que se avecina con quien será su rival, el campeón del Mundo Iker Casillas.

Real Balompédica Linense y Algeciras Club de Fútbol, ambos de Segunda B como máximos exponentes de la comarca, y Unión Deportiva Los Barrios (Tercera división) encabezaron con sus respectivos presidentes una reunión que contó con la presencia de la gran mayoría de entidades del fútbol campogibraltareño, también de San Roque, Castellar, Tesorillo, Tarifa... Tampoco faltaron caras reconocidas del fútbol base y el fútbol sala, y de personas de amplia experiencia como Fernando Gallego.

Rubiales llegó puntual a la Mancomunidad, saludó a los presentes, charló un rato con algunos de ellos y desechó hacer declaraciones a los medios de comunicación. "Es una reunión privada", espetó con una sonrisa. Sin embargo, la cita resultó de puertas abiertas para todos los que tuviesen interés por saber de las necesidades y propuestas de la comarca. Es decir, que quien quisiera iba a tener testimonio directo del presidente de la Española.

El presidente no atiende a los medios pero la reunión en la Mancomunidad es de puertas abiertas

Pablo Lozano, el máximo responsable del fútbol andaluz, tomó la palabra de inicio y habló de "la apuesta" de la Española y la Andaluza "por la Segunda B y la Tercera" y por los más modestos. El de Pozoblanco dijo que el interés mutuo de ambas federaciones es que la comarca "transmita el sentir y las necesidades" no solo esta cita, también en próximas. Rubiales cogió el testigo: "No traigo discurso preparado", comenzó. "Estoy aquí para hablar y para escuchar propuestas, inquietudes, para ver cómo mejorar, aceptando críticas", afirmó el presidente de la RFEF, que en ningún momento rechazó preguntas en el cara a cara.

Rubiales habló de "la evolución histórica" que entiende ha vivido el fútbol modesto desde su llegada y del Programa Impulso 23, del que aseguró que los pagos llegarán a tiempo este mes de febrero. "Nunca falto a mi palabra y esta vez tampoco", sentenció. El de Motril destacó la labora del fútbol humilde, "el más importante, el que contacta con el pueblo, yo vengo de ese fútbol", remarcó antes de enorgullecerse del "éxito" de la nueva Copa del Rey. "Ver campos de Tercera y Segunda B llenos, con gente disfrutando... Creo que hemos revitalizado la Copa y estas categorías la han hecho suya".

Rubiales también tuvo palabras concretas para la comarca y su "situación especial". "Mi abuelo jugó en Algeciras y tengo familia aquí. De hecho cuando mis tías se enteren de que he estado y no he hecho visita, que no me regañen y que sepan que tuvimos que irnos directamente a Ceuta", bromeó. "Esta tierra es especial".

"Mi abuelo jugó en Algeciras y tengo familia aquí. Esta tierra es especial"

En el turno de preguntas abierto a todos los presentes hubo felicitaciones, críticas, algunas propuestas y en especial demandas para el fútbol base, que mueve a centenares de niños en la comarca. Nicolás Andión, el presidente del Algeciras CF, abrió el fuego reclamando "un plus" para la zona por su singularidad. También tuvo una interesante intervención el máximo dirigente de la Balona, el romano Raffaele Pandalone, que subrayó la importancia "del límite salarial" en Segunda B para hacer una competición "más justa".

Tesorillo y Castellar sacaron un asunto de relevancia como los tránsfer con las federaciones extranjeras y, sobre todo, con la de Gibraltar, con un tránsito elevado de futbolistas a un lado y otro de la Verja. La base de Algeciras se mostró crítica con los gastos que conllevan el día a día de un club humilde de cantera. Salió el habitual tema de los balones, de las ayudas, las subvenciones... y los campos de tierra que todavía abundan en el Campo de Gibraltar. Hasta siete hay en Algeciras, donde el Ayuntamiento pretenden llevar el césped sintético en tres más el próximo año.

Luis Medina Cantalejo, exárbitro de Primera y asesor en esta materia de Rubiales, contestó a las cuestiones sobre arbitraje. El reconocido trencilla de Tomares avanzó nuevas medidas para acabar con cualquier signo de violencia dentro de un campo de fútbol hacia jugadores, árbitros o aficionados. Medina pidió la colaboración de todos los implicados y explicó que habrá una normativa que parará un partido si alguien no se comporta dentro de las normas de respeto y deportividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios